“En los días venideros —dice el Señor—, el pueblo de Israel
volverá a su hogar junto con el pueblo de Judá. Llegarán
llorando en busca del Señor su Dios. Preguntarán por el
camino a Jerusalén y emprenderán el regreso a su
hogar. Se aferrarán al Señor con un pacto
eterno que nunca se olvidará”
Jeremias 50, 4-5

ir a página principal

…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+

+

“Por lo tanto, que todos los justos oren a ti, mientras aún haya tiempo, para que no se ahoguen
en las desbordantes aguas del juicio. Pues tú eres mi escondite; me proteges de las
dificultades y me rodeas con canciones de victoria”
Salmos 32, 6-7

+

+

“Ustedes, naciones del mundo, escuchen este mensaje del Señor; proclámenlo en las costas lejanas:
El Señor que dispersó a su pueblo, lo reunirá y lo cuidará como hace un pastor con su
rebaño. Pues el Señor ha rescatado a Israel de manos más fuertes. Vendrán a su
tierra y entonarán canciones de alegría en las alturas de Jerusalén”
Jeremias 31: 10-12
+

+

“El Señor… hizo este juramento: «Sucederá tal como yo lo tengo planeado. Será tal como lo he decidido…
Tengo un plan para toda la tierra, una mano de juicio sobre todas las naciones… ¿quién podrá
cambiar sus planes? Cuando levante su mano, ¿quién lo podrá detener?”
Isaias 14: 24-27

+

+

“Pero Sion dijo: El Señor me ha abandonado, el Señor se ha olvidado de mí. ¿Puede una mujer
olvidar a su niño de pecho, sin compadecerse del hijo de sus entrañas? Aunque
ellas se olvidaran, yo no te olvidaré. He aquí, en las palmas de mis
manos, te he grabado”
Isaías 49, 14-16

+

+

“En ese día, la raiz de Isaí será estandarte de salvación para el mundo entero. Las naciones
se reunirán junto a él, y la tierra donde vive será un lugar glorioso.
En ese día, el Señor extenderá su mano por segunda vez
para traer de regreso al remanente de su pueblo”
Isaías 11, 10-11

+

+

“Ahora vivimos con gran expectación y tenemos una herencia que no tiene precio… que está reservada
en el cielo para ustedes, pura y sin mancha, que no puede cambiar ni deteriorarse. Por la
fe que tienen, Dios los protege con su poder hasta que reciban esta salvación,
la cual está lista para ser revelada en el día final,
a fin de que todos la vean”
1 Pedro 3-5

+

+

“Del tocón del linaje de Isaí saldrá un brote. Sí, un Retoño nuevo que dará fruto de la raíz vieja.
Y el Espíritu del Señor reposará sobre él: el Espíritu de sabiduría y de entendimiento,
el Espíritu de consejo y de poder, el Espíritu de conocimiento y de temor del Señor…
Hará justicia a los pobres… La tierra temblará con la fuerza de su palabra,
y bastará un soplo de su boca para destruir a los malvados”
Isaías 11, 1-4

+

+

“Si yo no hubiera establecido mi pacto con el día ni con la noche, ni hubiera fijado las leyes que
rigen el cielo y la tierra, entonces habría rechazado a los descendientes de Jacob
y de mi siervo David, y no habría escogido a uno de su estirpe para gobernar
sobre la descendencia de Abraham, Isaac y Jacob. ¡Pero yo
cambiaré su suerte y les tendré compasión!”
Jeremías 33:25-26

*

*

“Por lo tanto, no desechen la firme confianza que tienen en el Señor. ¡Tengan presente la gran recompensa
que les traerá!… Pues, dentro de muy poco tiempo, Aquel que viene vendrá sin demorarse.
Mis justos vivirán por la fe. Pero no me complaceré con nadie que se aleje”
Hebreos 10, 35-38

+

+

“El designio secreto es este: que por el evangelio Dios llama a todas las naciones
a participar, en Cristo Jesús, de la misma herencia, del mismo cuerpo y
de la misma promesa que el pueblo de Israel”
Efesios 3, 6

