“Por lo tanto, ¡alégrense, oh cielos!
¡Y alégrense, ustedes, los que viven en los cielos
Pero el terror vendrá sobre la tierra y el mar…“
Apocalípsis 12, 12

ir a página principal

…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+

+

01/11/2014
+

by Carter Conlon
+

+

Al principio de mi caminar cristiano, Dios puso un amor irresistible por los perdidos en mi corazón. Es verdad, hubo momentos en que enfrenté oposición e incluso fui amenazado, sin embargo, simplemente no podía permanecer en silencio, porque tenía una preocupación genuina por la gente que me obligaba a hablar de Jesucristo. Los hombres y mujeres que me rodeaban estaban muriendo en sus pecados, y alguien con la compasión de Dios tenía que hablar con ellos. Este es el llamado que tiene cada uno de nosotros.


Pablo lo dijo con estas palabras: “…del cual yo fui constituido predicador, apóstol y maestro de los gentiles. Por lo cual asimismo padezco esto” (2 Timoteo 1:11-12). Pablo dijo: “Yo sufro, y soy un llamado, he sido elegido”. De la misma manera, cada uno de nosotros ha sido elegido por Dios para ser un testigo franco de la verdad. No hemos sido llamados a estar en silencio en esta hora. Hemos sido llamados a defender aquello en lo que creemos; para dar testimonio de cómo Dios nos ha transformado y continúa trabajando en nuestras vidas. Hemos sido llamados a defender sin avergonzarnos en lugar de ser acobardados por las burlas de la humanidad caída, y Dios ha abierto un camino para que lo hagamos.


Previo a estos versos, Pablo dijo a Timoteo: “sino participa de las aflicciones por el evangelio según el poder de Dios, quien nos salvó y llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos” (2 Timoteo 1:8-9). ¡Es según el propósito y la gracia Suyos! Es como si Dios estuviera diciendo: “Te vi venir, y preparé un camino para ti. Hice posible que te liberes de la necesidad de alabanza y aprobación humana. Preparé el camino para que puedas cumplir con Mi santo llamado en tu vida, no sólo en parte, sino en plena medida. Hice posible que ames a las personas con un amor sobrenatural. Estoy dispuesto a llenarte con Mi Espíritu Santo, que te dará valor para ser una voz para el reino de Dios. ¡No con tu capacidad, sino con Mi Espíritu!”


Carter Conlon se unió al equipo pastoral de la Iglesia Times Square en 1994, por invitación del pastor fundador David Wilkerson, y fue nombrado para el cargo de Pastor Principal en 2001. Unlíder fuerte y compasivo, y un orador frecuente en conferencias para pastores y líderes dirigidas por World Challenge en todo el mundo.


Read this devotion online: http://sermons.worldchallenge.org/es/node/26106?src=devo-email

+

+

+