“Por lo tanto, ¡alégrense, oh cielos!
¡Y alégrense, ustedes, los que viven en los cielos
Pero el terror vendrá sobre la tierra y el mar…“
Apocalípsis 12, 12

ir a página principal

…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+

+


+

+

-> la huella de los oráculos de Jacob y Moisés en la historia de las naciones.

+
*

Si queremos visualizar a los EE.UU. e Inglaterra en la profecía bíblica tenemos que leer los oráculos (las profecías al borde de la muerte) del patriarca Jacob y de Moisés sobre José, según figuran en Génesis 49:22-26 y Deuteronomio 33:13-17. En estos oráculos se bendice con tal prosperidad a la prole de José, a través de sus hijos Efraín y Manases, que sería imposible que no se pudiera detectar de algún modo, y mas allá de toda duda, su huella en la trama de la historia. Y es que naciones tan inusitadamente prósperas no pueden pasar desapercibidas. Entonces basta con identificar a la nación mas prospera de la historia, a aquella que excede con creces la normalidad, para descubrir adonde fue Efraín (que quiere decir “muy fructífero”) en su destierro. Y sin duda Inglaterra primero y EE.UU. después. son sin parangón las naciones mas influyentes y prósperas del siglo XIX y XX. Y EE.UU. aun continúa siendolo hoy.

+

La prole de Efraín y Manases fue la parte sustancial del colectivo de las “diez tribus” desterradas del norteño reino de Israel debido a su apostasía, a su abandono al Dios/Elohim de ISRAEL.  Es más, Efraín fue el líder  de ese colectivo y el  nombre por el cual se identifica a las “diez tribus” desterradas en la profecía.  Y sabemos que en el  cautiverio asirio – a partir del año 722 A.C. – los desterrados “hijos de Israel(Efraín)” eran conocidos con el nombre de: “hijos de Omri”. De modo que las “diez tribus” son los “hijos de Omri”.

+

Y los “hijo de Omri” se movieron, luego de la desaparición del Imperio Asirio, hacia las extensas planicies transcaucásicas y del centro de Asia. Y allí se transformaron en una multitud “que no se puede contar” (al decir de Josefo) caracterizada por su extrema belicosidad. Esta multitud se fue moviendo hacia oriente y occidente con el pasar de los siglos.

+

Hacia occidente se movieron en sucesivas oleadas (las dos mas importantes son las que se produjeron en el siglo V A.C. que conocemos como celtas/galos y las que se produjeron en el siglo II D.C. que conocemos como godos/germanos) y ocuparon los  territorios al norte del Danubio -la hoy Europa central – y  luego siguieron su deriva occidental- como empujados por  un destino ya trazado – alcanzando la costa atlántica del actual continente europeo (Armórica) y luego las islas al norte (Bretania).

++

La denominación de “hijos de Omri” decantó en la mas conocida de “cimerios”. Y este es el nombre de los pueblos que los romanos llamaron “galos” y los griegos “celtas”.

+

Fue en las hoy Islas Británicas e Irlanda (Eire) en donde los “celtas” -pueblos multietnicos liderados por las llamadas “diez tribus perdidas” que vimos que en la profecía recibieron el nombre de “Efraín”-  tuvieron su refugio mas prolongado y característico. En esas islas  podemos discernir que a lo largo de los siglos se radico gran parte la prole de los hijos de Jose  y una representación de cada una de las “diez tribus”.  Pero hay que incluir en la dinámica “geografía celta” a Galicia y su balcón sobre el Cantábrico estrechamente unida con la “Armórica” francesa, formando un solo espacio cultural con las islas al norte -Bretania e Irlanda (Eire)-. Esta continuidad cultural desde las islas del norte hasta Galicia  produjo rutas de tránsito marítimo y comercial que unieron a este mundo con Egipto y las tierras bíblicas desde tiempos milenarios.

