“En los días venideros —dice el Señor—, el pueblo de Israel
volverá a su hogar junto con el pueblo de Judá. Llegarán
llorando en busca del Señor su Dios. Preguntarán por el
camino a Jerusalén y emprenderán el regreso a su
hogar. Se aferrarán al Señor con un pacto
eterno que nunca se olvidará”
Jeremias 50, 4-5

ir a página principal

…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+

+

+

Colaboración de
Juan José Fernández Granados

Ministerio Luz a las naciones

+

+

+

¿Pecaremos, porque no estamos bajo la ley,
sino bajo la gracia? En ninguna manera.”

+

La primera vez que Shaul (Pablo) menciona la palabra “LEY” en el capitulo  5 de Romanos es en el versículo 13:


“pues antes de la LEY había pecado en el mundo, pero el pecado no se imputa cuando no hay LEY.”
Romanos 5:13


¿A qué Ley se refiere Shaul en este versículo? . . . ¿A la Ley del pecado? Veamos: “Pues antes de la Ley del pecado había pecado en el mundo” . . . Esto es ridículo . . . y no tiene sentido . . .


Aquí se refiere a la LEY DE MOISÉS . . . por tanto, sería:


“pues antes de la LEY DE MOISÉS había pecado en el mundo, pero el pecado no se imputa cuando no hay LEY.”
Romanos 5:13


Básicamente, aquí Shaul nos dice que desde Adán hasta Moisés los hombres pecaban (eran pecadores) incluso cuando la Ley de Moisés NO había sido dada. Cuando fue dada la Ley de Moisés entonces vino el conocimiento del pecado, es decir, entendieron que eran pecadores. Shaul en el capítulo 7 afirma:


“yo no hubiera sabido lo que es la codicia, si la ley / nomos no hubiera dicho: NO CODICIARAS.”
Romanos 7:7


La Ley aquí, como en la mayoría del Brit Jadashá, se refiere a la LEY DE MOISÉS. Vamos al capítulo 5 y leamos el versículo 14:


“Sin embargo, la muerte reinó desde Adán hasta Moisés, aun sobre los que no habían pecado con una transgresión semejante a la de Adán, el cual es figura del que había de venir”


Todos pecamos en Adán y todos morimos en Adán, el pecado entró en el mundo y trajo la muerte a todos los hombres, por eso reinó la muerte, los hombres eran pecadores, pero NO como lo fue Adán, porque Adán SÍ sabía que estaba haciendo algo en contra de la voluntad del Eterno.

+

El segundo versículo que menciona la palabra Ley / Nomos en el capítulo 5 es:


“Y la ley / nomos se introdujo para que abundara la transgresión, pero donde el pecado abundó, sobreabundó la gracia . . .”
Romanos 5:20


La interpretación de la palabra NOMOS / LEY en este versículo sigue siendo la que encontramos en el versículo 13 (que ya hemos citado), el contexto no da lugar a dudas. La Torá de Moisés se introdujo para que abundara la transgresión. Esto nos recuerda la enseñanza de Shaul cuando afirma que por medio de la Ley viene el conocimiento del pecado.


“por medio de la ley / nomos viene el conocimiento del pecado”
Romanos 3:20


La palabra NOMOS, en el versículo que acabo de citar, está claro que se trata de la Torá de Moisés. Cuando vino la Torá de Moisés todos los pecados de los hombres quedaron expuestos, se pusieron de manifiesto. Shaul nos dice algo similar en Romanos 7:13


“. . . a fin de que por el mandamiento el pecado llegase a ser sobremanera pecaminoso . . .”


La LEY DE MOISÉS es un espejo donde el hombre se mira y ve su pecado, el problema es que la Ley de Moisés NO puede quitarlo.


“Y ciertamente todo sacerdote está de pie, día tras día, ministrando y ofreciendo muchas veces los mismos sacrificios, que nunca pueden quitar los pecados. Porque por una ofrenda El ha hecho perfectos para siempre a los que son santificados.”
Hebreos 10:11 y 14


“Pues lo que la ley no pudo hacer, ya que era débil por causa de la carne, Dios lo hizo: enviando a su propio Hijo en semejanza de carne de pecado y como ofrenda por el pecado, condenó al pecado en la carne”
Romanos 8:3


¿Y qué consigue la Ley de Moisés haciendo que el pecado abunde? Pues que veamos nuestra necesidad de un Redentor / Salvador. Por eso, Shaul también afirma que la Torá de Moshé nos lleva a Yeshua, el Salvador.


