+

“Pon tu esperanza en el Señor y marcha con paso firme por su camino. Él te honrará al darte la tierra…
He visto a gente malvada y despiadada florecer como árboles en tierra fértil. Pero cuando volví
a mirar, ¡habían desaparecido… no pude encontrarlos! El Señor rescata a los justos;
él es su fortaleza en tiempos de dificultad… Él salva a los justos,
y ellos encuentran refugio en él”
Salmo 37, 34-40


…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

*

+

+

*`

+

“Los trajo después a las fronteras
de su tierra santa,
A este monte que ganó
Su mano derecha.
Echó las naciones de delante de ellos,
Con cuerdas repartió
sus tierras en heredad,
E hizo habitar en sus moradas
a las tribus de Israel”.
Salmo 78:54-55

*

Dios/Elohim -YaHWéH- guía la historia según Su Propósito. A nosotros nos parece -especialmente en estos días- que estamos inmersos en un torrente de creciente confusión y que no hay luz al final del túnel. Pero el Guía de la historia está en el control. Dice Isaías 41:4:

+

¿Quién, desde el principio, ha ordenado
el curso de la historia? Yo, el Señor,
el único Dios, el primero y el último.

+

Y Él prometió rescatar un remanente de Israel de entre las naciones, juzgar al mundo impío y establecer un Reino milenario de Paz y Justicia en la Sión en Gloria venidera. Y esto es lo que hará. El remanente congregado es el ISRAEL DE DIOS -los redimidos-  el pueblo nacido de lo Alto -JEZREEL- que con Él reinará “en el medio de la tierra”. Y así como el establecimiento en sus moradas definitivas de la Canaan de entonces de su pueblo carnal -el ISRAEL nacido en las faldas del Sinaí- precisó de intervenciones profundas en la historia de esos días, tumulto de naciones, ahora de nuevo hay confusión en esa región si se mira con la visión finita del hombre, que solo discierne un poco mas de una generación. Y es que una poderosa transformación, mas allá de todo lo imaginable, se está preparando para esa región. Y se escucha de nuevo un gran alboroto:

*

“el alboroto de los que se levantan
contra ti sube continuamente”
Salmo 70:23

*

Pero todo esta bajo control, el Guía de ISRAEL esta en el mando.

*

El éxodo futuro del remanente de Israel a Sión será mucho mayor en todos todos sentidos que el primer éxodo, el que cruzo el mar Rojo. Y si este involucró solo a Egipto y los pueblos de la región, el que viene involucrará a todas las naciones de la tierra y también al cielo, adonde concurriremos a la cena y las bodas del Cordero y desde el cual el remanente descenderá junto al Cordero  -el Hijo de Dios/Hijo de David/ Hijo del Hombre/’YaHWéH Justicia Nuestra- a sus moradas definitivas en la Sión transmutada por su Gloria del mundo venidero/atid lavo.

+

Es decir, si en el primer éxodo hubo el cruce milagroso del mar Rojo cuando todo parecía perdido, en este que está cercano los redimidos -el ISRAEL DE DIOS/ JEZREEL- volaremos a nuestro destino junto al Señor, y estaremos para siempre con Él. Y si en el primero perecieron sepultados por las aguas faraón y su ejercito en este último perecerá todo el mundo impío momentos después de que sea ejecutado nuestro rescate “por el aire”:

*

“porque el Señor ejecutará
su sentencia sobre la tierra
en justicia y con prontitud”
Romanos 9:28

+

Y al final un remanente santo -lavado por la sangre del Cordero- de las doce tribus de ISRAEL proveniente de la multitudinaria descendencia de Abraham esparcida entre todas las naciones y pueblos de la tierra (Apocalipsis 5:9) -al que se unirán los “extranjeros” (Ezequiel 47:23) que hayan abierto su corazón al evangelio- danzará de gozo en Sión como lo hizo ISRAEL a orillas del mar Rojo una vez alcanzada su libertad:

*

“los que el Señor ha redimido;
entrarán en Sión con cantos de alegría,
y siempre vivirán alegres.
Hallarán felicidad y dicha,
y desaparecerán el llanto y el dolor.”
Isaías 35:10

*

Amen y amen

*

+