+


“Cada uno de ustedes debe arrepentirse de sus pecados y volver a Dios, y ser bautizado en el nombre
de Jesucristo para el perdón de sus pecados. Entonces recibirán el regalo del Espíritu Santo.
Esta promesa es para ustedes, para sus hijos y para la gente en el futuro lejano, es
decir, para todos los que han sido llamados por el Señor nuestro Dios”
Hechos 2, 38-39


…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+

+

+

+

+

“Entonces los ojos de los ciegos serán abiertos,
y los oídos de los sordos se abrirán.
“Entonces el cojo saltará como un ciervo,
y cantará la lengua del mudo;
porque aguas serán cavadas en el desierto,
y torrentes en la soledad”.
(Isaías 35: 2-6)

+

Ciegos, sordos, mudos y cojos por la contradicción de este mundo recibirán restauración el día de la retribución del Dios nuestro. Cuando Él venga con salud y alegría sobre nosotros. En Isaías 50:10 se lee:

+

” ¿Quién entre ustedes teme al Señor
y obedece la voz de su siervo?
Aunque camine en la oscuridad,
y sin un rayo de luz,
que confíe en el nombre del Señor
y dependa de su Dios”.

+

Muchos nos sentimos tullidos de alguna forma mientras se abate el crepúsculo sobre este mundo y se anuncia la noche oscura. Cada día es mas difícil caminar en sus sendas. En medio de sus “luces” nos sentimos a oscuras. Un enorme desierto espiritual lo va cubriendo todo y sabemos que nos estamos quedando solos. Pero en esa oscuridad confiemos en nuestro Dios que esta por encima del cielo plomizo que nos envuelve y “entonces”, cuando se manifieste la esperanza bienaventurada y brille de pronto su Luz, brotarán torrentes en el desierto por la irrupción de la Vida, cantará la lengua del mudo y saltaremos de alegría.

+

+

+