+

“Oyendo ellos estas cosas, prosiguió Jesús y dijo una parábola, por cuanto estaba cerca de Jerusalén
y ellos pensaban que el reino de Dios se manifestaría inmediatamente… “Pues yo os digo que
a todo el que tiene, se le dará; pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará”
Lucas 19, 11, 26


…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+
+
+
++
+

“Del oriente llamo al ave de rapiña” (Isaías 46:11)

+

+

*

Ante la posibilidad de una intervención en Irán es útil enterarse de lo que allí se piensa en los círculos del poder (religioso-cívico). Para esto es bueno leer -entre otras fuentes- las siguientes porciones tomadas de un artículo de Joel C. Rosenberg (03/01/07):

+

*

EL MAHDI: PREDICCIONES DE MAL AGÜERO PARA EL NUEVO AÑO (1)


Predicciones de mal agüero podrían indicar momentos difíciles para el nuevo año si los líderes iraníes se salen con la suya. Ellos esperan la llegada del mesías islámico conocido como el “Duodécimo Imán” o “Mahdi” tan temprano como en la primavera, según un sitio ‘web’ oficial del gobierno iraní. El sitio ‘web’ llamado “Islamic Republic of Iran Broadcasting” (o Transmisión de la República Islámica de Irán) declara que el mundo ya se encuentra en sus “postreros días.” El artículo alega que el Mahdi primero aparecerá en Meca, y luego en Medina. Conquistará toda Arabia, Siria e Irak, y destruirá a Israel. Luego sentará su “gobierno global” en Irak, sorprendentemente, no Irán.


Esa escatología islámica está impulsando el régimen iraní, y nos ayuda a entender por qué Irán no tiene interés en lo absoluto de colaborar con Estados Unidos y la Unión Europea para crear paz en la región, mucho menos de abandonar su proyecto de obtener armas nucleares. La anticipación de la inminente llegada o “iluminación” del mesías islámico ha adquirido mayor intensidad en Irán desde que Mahmoud Ahmadinejad surgió como presidente en junio de 2005. Desde el pasado noviembre, se ha estado presentando una serie televisiva en Irán llamada “El mundo hacia la iluminación” para responder a las muchas preguntas que los iraníes hacen sobre el final del mundo como lo conocemos actualmente. La serie explica las señales de los últimos tiempos y cómo será cuando llegue el mesías musulmán. El programa también declara que Jesús regresa a la tierra como un líder musulmán shiita junto con el Mahdi. Ambos hombres se complementarán. El Mahdi será el líder, mientras que el profeta Jesús actuará como teniente en la lucha contra la opresión y el establecimiento de la justicia en el mundo. En cuanto a la fecha exacta de cuándo llegue el “Salvador” musulmán nadie sabe, pero enseñan que derrotará a “Dajjal” el impostor, o el “anti-Cristo,” como lo llaman los cristianos. También critican a los “cristianos nacidos de nuevo” por estar apoyando al “ilegal estado sionista de Israel”.


Un sitio web israelí fue el primero en señalar el artículo y el efecto que tendrá sobre la seguridad nacional israelí. Allí declara que pronto el Mahdi “formará un ejército para derrotar a los enemigos del islam en una serie de batallas apocalípticas,” y que “conquistarán a su rival en Jerusalén.”


Algunos analistas de inteligencia se están preocupando por la promoción que Ahmadinejad le está dando a una gran celebración que hará cuando finalmente obtengan el poder nuclear este año. Su año calendario termina el 20 de marzo, fecha usual del equinoccio de la primavera. ¿Será que Ahmadinejad está advirtiendo que habrá alcanzado armas nucleares para ese entonces? ¿Estará indicando que una guerra mesiánica podrá llegar en 2007 que aniquilará a Israel, quizás en primavera o verano? Eso no está claro, pero Ahmadinejad ha jurado “humillar” pronto a los Estados Unidos e Israel. Demasiados analistas occidentales están equivocadamente creyendo que el liderato iraní podrá ser convencido para acordar alguna paz con el Occidente. Nada podrá estar más lejos de la verdad. Ahmadinejad y sus secuaces fieles no son impulsados por las mismas metas ni aspiraciones que los diplomáticos en Washington, Bruselas o en las Naciones Unidas.


El presidente de Irán y su equipo fervientemente creen que el mesías islámico está pronto por venir. Están convencidos que su divina misión es crear las condiciones propicias para su venida.


Como resultado de eso, su meta es instigar mayor violencia anti-americana en Irak, no menos. Están determinados a obtener armas nucleares a cualquier precio, no negociar su programa de investigación atómica. Incluso, están comprometidos a fortalecer alianzas políticas y militares con poderes anti-occidentales, no tranzar con el Occidente.


En fin, los líderes de Irán se están preparando para un guerra apocalíptica contra EEUU e Israel. No es cuestión de que si viene o no, pero de cuándo viene. Mientras más pronto la Casa Blanca y nuestros líderes congresistas se dan cuenta de eso, y toman acción para detener esa pesadilla nuclear, mejor es”.

+

*

¿Impresionante, no?. En 2 Tesalonicenses 2:11-12 se lee con referencia a los que tienen una conciencia cauterizada por la mentira:


“Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira”.


