+

“Solo yo puedo predecir el futuro antes que suceda. Todos mis planes se cumplirán… llamaré a una veloz
ave de rapiña desde el oriente, a un líder de tierras lejanas, para que venga y haga lo que
le ordeno. He dicho lo que haría, y lo cumpliré. Pues estoy listo para rectificar todo…
Estoy listo para salvar a Sión y mostrarle mi gloria a Israel”
Isaías 46: 10-13


…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

++

+

Transcribimos completo el devocional del pastor David Wilkerson [May 19, 1931; April 27, 2011] que nos llegó hoy: 9 de noviembre de 2012

+

+

Una vez escuché a un ministro decir a una audiencia, “El Antiguo Testamento no es relevante para nuestro tiempo así que no hay necesidad de estudiarlo más.”


¡Qué equivocado estaba! Una razón por la que me encanta leer el Antiguo Testamento es porque explica el Nuevo Testamento en términos claros y sencillos. En el Antiguo Testamento, por ejemplo, Israel es un tipo de laiglesia y Egipto representa el mundo. El viaje de Israel por el desierto representa nuestro trabajo espiritual como cristianos. Además, el árbol que sanó las aguas de Mara es un tipo de la cruz de Cristo y la roca que produjo agua en el desierto es un tipo de nuestro Salvador.


La Escritura deja claro que todas las batallas físicas de Israel reflejan nuestras batallas espirituales de hoy: ” Todo eso les sucedió para servir de ejemplo, y quedó escrito para advertencia nuestra, pues a nosotros nos ha llegado el fin de los tiempos.” (1 Corintios 10:11). Incluso el tabernáculo y su mobiliario son ejemplos de las cosas celestiales: “los cuales sirven a lo que es copia y sombra de las cosas celestiales, tal como Moisés fue advertido por Dios cuando estaba a punto de erigir el tabernáculo; pues, dice El: Mira, haz todas las cosas conforme al modelo que te fue mostrado en el monte”(Hebreos 8:5).


Todos estos ejemplos del Antiguo Testamento tienen la intención de no dejarnos caer en la incredulidad, como hizo Israel. El autor de Hebreos escribe: “Procuremos, pues, entrar en aquel reposo, para que ninguno caiga en semejante ejemplo de desobediencia” (4:11). En otras palabras, “¡Estudia el Antiguo Testamento y aprende del ejemplo de Israel. No cometas los mismos errores que ellos!”


Cuando no entiendo una verdad del Nuevo Testamento, me dirijo al Antiguo Testamento para encontrar que ha sido ilustrada de alguna manera. Por ejemplo, digamos que quiero aprender a derribar muros espirituales que el diablo pueda haber acumulado en mi vida. Entonces, voy a la historia de Josué para ver cómo los muros de Jericó se derrumbaron. La batalla física entre Israel y los muros me proporciona una imagen y un modelo que me ayuda a entender cómo puedo derribar todos los muros que me impiden alcanzar la plenitud en Cristo.

+

+

Read this devotion online: http://www.worldchallenge.org/es/node/20458?src=devo-email

+