+


“Cada uno de ustedes debe arrepentirse de sus pecados y volver a Dios, y ser bautizado en el nombre
de Jesucristo para el perdón de sus pecados. Entonces recibirán el regalo del Espíritu Santo.
Esta promesa es para ustedes, para sus hijos y para la gente en el futuro lejano, es
decir, para todos los que han sido llamados por el Señor nuestro Dios”
Hechos 2, 38-39


…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+

+

+

Transcribimos completo el devocional del pastor David Wilkerson [May 19, 1931; April 27, 2011] que nos llegó el 21  de enero de 2013.

+

+

El mundo entero está asustado, perplejo y confundido. Incluso el cristiano más espiritual  debe estarse preguntando acerca de todos los eventos proféticos que se desencadenan rápidamente. Sé que los cristianos de todo el mundo se están haciendo una pregunta que yo también estoy pensando: ¿Será que estamos en la última década de la historia de la humanidad? Yo no lo sé, pero una cosa es segura: Hemos visto una aceleración de los acontecimientos mundiales. De repente, sin previo aviso, la Cortina de Hierro calló y casi de la noche a la mañana, Europa del Este era libre. De repente como un relámpago, el Imperio Soviético, que una vez amenazaba a los Estados Unidos, fue llevado al borde de la desintegración y confusión total.


¿Podría ser que en la misma forma repentina, el líder mundial llamado anticristo sea revelado? ¿Podría ser también que Dios ha llegado  al límite de su paciencia con los pecados de Norteamérica, como sucedió con Sodoma y Gomorra?


Quiebras espantosas en nuestras organizaciones de ahorro y crédito, aumento de la deuda nacional, enfermedades y plagas a nivel nacional… ¿Son todas estas señales que nuestro país está entrando en la ruta de una maldición divina conforme a lo escrito en Deuteronomio 28? Lee lo que Dios hace a las naciones que pecan contra la luz y podrás ver lo que está aconteciendo ahora mismo.


¿Estaremos ya en las primeras etapas de la mayor depresión de nuestra historia? La Gran Depresión de la década de 1930 ha sido considerada como la peor de todos los tiempos, pero muchos economistas creen que estamos al borde de una depresión que hará que la peor que hayamos tenido, palidezca en comparación a esta.


¿Estará Dios comenzando a cortar nuestro suministro de pan? ¿Estará trayendo la ruina sobre nosotros, como lo hizo en Jerusalén y en Judá a causa de sus pecados? En Isaías 3:1-6, se dará cuenta de que Dios realmente corta el suministro de pan, lo que resulta en desempleo masivo. Cuando el juicio vino sobre Sión, no había “paga de hombre ni paga de bestia” (Zacarías 8:10). ¿Habrá desempleo masivo cuando Dios juzgue los pecados de Estados Unidos?


Hay una sensación de peligro en el aire, todo parece inestable. Da la impresión de que el mundo está en una trayectoria de la cual no hay vuelta atrás. Hay rumores de guerras, guerras entre razas, guerras santas. Israel se está preparando fervorosamente para la guerra como nunca antes, preparándose para un conflicto final.


¿Es este el día en que Jesús predijo que los corazones de los hombres desfallecerán abrumados por el temor abrumador al contemplar las cosas terribles aconteciendo en la tierra? ¿Podría ser que realmente somos la generación que contemplará la venida del Señor Jesucristo? ¿Habremos llegado a tal punto en la historia humana en que se puede decir: “Esta generación no pasará hasta que todo esto acontezca”? ¿Será que esto sucederá en nuestro tiempo?

+

+

Read this devotion online: http://www.worldchallenge.org/es/node/21392?src=devo-email

+

+