+


“Entonces serán completos con toda la plenitud de la vida y el poder que proviene de Dios. Y ahora, que
toda la gloria sea para Dios, quien puede lograr mucho más de lo que pudiéramos pedir o
incluso imaginar mediante su gran poder, que actúa en nosotros. ¡Gloria a él en
la iglesia y en Cristo Jesús por todas las generaciones desde
hoy y para siempre! Amén”
Efesios 3:20-21


…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+

+

+

+

++

En la etapa final del Imperio Romano impío, antes de que Constantino venciera a un poseído por el averno como era Majencio en  la batalla del puente Milvio y liberara a los cristianos de las mazmorras y catacumbas, este era el estado de cosas:


“La peste fue permanente por espacio de doce años (250-292); las carestías frecuentes; los terremotos, las erupciones volcánicas no dejaban a los pueblos punto de reposo, y para colmo de desventura y para añadir nueva aflicción, los bárbaros se mostraban mas amenazadores que nunca…La desventurada Campania fue asolada por huracanes que arrasaban mieses, los arboles y las casas…. En Roma, la peste diezmo a todas las clases sociales, los edificios estaban atestados de cadáveres, las calles de fúnebres cortejos. Hombres y mujeres, niños y ancianos, esclavos y ciudadanos perecían en gran numero…En solo un otoño se registraron treinta mil defunciones en el templo de Venus Libitinia… “El terror fue universal y, según Tacito, se contaban a centenares las personas a quienes el terror arrebato el juicio” (nota 1).


Quiere decir: había terror por lo que estaba ocurriendo: terremotos, pestes, mortalidad, carestías, mezclado con corrupción y desenfreno. El mundo estaba a los tumbos. Pero luego de la liberación de quienes habían estado perseguidos y cautivos  –los cristianos- hubo alivio a pesar de los intentos de contramarchas especialmente el de Julían el apostata. Pero finalmente el imperio olvidó el panteón de “los dioses de Grecia y Roma” y los cultos mistétricos orientales y en los siglos siguientes fue sinónimo de fe cristiana a la que contribuyó a consolidar y expandir. Una enorme transformación había ocurrido que marcaría los siglos venideros.


Hoy nos acercamos a un momento histórico semejante a aquel pero de dimensiones planetarias. Y es que vamos a pasar de la oscuridad que se abate sobre este mundo sin quicios a otro de Luz resplandeciente para un remanente escogido de entre todas las naciones a los que “Cristo enjugará toda lágrima de los ojos…” (Apocalipsis  7:17).


Ahora bien, es fácil comprobar en la historia que en los días anteriores a la liberación de Constantino los cristianos estaban cautivos o sometidos a una persecución implacable. ¿Y ahora cual es su situación? Pues hoy es mayor el numero de los cristianos sometidos a persecución y muerte.  Y además, en lenguaje profetico, YaHWéH siempre vio a la ‘casa de Israel’ -un remanente de la  cual somos los cristianos- en estado de cautividad. Dice Ezequiel 39:23 refiriéndose a un tiempo en que las líneas maestras de la historia serán reveladas:


“Y sabrán las naciones que la casa de Israel
fue llevada cautiva por su pecado,
por cuanto se rebelaron contra mí”


¿Y como lo sabrán? Pues porque el pueblo que se confiesa cristiano y que estará cercado y perseguido será sacado de este mundo y trasladado a la Sión gloriosa -celestial- del mundo venidero en días de tinieblas como elos que ya presentimos y recorremos. Dice Sofonías 3:20:


“En aquel tiempo
los traeré a ustedes, los reuniré;
haré que cambie su suerte,
y les daré fama y honor
entre todos los pueblos de la tierra.
yo, el Señor, lo he dicho.”


Y Ezequiel 39:25-27:


“Ahora voy a hacer que vuelvan
los cautivos de Jacob.
Tendré misericordia
de toda la casa de Israel
y me mostraré celoso
por mi santo nombre.
Ellos sentirán su vergüenza
por toda su rebelión …(nota 2)
cuando los saque de entre los pueblos
y sea santificado en ellos
ante los ojos de muchas naciones”


De modo que hay un día determinado por Él mismo (Hechos 17:31) en que será efectuada una portentosa liberación del pueblo elegido, el remanente de ISRAEL. ¿Queremos más testimonios de que los cristianos de hoy serán liberados de una situación que la Palabra identifica como “cautividad”?:


“Porque vienen días…en que haré volver
a los cautivos de mi pueblo
de Israel y de Judá, ha dicho YaHWéH,
y los traeré a la tierra que di a sus padres,
y la disfrutarán”.
Jeremías 30:3


“He aquí yo hago volver a los cautivos
de las tiendas de Jacob,
y de sus tiendas tendré misericordia”
Jeremías 30:18


“¡Ah,  si de Sión viniera
la salvación de Israel!
Cuando YaHWéH haga volver
a los cautivos de su pueblo,
se gozará Jacob, se alegrará Israel”.
Salmo 14:7

+

¿Sentimos esa cautividad que es también liberación de este mundo que no es el nuestro?


Y cuando la cautividad de las ‘tiendas de Jacob’/'casa de Israel’ sea levantada por el advenimiento de Su Libertador, se celebrarán las bodas celestiales del Cordero, y luego serán unificadas las dos familias de ISRAEL -Israel(Efraín) y Judá– en el gran día de Jezreel. Este será el evento inaugural del Reino.

+

Y el clima caótico de hoy recuperará su regularidad porque el nuevo mundo responderá con obediencia al orden determinado por YaHWéH. Dice Joel 2:23:


“¡Alégrense ustedes, habitantes de Sión,
alégrense en el SEÑOR su Dios!
Él les ha dado las lluvias
en el momento oportuno,
las lluvias de invierno y de primavera,
tal como antes lo hacía”


Y Su Santo Monte -Su Reino- “no será movido” porque estará fundado en la Roca de los siglos. Y ‘YaHWéH Justicia Nuestra’ morará en Jerusalem y reinará en el Templo con Su pueblo santo, que ejecutara Su consejo ante las naciones.  ¡Aleluya!

+

nota 1): tomado de “Los Dioses de Grecia y Roma”, publicado en el año 1881, mucho antes de la obsesión de estos días sobre el cambio climático.


+

+