+

“Oyendo ellos estas cosas, prosiguió Jesús y dijo una parábola, por cuanto estaba cerca de Jerusalén
y ellos pensaban que el reino de Dios se manifestaría inmediatamente… “Pues yo os digo que
a todo el que tiene, se le dará; pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará”
Lucas 19, 11, 26


…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+

+

+

+

“Cuando del cautiverio traiga a Israel de regreso
a casa y cuando restablezca su bienestar,
Jerusalém será reedificada sobre sus ruinas
y el palacio reconstruido como antes.
Habrá alegría y canciones de acción de gracias,
y multiplicaré a mi pueblo, no lo reduciré”
Jeremías 30:18-19

+

+

++

-> La ampliación de Sión en la era mesiánica


Repasemos -tomando como referencia los nombres de hoy pero situándonos en el mundo venidero/athid lavo- los lugares en donde habrá  Pueblo Santo de Dios en la gloriosa Sión venidera. Es decir, cuales serán las moradas del remanente/JEZREEL compuesto por un resto santo de la casa de Israel desterrada entre todas las naciones -hoy llamados cristianos- y un resto santo de la casa de Judá unidos en el inaugural “día de Jezreel” (Oseas 1, 10-11). Estos son los dos grupos componentes de la Nación de Israel venidera y ambos reciben el nombre de “israelitas” en los versículos que aquí citamos.  Recordemos estas palabras: “Habrá alegría y canciones de acción de gracias, y multiplicaré a mi pueblo, no lo reduciré”, “No disminuirán, pues yo haré que aumenten” y tengamos en cuenta que se refieren a cosas que vendrán luego del día de la Ira y de las bodas celestiales del Cordero. Y luego de la gloriosa restauración del planeta.

+

En Jeremías 31:5 se dice que habrá israelitas de retorno en Samaria -la hoy llamada “Cisjordania”-:


“De nuevo plantarás viñas
en los montes de Samaria;
los plantadores las plantarán
y las disfrutarán”.


Y también lo dice Jeremías 50:19:


“Y volveré a traer a Israel a su morada,
y pacerá en el Carmelo y en Basán;
y en el monte de Efraín
y en Galaad se saciará su alma”.

+

Y lo dice Jeremías 30:19:

+
“De ellos saldrán cantos de gratitud
y risas de alegría.
No disminuirán,
pues yo haré que aumenten”
+

El “monte de Efraín” es Samaria. “Basán y Galaad” son parte de la Jordania de hoy. Y también Siria será poblada por israelitas. Leamos Isaías 17:3:


“Cesará la fortificación de Efraín
y lo que quede de Siria
será como la gloria de los hijos de Israel,
dice YaHWéH de los ejércitos”.

+

Y también Zacarías 9:1-2:


“Las ciudades de Siria pertenecen al Señor,
lo mismo que todas las tribus de Israel.
También le pertenecen Hamat…
y Tiro y Sidón con toda su cultura”.


“Hamat” es una ciudad que pertenece hoy a Siria situada al norte del Líbano. Y “Tiro y Sidon” son ciudades costeras milenarias capitales de la antigua Fenicia pertenecientes hoy al Líbano.  En realidad todo el Líbano pertenecerá a la Gran Nación israelita venidera:


“la gloria del Líbano le será dada,
la hermosura del Carmelo y de Sarón.
Ellos verán la gloria de YaHWéH,
el esplendor del Dios nuestro”.
Isaías 35:2


Y también:


Los haré volver de la tierra de Egipto,
y de Asiria los recogeré;
los traeré a la tierra de Galaad y del Líbano,
hasta que no haya sitio para ellos.
Zacarías 10:10


Y así, con fronteras mucho mas amplias, israelitas de Israel(Efraín) y de Judá -las dos familias del pueblo de YaHWéH como decimos al principio- congregados de todas las naciones volverán a su tierra. Y las naciones todas conocerán el Dios/Elohim de Israel:


“Y sabrán que yo soy YaHWéH su Dios,
cuando después de haberlos llevado
al cautiverio entre las naciones,
los reúna sobre su tierra,
sin dejar allí a ninguno de ellos.
Ezequiel 39:28

+

+

-> Sin oposición de las naciones

+


Repasemos más, dice Jeremías 14:1:


“Sí, el Señor…hará que los israelitas
vuelvan a establecerse en su tierra.
los extranjeros se acercarán a ellos,
se unirán al pueblo de Jacob”.