+

+

“El Señor reconstruye a Jerusalén y trae a los desterrados de vuelta a Israel. Él sana a los de corazón
quebrantado y les venda las heridas. Cuenta las estrellas y llama a cada una por su nombre.
¡Qué grande es nuestro Señor!… ¡Su comprensión supera todo entendimiento!
El Señor sostiene a los humildes, pero derriba a los perversos”
Salmo 147, 2-8

+

+

“¡Que la gloria del Señor continúe para siempre!¡El Señor se deleita en todo lo que ha creado!…
Cantaré al Señor mientras viva… Que todos mis pensamientos le agraden… que dejen
de existir para siempre los perversos. Que todo lo que soy alabe al Señor”
Salmo 104, 31-35

+

+

“Quitaré de la tierra todas las armas de guerra, todas las espadas y todos los arcos, para que puedas vivir
sin temor… Te haré mi esposa para siempre, mostrándote rectitud y justicia, amor inagotable
y compasión. Te seré fiel y te haré mía y por fin me conocerás como el Señor.”
Oseas 2, 18.20

+

+

“La misericordia y la fidelidad se han encontrado,la justicia y la paz se han besado. La fidelidad brota
de la tierra, y la justicia mira desde los cielos. Ciertamente el Señor dará lo que es bueno,
y nuestra tierra dará su fruto. La justicia irá delante de El, y pondrá
por camino sus pasos”
Salmo 85, 10-12

+

+

»En esos tiempos oscuros no se podía viajar con seguridad y los problemas perturbaban a los habitantes
de todos los países. Nación luchaba contra nación, ciudad contra ciudad, porque Dios las afligía
con todo tipo de dificultades; pero en cuanto a ustedes, sean fuertes y valientes
porque su trabajo será recompensado»
2 Cronicas 15, 5-7

+

+

«Este río fluye hacia el oriente, atraviesa el desierto y desemboca en el valle del mar Muerto… hará
que las aguas saladas… se vuelvan puras y dulces… abundarán los peces… pues sus aguas se
volverán dulces. Florecerá la vida… sus hojas nunca se marchitarán… cada mes darán
una nueva cosecha, pues se riegan con el agua del río que fluye del templo.
Los frutos servirán para comer, y las hojas se usarán para sanar»
Ezequiel 47, 8-12

+

+

“Entonces serán completos con toda la plenitud de la vida y el poder que proviene de Dios.Y ahora, que
toda la gloria sea para Dios, quien puede lograr mucho más de lo que pudiéramos pedir o
incluso imaginar mediante su gran poder, que actúa en nosotros. ¡Gloria a él en
la iglesia y en  Cristo Jesús por todas las generaciones desde
hoy y para siempre! Amén”
Efesios 3:20-21

+

+

“YaHWéH… los amparará, y ellos devorarán, y sujetarán a las piedras de la honda, Y los salvará
en aquel día YaHWéH… como a rebaño de su pueblo: porque serán engrandecidos
en su tierra como piedras de corona”
Zacarías 9: 15-16

+

+

“Fortaleced las manos cansadas, afirmad las rodillas endebles. Decid a los de corazón apocado:
Esforzaos, no temáis; he aquí que vuestro Dios viene con retribución, con pago… vendrá,
y os salvará… Entonces el cojo saltará como un ciervo, y cantará la lengua del mudo;
porque aguas serán cavadas en el desierto, y torrentes en la soledad”
Isaías 35:3-6

+

+

“Cada uno de ustedes debe arrepentirse de sus pecados y volver a Dios, y ser bautizado en el nombre
de Jesucristo para el perdón de sus pecados. Entonces recibirán el regalo del Espíritu Santo.
Esta promesa es para ustedes, para sus hijos y para la gente en el futuro lejano, es
decir, para todos los que han sido llamados por el Señor nuestro Dios”
Hechos 2, 38-39

+

+

¡Ojalá rasgaras los cielos, y descendieras! ¡Las montañas temblarían ante ti,… Así darías a conocer
tu nombre entre tus enemigos, y ante ti temblarían las naciones…. Fuera de ti, desde
tiempos antiguos nadie ha escuchado ni percibido, ni ojo alguno ha visto,
a un Dios que, como tú, actúe en favor de quienes en él confían”
Isaías 64:1, 2-4

