“…el pueblo de Israel volverá a vivir en su propio país, la tierra que le di
a mi siervo Jacob. Pues reuniré a los israelitas de entre las tierras lejanas
adonde los había esparcido. A la vista de las naciones del mundo, revelaré
mi santidad en mi pueblo… ellos vivirán seguros, construirán casas
y cultivarán viñedos… ellos sabrán que yo soy el Señor su Dios”
Ezequiel 28,25-26

“…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+

+


Transcribimos completo el devocional del pastor David Wilkerson que nos llegó hoy: 24 de agosto del 2011:

+
+

“Para que por la fe Cristo habite en sus corazones, y para que, arraigados y cimentados en amor, sean ustedes plenamente capaces de comprender, con todos los santos, cuál es la anchura, la longitud, la profundidad y la altura del amor de Cristo; en fin, que conozcan ese amor, que excede a todo conocimiento, para que sean llenos de toda la plenitud de Dios. ” (Efesios 3:17-19).



En este versículo “arraigados y cimentados” significa “construir en virtud de un cimiento profundo y estable de conocimiento y comprensión del amor de Dios hacia usted.” En otras palabras, ¡el conocimiento del amor de Dios hacia usted es la verdad fundamental sobre la cual todas las otras verdades deben ser construídas!


Por ejemplo, el temor de Dios está basado en esta verdad. El santo temor de Dios no es sentir terror de que él esté listo para abatirle si lo descubre cometiendo alguna pequeña falta. Más bien, es el temor de su santidad contra la rebelión y de lo que él hace a los que aman más las tinieblas que a la luz.


Los cristianos que viven en culpa, miedo y condenación no están “arraigados y cimentados” en el amor de Dios. Nuestro Padre celestial envió a su Hijo a morir por nuestros pecados y debilidades. Y sin conocer plenamente y comprender completamente este tipo de amor, usted ¡nunca tendrá un cimiento estable o permanente!


“[Que Usted]. . . puede ser capaz de comprender. . . el amor de Cristo “(Efesios 3:18-19). Aquí la palabra griega para “comprender” indica “apoderarse con avidez o echar mano de.” El apóstol Pablo da los medios para que usted aproveche esta verdad y la convierta en el fundamento de su vida cristiana. Pablo lo exhorta a que saque sus manos espirituales y diga: “¡Voy a echar mano de esto!”


Tal vez usted es asaltado por una tentación que no puede quitarse de encima. O quizá usted tiene una sensación de no ser suficiente, una sensación de indignidad, o miedo a que el diablo lo engañe y usted llegue a fallarle Dios.


¡Este es el día para que despierte al amor de Dios hacia usted! Oro para que mientras usted lee este mensaje, algo golpee profundo en su corazón, y usted sea capaz de decir: “Tiene razón, hermano David. Ese soy yo y ¡no quiero vivir de esta manera!” Ruego para que usted se apodere de esta verdad que le abrirá los ojos y le ayudará a entrar por completo en un nuevo reino de alegría y paz en su diario caminar con Él.
+
+

Read this devotion online: http://www.worldchallenge.org/es/node/14662?src=devo-email
+
+