+

Y de las Islas Británicas procedió la colonización de América del Norte, en tanto que de la península ibérica procedió la colonización de América del Sur culminando la migración de los “hijos de Israel”/”casa de Israel” (Efraín)  hacia el extremo oeste. Y sabemos por las profecías de Isaías y Jeremías que estos extensos territorios que hoy llamamos “América” -el extremo oeste mirado desde la latitud de Israel- iba a ser ocupado por un pueblo atento a los acontecimientos en tierras bíblicas en los últimos días:

+

“Las costas vieron, y tuvieron temor;
los confines de la tierra se espantaron;
se congregaron, y vinieron”
Isaías 41:5

+

“Ciertamente a mí esperarán los de la costa…
para traer tus hijos de lejos,
su plata y su oro con ellos,
al nombre de YaHWéH tu Dios,
y al Santo de Israel,
que te ha glorificado”
Isaías 60:99

+

“De lo postrero de la tierra oímos cánticos:
Gloria al justo”.
Isaías 24:1

+

En todos estos  versículos hay o bien un anuncio a tierras lejanas –”costas”, “islas”, “extremidades de la tierra”, “postrero de la tierra”– o bien una referencia a que en ellas hay gente muy atenta a lo que sucede en la tierra de Israel. Y este es el “Israel de lejos” (Dan 9:7), esto es, los descendientes de los “hijos de Israel”/”casa de Israel” (Efraín) que migraron a “los cuatro vientos” de la tierra a los que se les manda mensaje ¿cual mensaje?: el evangelio.

+

+

-> los oráculos de Jacob y Moisés sobre los “hijos de José”

++

Leamos entonces las profecías de Jacob y Moisés sobre “Jose” y su descendencia, Efraín y Manasés dos de las de las “diez tribus perdidas” de Israel, cuyo cumplimiento tiene que verse en estos últimos días que es donde madura la profecía.La del patriarca  Jacob dice así:

+

“Ramo fructífero José,
Ramo fructífero junto á fuente,
Cuyos vástagos se extienden sobre el muro.
Y causáronle amargura, Y asaeteáronle,
Y aborreciéronle los arqueros:

+

Mas su arco quedó en fortaleza,
Y los brazos de sus manos se corroboraron
por las manos del Fuerte de Jacob,
del Dios de tu padre, el cual te ayudará,
y del Omnipotente,
el cual te bendecirá con bendiciones
de los cielos de arriba,
con bendiciones del abismo que está abajo,
con bendiciones del seno
y de la matriz.

+

La del patriarca  Jacob dice así:

+

“Acerca de José dijo:
Que el Señor bendiga su tierra
con lo mejor del rocío de los cielos
y del agua que está en lo profundo de la tierra,
con las mejores cosechas del año
y los mejores frutos de los meses,
con lo principal de los montes antiguos,
con lo mejor de las alturas eternas,
con lo mejor de los frutos que llenan la tierra…”

+

¡Y sigue!:

+

“Venga todo esto sobre José,
que fue escogido entre sus hermanos.
Es hermoso como el primer hijo de un toro,
poderoso como un búfalo,
y corneará a todos los pueblos
hasta los extremos de la tierra.
Tales son las multitudes de Efraín;
tales son los millares de Manases”

+

¡Tantas bendiciones dejan sin aliento!. Y son de tal importancia dentro de las profecías sobre los hijos de Jacob y del AT todo, que si no pudiéramos comprobar su preciso cumplimiento en la historia tendríamos que aceptar que el patriarca Jacob habló de su propio corazón y que Moisés fue un falso profeta cuando pronunció a la puerta de su muerte su oráculo sobre cada una de las doce tribus. Y como esto pone en riesgo la credibilidad de todo el texto profético concluimos que la formidable unción que anuncian estos oráculos debe de ser fácilmente identificable en alguna nación o naciones de la historia, especialmente -como decimos- en alguna o algunas de estos días finales.

+

Y seguramente estas naciones son Inglaterra en el siglo XIX  y  EEUU en el XX. Ellas son los lideres indiscutidos entre las naciones, cuyas “ramas” superan sus muros o fronteras abarcando el mundo todo.  Estas naciones encajan perfectamente en las profecías de Jacob y Moisés -y es en los últimos días en donde madura la profecía-.  Y la deriva hacia “occidente” y los “extremos e la tierra” de los “hijos de Israel” (Efraín) que analizamos concuerdan con esta identificación del destino final de la cabeza de Efraín.

+
+

nota 1): no todos los “hijos de Omri” derivaron hacia occidente, algunos lo hicieron hacia oriente y se encuentran en el Asia Central, China, India y Japón actuales. Y aún en África. Pero la parte que emigró hacia occidente desde las regiones caucásicas adonde habían sido exiliados por los asirios es la principal rama que sigue la profecía.
***
*

+