+


“Cada uno de ustedes debe arrepentirse de sus pecados y volver a Dios, y ser bautizado en el nombre
de Jesucristo para el perdón de sus pecados. Entonces recibirán el regalo del Espíritu Santo.
Esta promesa es para ustedes, para sus hijos y para la gente en el futuro lejano, es
decir, para todos los que han sido llamados por el Señor nuestro Dios”
Hechos 2, 38-39


…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+

+

+

En Hechos 27:28-29 se lee:


“Venida la decimacuarta noche, y siendo llevados a través del mar Adriático, a la medianoche los marineros sospecharon que estaban cerca de tierra;   y echando la sonda, hallaron veinte brazas; y pasando un poco más adelante, volviendo a echar la sonda, hallaron quince brazas. Y temiendo dar en escollos, echaron cuatro anclas por la popa, y ansiaban que se hiciese de día”.


Se trataba del barco que traía al apóstol Pablo preso a Roma, sacudido y desviado de su rumbo por una feroz tormenta, que acabaría encallando en una playa de la isla de Malta. Este es un acontecimiento muy conocido aun para un lector superficial de la Biblia. Todos sobrevivieron a ese naufragio como Pablo había profetizado y el apóstol predico allí con unción y portentos el evangelio. Eran los años 60 de la era cristiana, hoy el 98% de los habitantes de Malta son cristianos.


Un ex-detective residente en Los Ángeles – Bob Cornuke  - que visitó la isla decidió investigar el lugar exacto de este naufragio. La historia es muy interesante y se recoge en este artículo y video de Mundo Cristiano:

+

http://www.cbn.com/mundocristiano/elmundo/2010/March/Buscando-el-naufragio-del-Apostol-Pablo-en-Malta/

+

+

+