Es decir que “los extranjeros se acercarán a ellos” -a los israelitas del mundo venidero/athid lavo- lo que esta confirmado, por ejemplo, en Isaías 11:10:


“Acontecerá en aquel tiempo que la raíz de Isaí,
la cual estará puesta por pendón a los pueblos,
será buscada por las gentes;
y su habitación será gloriosa”.

+

Y también en Isaías 49:22 :


“He aquí, yo tenderé mi mano a las naciones
y a los pueblos levantaré mi bandera;
traerán en brazos a tus hijos
y tus hijas serán traídas en hombros”.


Y en el Salmo 47:9:


“Los príncipes de los pueblos se reunieron
como pueblo del Dios de Abraham”.


Y así muchos otras citas nos hablan del acuerdo e identificación de propósitos entre la Gran Nación Israelita del mundo venidero/athid lavo y “las naciones que hubieran sido salvas” (Ap 21:24) -nota 1-.  Vimos en las primeras citas de este estudio que para la palabra profética parece haber una continuidad entre las regiones que hoy conocemos de las tierras bíblicas y los venideros -ya que se les menciona con los mismos nombres-, pero estos últimos serán transmutados por el advenimiento de Su Gloria y en esas regiones de la Sión glorificada y ampliada que esperamos tendrán cumplimiento las promesas mesiánicas en las que participaremos los cristianos como descendencia santa de Israel o remanente de Israel.

+

Estas son las moradas gloriosas del ISRAEL DE DIOS/ JEZREEL, herencia anhelada y fruto de la solemne Promesa hecha a Abran/Abraham y su descendencia por YaHWéH.

+

+

-> “Venid subamos al monte de Sión al templo del Dios de Jacob”.

+


A la vista de estas cosas elevemos nuestros ojos espirituales a los días venturosos en que reinará “YaHWéH Justicia Nuestra”. Dice Isaías 2:2-3:


“En los últimos tiempos quedará afirmado
el monte donde se halla el templo del Señor.
Será el monte más alto;
más alto que cualquier otro monte.


“Todas las naciones vendrán a él;
pueblos numerosos llegarán, diciendo:
“Venid, subamos al monte del Señor,
al templo del Dios de Jacob”,


En aquel día entonces las naciones acudirán gozosas a Sión, cuya geografía estará transformada exaltando el lugar de la nueva Jerusalem, y habrá paz y justicia entre todas las naciones:


“El Señor juzgará entre las naciones
y decidirá los pleitos de pueblos numerosos.
Ellos convertirán sus espadas en arados
y sus lanzas en hoces.


Ningún pueblo volverá a tomar
las armas contra otro
ni a recibir instrucción
para la guerra”.
(Isaías 2:4)

+

^^^

+

nota 1) en otros estudios hemos confesado que no tenemos discernimiento claro de que significa exactamente la expresión “naciones salvas”, es decir, cuales fueron los  méritos mediante los cuales fueron “salvas”. Pero apuntamos que esa expresión existe en la Biblia en el versículo indicado –Ap 21:24- si bien en referencia a una etapa posterior al Reino venidero.  De todos modos la palabra profética afirma inequívocamente que habrá muchas naciones sujetas al REINO DE ISRAEL venidero de alcance mundial. Y que de una Sión ampliada a los limites que en otros estudios indicamos, cuya capital sera una gloriosa nueva Jerusalem en donde estará el Templo desde donde reinará “YaHWéH Justicia Nuestra”, emanara la ley para todas ellas (Isaías 51:4).  Y es obligado suponer que estas naciones llegaron allí incluidas por el Guía de la historia según un misterio del que todavía no encontramos formulación explícita.

+

+

+

+

“Cuando del cautiverio traiga a Israel de regreso a casa y cuando restablezca
su bienestar, Jerusalén será reedificada sobre sus ruinas y el palacio
reconstruido como antes. Habrá alegría y canciones de acción de gracias,
y multiplicaré a mi pueblo, no lo reduciré”
Jeremias 30:18-19