“En el occidente, la gente respetará el nombre del Señor; en el oriente,
lo glorificará. Pues él vendrá como una tempestuosa marea, impulsado
por el aliento del Señor. «El Redentor vendrá… para rescatar…
a los que se hayan apartado de sus pecados”
Isaías 59:19-20

“…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

*





*

Por fuera del fárrago –def: conjunto de cosas superfluas y mal ordenadas- de noticias que consiguen desinformarnos y condicionar nuestra visión del mundo están apareciendo señales prodigiosas que deberían llamar nuestra atención. Una de la mas sorprendente son los “crop circles”, o “dibujos en campos de cultivo”,  que se producen misteriosamente durante la noche mediante el aplastamiento de espigas siguiendo el padrón de elegantes diseños. El contraste entre estas espigas “aplastadas” con gentileza -sin ser destruidas- y los campos vírgenes de espigas en pie, de por si ya hermoso, produce un efecto de gran deleite.  Los mas famosos “crop circle” son los de los campos de trigo de Inglaterra,  pero se han producido en todas las latitudes.


Estos “dibujos” revelan una inteligencia superior, ya que generalmente son figuras geométricas de génesis matemática. El propio método de “impresión” en los campos de cultivo de estas figuras –los “aplastamientos” – es a la vez de una extraordinaria simplicidad y una gran complejidad ya que mediante la orientación impuesta a las espigas aplastadas y la  prolijidad -muy lejana de la habilidad humana- con que estos “dibujos” son ejecutados se logran efectos de una estética que conmueve la inteligencia y el corazón.


Pero la novedad es que en julio del año pasado -2010- apareció en los campos de Inglaterra la imagen del rostro de Jesús que conocemos del “Sudario de Turín”. Pero con un detalle: para obtener este rostro es necesario superponer dos “crop circle” aparecidos en sitios separados pero que están perfectamente sincronizados una vez que son superpuestos, siendo que a uno de ellos es necesario invertirlo mediante un “efecto espejo. El hecho de que estas sorprendentes apariciones requieran que adivinemos como superponer ambos círculos para recomponer la imagen del rostro de Jesús potencia su interés. Hay aquí una comunicación en lenguaje de nuestra cultura digital, acostumbrada a manejar “pixel”, “filtros” y a manipular imágenes. Estas cosas estuvieron “pensadas” seguramente por el “autor” de estas figuras para llamar nuestra atención.


*

*


Y en el sitio cuyo link ofrecemos mas abajo, se informa además de apariciones de cruces tanto en los campos de cultivo como en el cielo.

*


Al margen del hecho en sí, suficientemente conmovedor, dos comentarios se me ocurren vinculados a estas cosas:


a) quien esté queriendo comunicarnos algo a través de los “crop circle” revela una inteligencia superior y a la hora de elegir un rostro de Jesús para imprimirlo en los campos de cultivo de tan ingeniosa manera eligió el del “Sudario de Turín”. Durante mucho tiempo se dijo que este era una falsificación fraguada en la Edad Media. Hoy se ha hecho evidente que semejante cosa es imposible y se acumulan pruebas irrefutables de que el “Sudario de Turin” es el verdadero sudario que cubrió el cuerpo de Jesús depositado en la tumba de Jose de Arimatea. Y es muy probable que la imagen en el aparece haya sido generada durante Su resurrección, de modo que es una “fotografía” del instante mas importante de la historia de la humanidad. Y el hecho de que el inteligente “autor anónimo” de los “crop circle” haya elegido esta imagen para sorprendernos es una prueba “externa” de la autenticidad de todas estas cosas.


b) la aparición de fenómenos luminosos en el cielo hace recordar a la “estrella de Belén”. Una mentalidad racionalista ha querido vincular aquella “estrella” a fenómenos astronómicos que habrían sidoincorrectamente interpretados por la supuesta ignorancia de los antiguos. Sin embargo los llamados “magos de oriente”, seguramente educados en la tradición del profeta Daniel, sabían muy bien leer los fenómenos del cielo.  Es seguro que no confundirían una conjunción de planetas – una de las hipótesis mas mencionadas para obviar la aparición prodigiosa de la “estrella de Belen”  con la luminaria que los guió desde los países de oriente y les indicó con precisión el lugar en donde se encontraba el Niño. Pues bien, las “señales en los cielos” de estos días proféticos demuestran que es posible la aparición de luminarias en los cielos sin explicación “científica”.

*

Información puede verse en:

*

http://pijamasurf.com/2010/08/los-mejores-crop-circles-del-2010-evolucion-matematica-de-los-dibujos-en-cultivos/

+

*

*

*