“De manera que la ley / nomos ha venido a ser nuestro ayo para conducirnos al Mesías, a fin de que seamos justificados por la fe. Pero ahora que ha venido la fe, ya no estamos bajo ayo . . .”
Gálatas 3:24 y 25


La palabra “ayo” en griego es “paidagogos” se podría traducir por “tutor”, “guía” y/o “guardián” era la persona que llevaba al niño a la escuela, este “paidagogos” tenía un trabajo temporal (hasta que el niño se hacía un mayorzote), de igual forma, la Ley de Moisés fue dada hasta que vino Yeshua, hasta que vino la fe. Los niños necesitan “paidagogos”, pero los creyentes en Yeshua NO . . .


“Mientras el heredero es menor de edad, en nada es diferente del siervo, aunque sea el dueño de todo, sino que está bajo guardianes y tutores hasta la edad señalada por el padre.”
Gálatas 4:1 y 2


Shaul es muy tajante afirmando que “ya no estamos bajo ayo” y recordemos que la Ley de Moisés era el “ayo” (Gl. 3:24). Por tanto, ya NO estamos bajo la Ley de Moisés. Se puede decir más alto, pero no más claro.

+

Volvamos al capítulo 6 de Romanos, la palabra NOMOS en este capítulo aparece por  primera vez en los versículos 14 y 15, veamos:


“Porque el pecado no tendrá dominio sobre vosotros, pues no estáis bajo la ley / nomos sino bajo la gracia. ¿Entonces qué? ¿Pecaremos porque no estamos bajo la ley / nomos, sino bajo la gracia? ¡De ningún modo!”


Shaul dice en varias ocasiones que NO estamos “bajo la Ley / hupo nomos” . . .


“Y antes de venir la fe, estábamos encerrados bajo la ley . . . ”
Gálatas 3:23


“Pero ahora que ha venido la fe, ya no estamos bajo ayo . . .”
Gálatas 3:25


Veamos como quedaría el versículo de Romanos si afirmamos que la palabra LEY / NOMOS se refiere a la Ley del Pecado:


“Porque el pecado no tendrá dominio sobre vosotros, pues no estáis bajo la ley del pecado sino bajo la gracia. ¿Entonces qué? ¿Pecaremos porque no estamos bajo la ley del pecado, sino bajo la gracia? ¡De ningún modo!”
Romanos 6:14 y 15


La segunda parte de este versículo es algo totalmente sin sentido: ¿Pecaremos porque no estamos bajo la ley del pecado . . .? Si leemos esta parte del versículo varias veces en voz alta, nos daremos cuenta de lo ridículo que suena . . . además en el contexto que hemos estudiado hasta ahora, la palabra NOMOS siempre se refería a la Ley de Moisés (véase Ro. 3:20; 5:13, 20), por tanto decir que ahora, Shaul nos habla de otro tipo de ley no tiene sentido. Veamos como quedaría entendiendo la expresión “hupo nomos / bajo la ley” como Shaul la entendía y usaba en sus cartas:


“Porque el pecado no tendrá dominio sobre vosotros, pues no estáis bajo la ley de Moisés sino bajo la gracia. ¿Entonces qué? ¿Pecaremos porque no estamos bajo la ley de Moisés, sino bajo la gracia? ¡De ningún modo!”
Romanos 6:14 y 15


Esta pregunta SÍ tiene sentido: ¿Pecaremos porque no estamos bajo la ley de Moisés? . . .Esta pregunta tiene tanto sentido que algunos hermanos me han dado a entender que al “no estar bajo la Torá de Moisés” tenemos permiso para pecar, pero Shaul dice claramente contestando a dicha pregunta: “¡De ningún modo!” . . . Shaul acostumbraba a anticiparse a las preguntas que podían surgir al enseñar lo que enseñaba. Como Shaul enseña que ya no estamos bajo la Ley de Moisés, algunos podrían decir que la Ley de Moisés es mala o pecado o impura, por eso Shaul se vuelve a anticipar preguntando y contestando:


