“Por lo tanto, ¡alégrense, oh cielos!
¡Y alégrense, ustedes, los que viven en los cielos
Pero el terror vendrá sobre la tierra y el mar…“
Apocalípsis 12, 12

ir a página principal

…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

*

*

+

*

*

+

+

*

-> La “kahal”/”iglesia”/asamblea nacional del ISRAEL DE DIOS/JEZREEL


La primera mención a la ”kahal”/“iglesia” del Nuevo Pacto se encuentra en el pasaje en que Simon/Pedro es levantado como líder de ella:


“Y yo también te digo, que tú eres Pedro,
y sobre esta roca edificaré mi iglesia;
y las puertas del Hades
no prevalecerán contra ella”
(Mateo 16:18)


Aqui se expresa con claridad que aquel discípulo que había recibido la revelación de que su Maestro era el Cristo/Mesías de ISRAEL, y al que Jesús/Yeshua había cambiado el nombre para indicar que lo estaba incumbiendo de una misión inscrita en el Propósito de Dios,  seria el encargado de velar por ella. Y se dice también que las almas de los congregados en esta “kahal”/”iglesia” no permanecerían en el Hades/infierno luego de su muerte física a la espera del juicio, sino que irían directamente a su Presencia (nota 1).


Y ¿en que sentido la “iglesia” del Nuevo Pacto sería una asamblea nacional de ISRAEL si su parte mas numerosa había ido al destierro de las naciones en el año 722 a.C, y solo permanecía Judá en la tierra de los patriarcas?  Por medio de la misión apostólica, fundamento de la iglesia naciente, que llevaría la Palabra inerrante del Rey/Mesías, manifestado primero como Siervo sufriente, a todas las regiones en donde se sabia que había descendencia de las diez tribus que componían el reino norteño separado y desterrado. Y un remanente de la la inmensa multitud dispersa entre las naciones de la casa de Israel escucharía la Palabra del evangelio y el mensaje de Redención/ Liberación de la sangre derramada por el Cordero a su favor y se reintegrara a la comunidad de ISRAEL, esta vez como ISRAEL DE DIOS/JEZREEL, aunque esto no sería comprendido hasta los últimos días, es decir,  estos días. Ese remanente fue inscripto en el Libro de la Vida y será convocado a Sión en el mundo venidero/athid lavo en donde sera restaurado el Tabernáculo de David, es decir, el ISRAEL de doce tribus bajo un solo “Jefe” (Amos 1:10) que sera también Sumo Sacerdote, según el orden de Melquisedec.

+

Y como la casa de Israel(Efraín), la simiente de Abraham en las naciones, esta mezclada con todos los pueblos, razas y etnias, de la tierra asumiendo sus rasgos y características el remanente salvo tendrá una composición multinacional como se declara en Apocalipsis 5:9-10:


“…y con tu sangre nos has redimido  para Dios,
de todo linaje,  lengua,  pueblo y nación;
nos has hecho para nuestro Dios
un reino y sacerdotes,
y reinaremos sobre la tierra”.
(Apo 5:9-10)


Aqui se dice que los redimidos -el ISRAEL DE DIOS/JEZREEL- provendría “de todo linaje, lengua, pueblo y nación” para formar un reino sacerdotal. ¡Un reino nacional israelita eterno formado por gente de todas las naciones! (Efesios 3:6) Este es el Propósito que desenvuelve el Plan de Redención a las naciones, su “designio secreto” que casi siempre lo encontramos envuelto en una paradoja que no puede ser comprendida por una mente no renovada por el Espíritu. Y será un reino sacerdotal ya que su Rey será también Sumo Sacerdote y el Trono estará en un Templo magnífico construido por Él mismo. ¡Que misterios nos serán develados a los redimidos en esos días, cuantos paradigmas serán radicalmente cambiados!.


