“Por lo tanto, ¡alégrense, oh cielos!
¡Y alégrense, ustedes, los que viven en los cielos
Pero el terror vendrá sobre la tierra y el mar…“
Apocalípsis 12, 12

ir a página principal

…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+

+

+

Colaboración de
Juan José Fernández Granados

Ministerio Luz a las naciones

+

+

+

Si algún creyente desea guardar las leyes de Kashrut (leyes dietéticas), me parece muy bien, tenemos esta libertad en Yeshua, el único problema que se podría presentar, es que dicha persona piense que todos los creyentes debemos hacer lo que él, es decir, comer según las leyes de la Torat Moshé (la Ley de Moisés).


Si entendemos que estamos bajo un Nuevo Pacto (Brit Jadashá), no nos costará trabajo comprender que hay leyes del Antiguo Pacto (Brit Yeshaná) que ya NO son aplicables a nuestras vidas.


Adán y Eva NO podían comer carne, eran vegetarianos, a Noé, el Eterno le dice que puede comer “todo lo que se mueve” (Gn. 9:3), por tanto, Noé podía comer carne incluso carne de cerdo. Con Moisés el Eterno da las leyes de Kashrut (Leyes dietéticas), Dios pone ciertas restricciones a la alimentación de su Pueblo (Lv. 11), pero ¿Qué sucede bajo el Nuevo Pacto? ¿Qué nos dice Yeshua y el Brit Jadashá (N.T.)?


Yeshua nos dijo que ningún alimento puede contaminar nuestras vidas:

+

“Escuchadme todos y entended: no hay nada fuera del hombre que al entrar en él pueda contaminarlo . . .”
Marcos 7:14  y 15

+

Yeshua nos enseñó que como el alimento NO entra en nuestro corazón, no puede contaminarnos, pero lo que sale de nuestro corazón es lo que realmente nos contamina:

+

“. . . sino que lo que sale de adentro del hombre es lo que contamina al hombre. Si alguno tiene oídos para oír, que oiga.”
Marcos 7:15 y 16

+

Yeshua les explica todo esto diciéndoles:

+

¿También vosotros sois tan faltos de entendimiento? ¿No comprendéis que todo lo que de afuera entra al hombre no le puede contaminar, porque no entra en su corazón, sino en el estómago, y se elimina? . . . Lo que sale del hombre, eso es lo que contamina al hombre.”
Marcos 7:18-20

+

El apóstol Pablo nos dice prácticamente lo mismo afirmando que “nada es inmundo en sí mismo”:

+

“Yo sé, y estoy convencido en el Señor Yeshua, de que nada es inmundo en sí mismo; pero para el que estima que algo es inmundo, para él lo es.”
Romanos 14:14

+

Pablo nos dice que nada es inmundo en sí mismo y Yeshua nos dice que nada nos puede contaminar. Sabiendo esto podemos entender la siguiente afirmación de Pablo:

+

“Pero la comida no nos recomendará a Dios, ni somos menos si no comemos, ni más si comemos.”
I Corintios 8:8

+

La visión que tuvo Pedro es otra confirmación de que ahora “no hay nada inmundo en sí mismo”:

+

“. . . y vio el cielo abierto y un objeto semejante a un gran lienzo que descendía, bajado a la tierra por las cuatro puntas; había en él toda clase de cuadrúpedos y reptiles de la tierra, y aves del cielo. Y oyó una voz: Levántate, Pedro, mata y come. Mas Pedro dijo: De ninguna manera, Señor, porque yo jamás he comido nada impuro o inmundo. De nuevo, por segunda vez, llegó a él una voz: Lo que Dios ha limpiado, no lo llames tú impuro.”
Hechos 10:11 y 14

+

Creo que la interpretación principal de esta visión es que los gentiles iban a ser limpiados, pero no creo que sea la única enseñanza que podemos aprender de esta visión. La otra enseñanza es que ahora NO hay nada inmundo en sí mismo, nada externo puede contaminar lo interno. Si los animales hubiesen seguido siendo inmundos, entonces los gentiles también, ya que los animales eran un símbolo de los gentiles en la visión, por tanto, para que la interpretación fuese que los gentiles limpiados permanecen limpios, los animales de la visión también debían permanecer limpios. Por tanto, esta visión tiene que ver con los alimentos y con las personas.


Pablo enseñó que el comer o el no comer era una cuestión de fe personal:

+

“Uno tiene fe en que puede comer de todo, pero el que es débil sólo come legumbres.”
Romanos 14:2

+

Aunque en Yeshua tenemos la libertad de comer o no comer, debemos siempre hacerlo considerando a nuestros hermanos débiles.

+

“Mas tened cuidado, no sea que esta vuestra libertad de alguna manera se convierta en piedra de tropiezo para el débil . . . Por consiguiente, si la comida hace que mi hermano tropiece, no comeré carne jamás, para no hacer tropezar a mi hermano.”
Romanos 14:9 y 13

+

Como ahora bajo el Nuevo Pacto y en Yeshua tenemos la libertad de comer o no comer, Pablo nos dice que NO juzguemos a nadie por dicho motivo.

+

“El que come no menosprecie al que no come, y el que no come no juzgue al que come, porque Dios lo ha aceptado. ¿Quién eres tú para juzgar al criado de otro?”
Romanos 14:3 y 4


“Por tanto, que nadie se constituya en vuestro juez con respecto a comida o bebida . . .”
Colosenses 2:16a


Con este pequeño estudio no quiero convencer a nadie a que coma o a que no coma porque Dios acepta tanto al que come como al que no come:

+

“Porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia y paz y gozo en el Espíritu Santo.”
Romanos 14:17

+

+