“¿Qué diremos entonces? ¿Es pecado la ley / nomos? ¡De ningún modo!”
Romanos 7:7

+

¿Es pecado la Ley de Moisés? Por supuesto que NO, la Ley es santa, y el mandamiento es santo, justo y bueno (Ro. 7:12). En el capítulo 7, Shaul nos explica por qué NO estamos bajo la Ley de Moisés:


¿O acaso ignoráis, hermanos (pues hablo a los que conocen la ley / nomos), que la ley / nomos tiene jurisdicción sobre una persona mientras vive?
Romanos 7:1

+

Cuando una persona muere, cualquier tipo de Ley / Nomos (sea cual sea) deja de tener jurisdicción (señorío, dominio, control, autoridad) sobre dicha persona. Esta es la enseñanza que nos da Shaul en el versículo 1 y a continuación nos pone un ejemplo de dicha enseñanza:


“Pues la mujer casada está ligada por la ley/nomos a su marido mientras él vive; pero si su marido muere, queda libre de la ley/nomos en cuanto al marido. Así que, mientras vive su marido, será llamada adúltera si ella se une a otro hombre; pero si su marido muere, está libre de la ley/nomos, de modo que no es adúltera aunque se una a otro hombre.
Romanos 7:2 y 3


Si el marido muere, la mujer queda libre de la Ley de Moisés (que dice No cometerás adulterio) para poder unirse con otro hombre. Por tanto, la Ley de Moisés o cualquier otra ley (romana, judía, del pecado etc) requiere que la persona esté viva para que pueda ser aplicada. Habiendo establecido este principio, ahora Shaul nos dice que nosotros hemos muerto a la Ley de Moisés y ahora somos libres para poder unirnos con Yeshua.


“Por tanto, hermanos míos, también a vosotros se os hizo morir a la ley / nomos por medio del cuerpo del Mesías, para que seáis unidos a otro, a aquel que resucitó de entre los muertos, a fin de que llevemos fruto para Dios.”
Romanos 7:4


Cuando Yeshua murió, nosotros morimos con él, por eso Shaul afirma en Gálatas:


“Pues mediante la ley / nomos yo morí a la ley / nomos, a fin de vivir para Dios. Con el Mesías he sido crucificado, y ya no soy yo el que vive, sino que el Mesías vive en mí; y la vida que ahora vivo en la carne, la vivo por fe en el Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.”
Gálatas 2:19 y 20


En Romanos 6 tenemos la misma idea:


“sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado con El, para que nuestro cuerpo de pecado fuera destruido, a fin de que ya no seamos esclavos del pecado . . .”
Romanos 6:6


Y en Colosenses se dice con contundencia:


“…porque habéis muerto y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios”
Colosenses 3:3

+

Entonces vimos en Romanos 6 que:


-> Hemos muerto al pecado. Ro. 6:2, 6, 11

-> Somos libres del pecado. Ro. 6:7, 18, 22


Y en Romanos 7 vemos algo muy similar:


-> Hemos muerto a la Ley de Moisés. Ro. 7:4

-> Somos libres de la Ley de Moisés. Ro. 7:6


Y así vemos que el principio y/o enseñanza que declara Shaul en Romanos 7:1 cobra un sentido profundo:

+

“la ley tiene jurisdicción (señorío, dominio, control, autoridad) sobre una persona mientras vive”

+

Al morir con Yeshua hemos muerto a la Ley de Moisés, ahora NO estamos bajo el señorío de la Ley de Moisés, ahora estamos unidos a Yeshua HaMashiaj.


“Por tanto, hermanos míos, también a vosotros se os hizo morir a la ley / nomos por medio del cuerpo del Mesías, para que seáis unidos a otro, a aquel que resucitó de entre los muertos, a fin de que llevemos fruto para Dios.”
Romanos 7:4


Repitámoslo:


“Con el Mesías he sido crucificado, y ya no soy yo el que vive, sino que el Mesías vive en mí; y la vida que ahora vivo en la carne, la vivo por fe en el Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.”
Gálatas 2:20


¡Aleluya!

+

+

¡¡¡Baruj Hu uBaruj Shemo!!!
¡Bendito sea él y bendito sea su Nombre!

+

+