La ”kahal”/“iglesia” que el Señor le encomendó a Simón/Pedro es entonces la “congregación nacional” de una Nación/ Reino que vendrá a existir en un tiempo fuera de este tiempo, cuando existan “nuevos cielos y una nueva tierra”. Y esta Nación es/será el “Reino de Dios”/ “Reino de los Cielos”/”Tabernáculo de David restaurado” del que nos hablan las Escrituras. La primera “kahal” de ISRAEL era una nación para este mundo, la segunda, la “iglesia” fundada por Jesús/Yeshua,  es la congregación de una Nación para el mundo venidero/ athid lavo. Esta es la diferencia radical entre una y otra. Y por eso la “iglesia de Cristo” se estructura en torno a misterios que aluden a cosas que no sucederán en este mundo, sino que vendrán a existencia con el advenimiento del Reino milenario  en el athid lavo. La primera “kahal” de ISRAEL es representada por el monte Sinaí, la segunda, la “kahal”/”iglesia” del ISRAEL DE DIOS/JEZREEL es el “Monte Sión“. Y en el Monte Sión entramos -o “nos acercamos”- cuando recibimos a Jesús/Yeshua en nuestro corazón y confesamos que Él es el Hijo de Dios que resucitó de entre los muertos. Por eso el Maestro afirmó que los miembros de Su “Kahal”/ ”iglesia” –purgada de la cizaña– no permanecerían en el Hades/infierno sino que irían a Su Presencia, esto es, al “Monte Sión”, figura de la congregación de las almas de los justos de todos los tiempos como leemos en Hebreos 12 22-24:

+

“Vosotros…os habéis acercado al monte Sión,
a la ciudad del Dios vivo,  Jerusalém la celestial,
a la compañía de muchos millares de ángeles,
a la congregación de los primogénitos
que están inscritos en los cielos.
Os habéis acercado a Dios,  Juez de todos,
a los espíritus de los justos hechos perfectos,
a Jesús,  Mediador del nuevo pacto,
y a la sangre rociada que habla mejor que la de Abel”
+

En donde esta dicho todo lo que venimos expresando y aún mas, hasta dejarnos sin aliento (pero llenos del aliento de Dios)

++

+

-> ¿A quien le predicaron Pedro y los once?


Ahora bien, ¿en que momento Pedro asumió públicamente el liderato sobre la “iglesia” que le encomendó su Maestro? Pues cuando se dirigió a la muchedumbre de habitantes y visitantes de Jerusalem durante la día de Pentecostés, 50 días después de Su resurrección. Allí estaban 120 discípulos -incluyendo a María/Myriam la madre de Jesús/Yeshua-  reunidos en una habitación alta de Jerusalem. Y durante esa reunión vino sobre ellos un “viento recio” y como “lenguas de fuego” se posaron sobre sus cabezas y comenzaron a hablar lenguas extrañas (para ellos).  Esto llamó mucho la atención en una Jerusalem muy sensible e hizo que una pequeña multitud de mas de 5.000 personas se agolparan para ver que estaba aconteciendo. Y ante ese revuelo, Pedro, ungido de poder de lo Alto, se levantó junto con los once -la Palabra dice “Pedro y los once” señalando su liderazgo- y se dirigió a los “varones judíos y todos los que habitáis en Jerusalem”,  y luego matiza: “varones israelitas”. Y en el versículo 36 amonesta a los allí presentes con palabras solemnes que cruzan los siglos:


“sepa, pues, ciertísimamente toda la casa de ISRAEL”.


Aquí esta identificado a quien el apóstol Pedro, acompañado de “los once”, quería hacer llegar estas palabras introductorias de la misión apostólica: a “todo ISRAEL”, a sus dos partes/casas/familias. Esto es: “Juda”, que todavía vivía en la “tierra de la promesa”,  e “Israel”,  desterrado, disperso y mezclado con las naciones en tierras lejanas. Recordemos las instrucciones a “los doce” en Mateo 10:5-7:


“A estos doce envió Jesús,
y les dio instrucciones diciendo:
‘Por camino de gentiles no vayáis,
y en ciudad de samaritanos no entréis,
sino id antes a las ovejas perdidas
de la casa de Israel’
Y yendo, predicad, diciendo:
“El reino de los cielos se ha acercado”.


De modo que la misión de “los doce” no estaba restringida a Jerusalem y sus alrededores, sino a todo lugar en donde estuviera la casa de Israel(Efraín) desterrada, es decir, todo el mundo. Y Dios/Elohim -YaHVéH- tuvo que permitir que se desatara una terrible persecución para que sus enviados/apóstoles se movieran presto a sus destinos.