En lo que leímos se dice, entre otras cosas:


-> que vendrá un “mesías” árabe que terminará derrotando al Estado Judío y a Jerusalem, en vez de un Mesías judío que defenderá a Jerusalem de la Bestia y sus acólitos, y


-> que este “mesías” reinará sobre el mundo desde Irak (Babilonia) como si fuera un redivivo Nabucodonosor. Esto es la anti-versión de la Verdad, la esencia misma de la mentira profética.


Para este “mesias” que se pasea por los dominios de Esaú/Edom -el anatema de YaHWéH- sirve lo que se afirma en Isaías 34:5:


“Porque en los cielos se embriagará mi espada;
he aquí que descenderá sobre Edom en juicio,
y sobre el pueblo de mi anatema”


Y para el odio incontenible y visceral a los EEUU -cabeza de la “casa de Israel”/”casa de José”/”Efraín”- y los judíos -la casa de David (Judá)- vale Oseas 1:11:


“se congregarán los hijos de Judá y de Israel(Efrain)
y nombrarán un solo jefe,
y subirán de la tierra;
porque el día de Jezreel será grande”.


En donde se nos dice que un remanente de “los hijos de Judá y de Israel” subirá de las naciones para congregarse en la Sión en Gloria venidera bajo la conducción de un único Jefe: el “Hijo de David”, que es también el Sumo Sacerdote de nuestra fe -la fe cristiana-, y no un “mesías” islámico. A este Jefe de ISRAEL venidero lo conocimos como Jesús/Yeshua -Salvación de YaHWéH- en su primera venida en carne y lo conoceremos como ‘YaHWéH Justicia Nuestra’ después de Su segunda venida en Gloria. Entonces -muy pronto- vendrá con juicio y justicia a establecer Su Reino, el Reino de ISRAEL/JEZREEL por el cual preguntaron los discípulos al Resucitado antes de Su ascensión a los cielos. El que será establecido en la Sión cubierta por un dosel de Gloria y restaurada a una perfección inimaginable en el athid lavo. Será un Reino de Paz, Justicia y Gozo, que abarcará a todas las naciones de una tierra regenerada con capital mundial en una nueva Jerusalem ubicada en Sión -no en Irak/Babilonia-.

+

Y el mundo entero Lo alabará.

+

Amén y amén


(1): tomado de www.puentesparalapaz.org

+.

*

ver también:

“Video iraní afirma que la venida del

“mesías islámico” esta cerca”

y:

“LAS MORADAS DE JEZREEL EN LA GLORIOSA SIÓN VENIDERA”

*

+


“Del oriente llamo al ave de rapiña” (Isaías 46:11)Ante la posibilidad de una intervención en Irán, de la que se habla en estos días, es útil enterarse de lo que allí sucede con mas profundidad que los fragmentarios y escuálidos análisis periodísticos. Para esto es bueno leer – entre otras fuentes – las siguientes porciones tomadas de un artículo de Joel C. Rosenberg (03/01/07):EL MAHDI: PREDICCIONES DE MAL AGÜERO PARA EL NUEVO AÑO (1)

Predicciones de mal agüero podrían indicar momentos difíciles para el nuevo año si los líderes iraníes se salen con la suya. Ellos esperan la llegada del mesías islámico conocido como el “Duodécimo Imán” o “Mahdi” tan temprano como en la primavera, según un sitio ‘web’ oficial del gobierno iraní. El sitio ‘web’ llamado “Islamic Republic of Iran Broadcasting” (o Transmisión de la República Islámica de Irán) declara que el mundo ya se encuentra en sus “postreros días.” El artículo alega que el Mahdi primero aparecerá en Meca, y luego en Medina. Conquistará toda Arabia, Siria e Irak, y destruirá a Israel. Luego sentará su “gobierno global” en Irak, sorprendentemente, no Irán.

Esa escatología islámica está impulsando el régimen iraní, y nos ayuda a entender por qué Irán no tiene interés en lo absoluto de colaborar con Estados Unidos y la Unión Europea para crear paz en la región, mucho menos de abandonar su proyecto de obtener armas nucleares. La anticipación de la inminente llegada o “iluminación” del mesías islámico ha adquirido mayor intensidad en Irán desde que Mahmoud Ahmadinejad surgió como presidente en junio de 2005. Desde el pasado noviembre, se ha estado presentando una serie televisiva en Irán llamada “El mundo hacia la iluminación” para responder a las muchas preguntas que los iraníes hacen sobre el final del mundo como lo conocemos actualmente. La serie explica las señales de los últimos tiempos y cómo será cuando llegue el mesías musulmán. El programa también declara que Jesús regresa a la tierra como un líder musulmán shiita junto con el Mahdi. Ambos hombres se complementarán. El Mahdi será el líder, mientras que el profeta Jesús actuará como teniente en la lucha contra la opresión y el establecimiento de la justicia en el mundo. En cuanto a la fecha exacta de cuándo llegue el “Salvador” musulmán nadie sabe, pero enseñan que derrotará a “Dajjal” el impostor, o el “anti-Cristo,” como lo llaman los cristianos. También critican a los “cristianos nacidos de nuevo” por estar apoyando al “ilegal estado sionista de Israel”.

