+


“Entonces serán completos con toda la plenitud de la vida y el poder que proviene de Dios. Y ahora, que
toda la gloria sea para Dios, quien puede lograr mucho más de lo que pudiéramos pedir o
incluso imaginar mediante su gran poder, que actúa en nosotros. ¡Gloria a él en
la iglesia y en Cristo Jesús por todas las generaciones desde
hoy y para siempre! Amén”
Efesios 3:20-21


…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+

+

+

Colaboración de
Juan José Fernández Granados

Ministerio Luz a las naciones

+

+

“Por lo demás, hermanos míos,
fortaleceos en el Señor,
y en el poder de su fuerza.
Vestíos de toda la armadura de Dios,
para que podáis estar firmes
contra las asechanzas del diablo.
Porque no tenemos lucha
contra sangre y carne,
sino contra principados,
contra potestades,
contra los gobernadores
de las tinieblas de este siglo,
contra huestes espirituales de maldad
en las regiones celestes.
Por tanto, tomad toda
la armadura de Dios,
para que podáis resistir
en el día malo,
y habiendo acabado todo,
estar firmes”.


“Estad, pues, firmes,
ceñidos vuestros lomos
con la verdad,
y vestidos con la coraza
de justicia,
y calzados los pies con el apresto
del evangelio de la paz.
Sobre todo,
tomad el escudo de la fe,
con que podáis apagar todos
los dardos de fuego del maligno.
Y tomad el yelmo de la salvación,
y la espada del Espíritu,
que es la palabra de Dios;
orando en todo tiempo
con toda oración
y súplica en el Espíritu,
y velando en ello con
toda perseverancia
y súplica por todos los santos…”
Efesios 6:10-18


Fijémonos que la palabra “lucha” aparece una sola vez, sin embargo la expresión “estar firmes” aparece tres veces. ¿Por qué se hace hoy en día tanto énfasis en la “lucha” y no se enfatiza el “estar firmes”?…


Ante los ataques del diablo nosotros tenemos que estar firmes, firmes en lo que el Señor ha hecho en y por nosotros. ¿Qué diríamos si alguien muere en nuestro lugar? ¿Qué diríamos si alguien derrota a nuestro mayor enemigo? ¿Qué diríamos si alguien nos da todo lo que necesitamos para vivir en poder y victoria? …¡GRACIAS!.


El agradecimiento fortalece nuestra fe, nuestra fe es afirmada y fortalecida cuando decimos:
¡GRACIAS SEÑOR!.


Examinemos con el griego la palabra que en I Timoteo 6:12 y en II Timoteo 4:7 aparece traducida por “batalla”.


“Pelea la buena batalla (AGON) de la fe . . .”
I Timoteo 6:12ª


“He peleado la buena batalla (AGON). . .”
II Timoteo 4:7


La palabra griega, como podemos ver entre paréntesis, es AGON, veamos otro versículo donde aparece dicha palabra y veamos su traducción.


“…corramos con paciencia la carrera (AGON)
que tenemos por delante . . .”
Hebreos 12:1b


En Hebreos 12:1 podemos ver que la palabra AGON se traduce por “carrera”. Veamos otro versículo donde aparece la palabra AGON:


“…tuvimos el valor,
confiados en nuestro Dios,
de hablaros el evangelio de Dios
en medio de mucha oposición (AGON).”
I Tesalonicenses 2:2


En el versículo anterior vemos que la palabra AGON se traduce por “oposición”.


Si miramos un diccionario griego comprobaremos que la palabra AGON tiene varios significados: reunión, asamblea, carrera, concurso, arena, lucha, oposición, conflicto, disputa.


Por tanto, en una carrera (AGON) hay una lucha (AGON) por mantener una buena posición, la buena posición que nosotros debemos mantener es nuestra posición de fe, esta es la buena batalla a la que se refería Pablo, en esto consiste nuestra lucha de Efesios 6, es decir, mantenernos firmes en la posición de fe, de autoridad y de poder que nos ha dado Jesucristo.


Jesucristo derrotó al diablo, nos dio la victoria, nos dio el poder del Espíritu y la autoridad en Su Nombre . . . y ahora yo afirmo mi fe y confieso mi fe dándole gracias por todo lo que EL ha hecho.


“…pero a Dios gracias,
que nos da la victoria
por medio de nuestro Señor Jesucristo.”
I Corintios 15:57


¿Por qué debería dar gracias a Dios si todavía tengo que luchar con el diablo y conseguir la Victoria?…Efectivamente damos gracias a Dios porque Su victoria es nuestra victoria, Pablo sabía muy bien que la victoria ha sido ganada por nuestro Señor Jesús, el diablo fue totalmente derrotado y su obra de salvación y redención es completa. Nosotros tenemos que estar firmes dando gracias a Dios Padre por todo lo que EL nos ha dado por medio de Su Hijo amado Jesucristo.


“Pero gracias a Dios,
que en Cristo siempre nos lleva en triunfo,
y que por medio de nosotros
manifiesta en todo lugar
la fragancia de su conocimiento.”
II Corintios 2:14

+

Antes de orar Pablo por los creyentes daba gracias a Dios por ellos, Pablo entendía la gran importancia de dar gracias a Dios.


“En primer lugar,
doy gracias a mi Dios
por medio de Jesucristo
por todos vosotros…”
Romanos 1:8


“Siempre doy gracias a mi Dios por vosotros,
por la gracia de Dios que os fue dada
en Cristo Jesús…”“…no ceso de dar gracias por vosotros,
haciendo mención de vosotros
en mis oraciones . . .”
Efesios 1:16


“Doy gracias a mi Dios siempre
que me acuerdo de vosotros…”
Filipenses 1:3


“Damos gracias a Dios,
el Padre de nuestro Señor Jesucristo,
orando siempre por vosotros…”
Colosenses 1:3”

“Siempre damos gracias a Dios
por todos vosotros,
haciendo mención de vosotros
en nuestras oraciones;
I Tesalonicenses 1:2


“Por esto también nosotros
sin cesar damos gracias a Dios…”
I Tesalonicenses 2:13a


“Pero nosotros siempre tenemos
que dar gracias a Dios
por vosotros…”
II Tesalonicenses 2:13a


“Doy gracias a Cristo Jesús nuestro Señor,
que me ha fortalecido…”
I Timoteo 1:12a


“Exhorto, pues, ante todo
que se hagan rogativas,
oraciones, peticiones y acciones
de gracias por todos los hombres…”
I Timoteo 2:1


“Doy gracias a mi Dios siempre,
haciendo mención de ti en mis oraciones…”
Filemón 1:4

*