-> ¿a quien le predicó el apóstol Pablo?


Este apóstol extraordinario fue levantado “cuando respirando amenazas y muerte” contra  los “hombres o mujeres de este Camino” se dirigía a Damasco con cartas del Sumo Sacerdote para traer presos a los discípulos de Jesús/Yeshua que allí encontrara. Recordemos este incidente celestial:


“Pero,  yendo por el camino,
aconteció que, al llegar cerca de Damasco,
repentinamente lo rodeó un resplandor
de luz del cielo; y cayendo en tierra oyó una voz que le decía:

+

–Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?
Él dijo: –¿Quién eres, Señor?
Y le dijo: –Yo soy Jesús, a quien tú persigues…”
(Hechos 9:3-5)


El sobrenatural encuentro dejó a Saulo/Pablo momentáneamente ciego, y le fue dicho que entrara en la ciudad de Damasco en donde el Señor arregló un encuentro con Ananias –un discípulo fiel- a quien indicó claramente para que Propósito sería levantado este apóstol adicional a “los doce”:


El Señor le dijo:
“Ve, porque instrumento escogido
me es este para llevar mi nombre
en presencia de los gentiles,
de reyes y de los hijos de Israel”


Y mas tarde el Señor confirmaría este Propósito tan extraordinario para mentalidades formadas en el Primer Pacto -como lo era el propio Saulo-  con la visión que le dio al apóstol Pedro en Jope, que llevó a lo llevo hasta la casa del gentil Cornelio  -un centurión romano- que fue convertido junto a los suyos a la nueva fe que apuntaba al ISRAEL DE DIOS/JEZREEL. Estaba abierta así, por designio de lo Alto, y por medio del apóstol designado líder por el Maestro, la predicación del evangelio del Reino a los gentiles -entre los cuales estaba dispersa la casa de Israel(Efraín)- y esto fue reconocido explícitamente en el primer concilio de Jerusalem citado a esos efectos. La nueva “kahal”/ asamblea del ISRAEL DE DIOS/JEZREEL, había extendido sus estacas para abarcar el mundo entero.

^^^

+

Nota:


La crónica del primer viaje misionero de Pablo con Bernabé nos muestra que Pablo todavía no había asumido completamente su misión a los gentiles. Obstinadamente se dirigía a los judíos que no eran el objeto de su llamado:


“Y llegados a Salamina, anunciaban la palabra de Dios en las sinagogas de los judíos…” (Hechos 13:5).


Y mas adelante leemos:


“Aconteció en Iconio que entraron juntos en la sinagoga de los judíos…” (Hechos 14:1).


Y mas adelante:


“Pasando por Anfípolis y Apolonia, llegaron a Tesalónica, donde había una sinagoga de los judíos. Y Pablo, como acostumbraba, fue a ellos, y por tres días de reposo discutió con ellos”. (Hechos 17:1-2).


Solo después de recibir muchos golpes, amenazas de muerte y menosprecio de los judíos “se volvió a los gentiles” y allí su ministerio desencalló  y su impacto se prolonga hasta hoy.


^^^


nota 1): las expresiones “Hades”/”Seol” o “infierno” no se refieren a un lugar definitivo de las almas impías como generalmente se cree, sino el lugar a donde van las almas a la espera de la resurrección y el juicio. “Infierno” quiere decir “inframundo”,  esto es, un lugar específico debajo de la tierra (Ver: “La inquietud de Abadon (una meditación) y “Que sabemos del Seol/Hades y de Abadón”). Y hasta que Jesús descendió al infierno durante los dos días en que su cuerpo descansó en la tumba, antes de la resurrección, las almas de los justos también iban al infierno. Pero luego de que “subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad” abriendo las puertas del infierno a las almas de los justos se cumplió lo que el Señor prometio al apóstol Pedro:  “las puertas del infierno no prevalecerán” contra ella. Y también se cumplió lo profetizado por David:


“…Dios redimirá mi vida
del poder del Seol, porque él
me tomará consigo”.
(Salmo 49:15)

*

+