Un sitio web israelí fue el primero en señalar el artículo y el efecto que tendrá sobre la seguridad nacional israelí. Allí declara que pronto el Mahdi “formará un ejército para derrotar a los enemigos del islam en una serie de batallas apocalípticas,” y que “conquistarán a su rival en Jerusalén.”

Algunos analistas de inteligencia se están preocupando por la promoción que Ahmadinejad le está dando a una gran celebración que hará cuando finalmente obtengan el poder nuclear este año. Su año calendario termina el 20 de marzo, fecha usual del equinoccio de la primavera. ¿Será que Ahmadinejad está advirtiendo que habrá alcanzado armas nucleares para ese entonces? ¿Estará indicando que una guerra mesiánica podrá llegar en 2007 que aniquilará a Israel, quizás en primavera o verano? Eso no está claro, pero Ahmadinejad ha jurado “humillar” pronto a los Estados Unidos e Israel. Demasiados analistas occidentales están equivocadamente creyendo que el liderato iraní podrá ser convencido para acordar alguna paz con el Occidente. Nada podrá estar más lejos de la verdad. Ahmadinejad y sus secuaces fieles no son impulsados por las mismas metas ni aspiraciones que los diplomáticos en Washington, Bruselas o en las Naciones Unidas.

El presidente de Irán y su equipo fervientemente creen que el mesías islámico está pronto por venir. Están convencidos que su divina misión es crear las condiciones propicias para su venida.

Como resultado de eso, su meta es instigar mayor violencia anti-americana en Irak, no menos. Están determinados a obtener armas nucleares a cualquier precio, no negociar su programa de investigación atómica. Incluso, están comprometidos a fortalecer alianzas políticas y militares con poderes anti-occidentales, no tranzar con el Occidente.

En fin, los líderes de Irán se están preparando para un guerra apocalíptica contra EEUU e Israel. No es cuestión de que si viene o no, pero de cuándo viene. Mientras más pronto la Casa Blanca y nuestros líderes congresistas se dan cuenta de eso, y toman acción para detener esa pesadilla nuclear, mejor es”.

¿Impresionante, no?. En 2 Tesalonicenses 2:11-12 se lee con referencia a los que tienen una conciencia cauterizada por la mentira:

“Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que crean la mentira”.

Alli se dice, entre otras cosas:

1) que vendrá un “mesías” árabe que terminará derrotando al Estado Judío y a Jerusalem, en vez de un Mesías judío que defenderá a Jerusalem de la Bestia y sus acólitos, y
2) que este “mesías” reinará sobre el mundo desde Irak (Babilonia) como si fuera un redivivo Nabucodonosor. Esto es la anti-versión de la Verdad, la esencia misma de la mentira profética.

Para este “mesias” que se pasea por los dominios de Esaú/Edom – el anatema de YaHVéH – sirve lo que se afirma en Isaías 34:5:

“Porque en los cielos se embriagará mi espada;
he aquí que descenderá sobre Edom en juicio,
y sobre el pueblo de mi anatema”

Y para el odio incontenible y visceral a EEUU y a los judíos – la casa de José(Israel/Efraín) y la casa de David (Judá) – vale Oseas 1:11:

“se congregarán los hijos de Judá y de Israel(Efrain)
y nombrarán un solo jefe,
y subirán de la tierra;
porque el día de Jezreel será grande”.

En donde se dice que un remanente de “los hijos de Judá y de Israel” – el objeto excluyente del odio de Ahmadineyad y los “profetas” iraníes – subirá de todas las naciones de la tierra en los últimos días para congregarse en la Sión en Gloria venidera bajo la conducción de un único jefe: el “Hijo de David”, el Sumo Sacerdote de nuestra fe. A Él lo conocimos como Jesús/Yeshua – Salvación de YaHVéH – cuando vino como Siervo y lo conoceremos como “YaHVéH Justicia Nuestra” en el Reino venidero en donde reinará desde una nueva Jerusalem sobre un mundo en Justicia y Paz.
***

No obstante, hay dos cosas en las que les asiste razón Ahmadineyad y sus profetas asesores:

1) estamos efectivamente en los postreros días, y

2) occidente es hoy fuente de comportamientos ideas y creencias aberrantes a los ojos de Dios/Elohim (Ahmadineyad los haya aberrantes a los ojos de su dios inmisericorde). Es una sociedad apóstata.

La “cristiandad” de hoy es la Gran Ramera y será juzgada luego de que sea marcado el remanente santo contenido en ella. Este remanente de redimidos, lavado por la sangre del Cordero y refugiado en Su Misericordia, se perturba todos los días como el justo Lot (2 Pedro 2:7-8), por las cosas que ve a su alrededor. Y si bien pasará por días de prueba no sufrirá el “día de la ira” que viene sobre los que son de la naturaleza de Esau. En cambio los que son cegados por el odio al pueblo de Dios/Elohim atraen sobre si destrucción repentina.

***

(1): tomado de www.puentesparalapaz.org.