+

+

“El Dios de esta nación de Israel eligió a nuestros antepasados e hizo que se multiplicaran
y se hicieran fuertes durante el tiempo que pasaron en Egipto. Luego, con brazo
poderoso los sacó de la esclavitud. Tuvo que soportarlos durante los
cuarenta años que anduvieron vagando por el desierto. Luego…
le dio su tierra a Israel como herencia”
Hechos 13, 17-19

+

+

»Con amor eterno te he amado… te prolongué mi misericordia… serás reedificada, virgen de Israel.
De nuevo serás adornada con tus panderos y saldrás en alegres danzas. Volverás a plantar
viñas…y disfrutarán de ellas, porque habrá día en que clamarán los guardas…
‘¡Levantaos y subamos a Sión, a Jehová, nuestro Dios!’»
Jeremias 31: 3-6

+

+

“En gran manera me gozaré en el Señor, mi alma se regocijará en mi Dios; porque El me ha vestido de ropas
de salvación, me ha envuelto en manto de justicia como el novio se engalana con una corona,
como la novia se adorna con sus joyas… como la tierra produce sus renuevos, y como
el huerto hace brotar lo sembrado en él, así el Señor Dios hará que la
justicia y la alabanza broten en presencia de todas las naciones”
Isaías 61, 10-11

+

+

“Porque el Señor ha elegido a Sión, ha deseado vivir en ella:«Ésta es mi mansión por siempre,
aquí viviré, porque la deseo. Bendeciré sus provisiones, a sus pobres los saciaré de pan…
Haré germinar el vigor de David, enciendo una lámpara para mi Ungido…
sobre él brillará mi diadema»”
Salmo 132. 13-17

+

+

“He hablado de estos asuntos en lenguaje figurativo, pero pronto dejaré de hablar en sentido figurado
y les contaré acerca del Padre con toda claridad… el Padre mismo los ama profundamente,
porque ustedes me aman a mí y han creído que vine de Dios. Es cierto, vine del
Padre al mundo y ahora dejaré el mundo y volveré al Padre”
Juan 16, 25-28

+

+

“Es una voz que clama en el desierto: –¡Preparen el camino para la venida del Señor!
¡Abran un camino para nuestro Dios! Rellenen los valles, y allanen los montes
y las colinas. Y entonces se revelará la gloria del Señor, y todas las
personas verán la salvación enviada por Dios”
Isaías 40, 3-5

+

+

“No respondía cuando lo insultaban ni amenazaba con vengarse cuando sufría. Dejaba su causa en manos de Dios…
Él mismo cargó nuestros pecados sobre su cuerpo en la cruz, para que nosotros podamos estar
muertos al pecado y vivir para lo que es recto… Antes eran como ovejas que andaban
descarriadas. Pero ahora han vuelto a su Pastor, al Guardián de sus almas”
1 Pedro 2, 23-25

+

+

“Lo único que le pido al Señor —lo que más anhelo— es vivir en la casa del Señor todos los días de mi vida,
deleitándome en la perfección del Señor y meditando dentro de su templo. Pues él me ocultará
allí cuando vengan dificultades; me esconderá en su santuario. Me pondrá en una
roca alta donde nadie me alcanzará”
Salmo 27, 4-5

+

+

“Todos los reyes del mundo te darán gracias, Señor, porque cada uno de ellos escuchará tus palabras.
Así es, cantarán acerca de los caminos del Señor, porque la gloria del Señor es muy grande.
El Señor llevará a cabo los planes que tiene para mi vida, pues tu fiel amor,
oh Señor, permanece para siempre”
Salmo 138, 4-8

+

+

“El Señor reconstruye a Jerusalén y trae a los desterrados de vuelta a Israel. Él sana a los de corazón
quebrantado y les venda las heridas. Cuenta las estrellas y llama a cada una por su nombre.
¡Qué grande es nuestro Señor! ¡Su poder es absoluto!¡Su comprensión
supera todo entendimiento!”
Salmo 147, 2-5

+

+

“Según su grande misericordia [Él] nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección
de Jesucristo de los muertos, para una herencia incorruptible… reservada en los cielos
para vosotros, que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar
la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero”
1 Pedro 1, 3-9

+

+