“Por lo tanto, ¡alégrense, oh cielos!
¡Y alégrense, ustedes, los que viven en los cielos
Pero el terror vendrá sobre la tierra y el mar…“
Apocalípsis 12, 12

ir a página principal

…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+

+

“Qué grande es la bondad que has reservado para los que te temen. La derramas en abundancia sobre los que
acuden a ti en busca de protección, y los bendices ante la mirada del mundo. Los escondes en el
refugio de tu presencia, a salvo de los que conspiran contra ellos…  Alaben al
Señor, porque me ha mostrado las maravillas de su amor inagotable;
me mantuvo a salvo cuando atacaban mi ciudad”
Salmo 31, 19-21

+

+

“Pero yo pondré mis ojos en el SEÑOR, esperaré en el Dios de mi salvación; mi Dios me oirá. no te alegres de mí,
enemiga mía. Aunque caiga, me levantaré, aunque more en tinieblas, el SEÑOR es mi luz. La indignación
del SEÑOR soportaré, porque he pecado contra El, hasta que defienda mi causa y establezca
mi derecho. El me sacará a la luz, y yo veré su justicia”
Miqueas 7, 7-9

+

+

“¡Que la gloria del Señor continúe para siempre! ¡El Señor se deleita en todo lo que ha creado!…
Cantaré al Señor mientras viva… Que todos mis pensamientos le agraden… que dejen
de existir…los perversos. Que todo lo que soy alabe al Señor”
Salmo 104, 31-35

+

+

“Aunque caigan mil a tu lado, aunque mueran diez mil a tu alrededor, esos males no te tocarán…
Cuando me llamen, yo les responderé; estaré con ellos en medio de las dificultades.
Los rescataré y los honraré, los recompensaré con una larga
vida y les daré mi salvación”
Salmo 91, 7, 15-16

+

+

“Jehová me habló de esta manera: «Como al león o al cachorro de león que ruge sobre la presa no lo espantan
las voces de una cuadrilla de pastores que se reúne contra él… así Jehová de los ejércitos
descenderá a pelear sobre el monte Sión y sobre su collado… amparando,
librando, preservando y salvando»
Isaías 31, 4-5

+

+

“Observaré en silencio desde el lugar donde habito, tan silencioso como sube el calor en un día de verano,
o como se forma el rocío de la mañana durante la cosecha. Aun antes que ustedes comiencen a atacar,
mientras sus planes maduran como uvas, el Señor cortará sus brotes nuevos con podaderas;
cortará y descartará las ramas extendidas”
Isaías 18, 4-5

+

+

“Porque nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también ansiosamente esperamos a un Salvador,
el Señor Jesucristo, el cual transformará el cuerpo de nuestro estado de humillación
en conformidad al cuerpo de su gloria”
Filipenses 3: 20-21

+

+

“Ustedes, naciones del mundo, escuchen este mensaje del Señor; proclámenlo en las costas lejanas:
El Señor que dispersó a su pueblo, lo reunirá y lo cuidará como hace un pastor con
su rebaño. Pues el Señor ha rescatado a Israel de manos más fuertes. Vendrán
a su tierra y entonarán canciones de alegría en las alturas de Jerusalén”
Jeremias 31: 10-12

`+

+

“…está escrito: «Alégrense con su pueblo, oh gentiles». Y además: «Alaben al Señor, todos ustedes,
los gentiles. Todos los pueblos de la tierra, alábenlo». Y en otro lugar Isaías dijo:
«El heredero del trono de David vendrá y reinará sobre los gentiles.
Ellos pondrán su esperanza en él»”
Romanos 15, 10-12

+

+

“Ya que han oído sobre Jesús y han conocido la verdad que procede de él, desháganse de su vieja naturaleza…
y de su antigua manera de vivir… En cambio, dejen que el Espíritu les renueve los pensamientos
y las actitudes. Pónganse la nueva naturaleza, creada para ser a la semejanza
de Dios, quien es verdaderamente justo y santo”
Efesios 4, 21-24

+

+

“Dios es tan rico en misericordia y nos amó tanto que, a pesar de que estábamos muertos… nos dio vida
cuando…nos levantó de los muertos junto con Cristo y nos sentó con él en los lugares celestiales,
porque estamos unidos a Cristo Jesús. De modo que, en los tiempos futuros, Dios puede
ponernos como ejemplos de…la bondad que nos tuvo…”
Efesios 2, 4-7

+

+

“La tierra sufre por los pecados de sus habitantes, porque han torcido las instrucciones de Dios,
han violado sus leyes y quebrantado su pacto eterno… el gozo se ha convertido
en tristeza y la alegría ha sido expulsada de la tierra”
Isaías 24, 5, 11

+

+

“¡Con razón mi corazón está contento, y mi lengua grita sus alabanzas!… Pues tú no dejarás
mi alma entre los muertos ni permitirás que tu Santo se pudra en la tumba. Me has
mostrado el camino de la vida y me llenarás con la alegría de tu presencia”
Hechos 2:26-28

+

+

“Y ahora, amados hermanos, queremos que sepan lo que sucederá con los creyentes que han muerto,
para que no se entristezcan como los que no tienen esperanza. Pues, ya que creemos que
Jesús murió y resucitó, también creemos que cuando Jesús vuelva, Dios traerá
junto con él a los creyentes que hayan muerto”
1 tesalonicenses 4: 13-14

+

+

“¡Señor, no hay nadie como tú! Pues eres grande y tu nombre está lleno de poder.¿Quién no te temería,
oh Rey de las naciones?¡Ese título te pertenece solo a ti! Entre todos los sabios de
la tierra y en todos los reinos del mundo no hay nadie como tú”
Jeremias 10, 6-7

+

+

“…para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzara a los gentiles, a fin de que por la fe
recibiéramos la promesa del Espíritu… Esto, pues, digo: El pacto… no puede ser anulado
por la Ley, la cual vino cuatrocientos treinta años después; eso habría invalidado
la promesa, porque si la herencia es por la Ley, ya no es por la promesa;
pero Dios se la concedió a Abraham mediante la promesa”
Gálatas 3, 14, 17-18

+

+

“Caminen en la luz mientras puedan, para que la oscuridad no los tome por sorpresa, porque los que andan en
la oscuridad no pueden ver adónde van. Pongan su confianza en la luz mientras aún haya tiempo;
entonces se convertirán en hijos de la luz. Después de decir esas cosas,
Jesús salió y desapareció de la vista de ellos”
Juan 12, 35-36

+

+

“Aun antes de que comenzaran los dolores de parto, Jerusalén dio a luz un hijo. ¿Acaso alguien ha visto
algo tan extraño como esto?… ¿Acaso ha nacido una nación en un solo día? ¿Acaso ha surgido
un país en un solo instante?… ¿Llevaría yo a esta nación al punto de nacer para
después no dejar que naciera?… ¡No! Nunca impediría que
naciera esta nación», dice su Dios”
Isaías 66: 7-9

+

+

“Usted, sus nobles, sus esposas y sus concubinas estuvieron bebiendo vino en estas copas mientras rendían
culto a dioses de plata, oro, bronce, hierro, madera y piedra, dioses que no pueden ver ni oír,
ni saben absolutamente nada. ¡Pero usted no honró al Dios que le da el aliento de vida
y controla su destino! Así que Dios envió esa mano para escribir el mensaje…:
Dios ha contado los días de su reinado y le ha puesto fin”
Daniel 5, 23-25

+

+

“Los primogénitos de los pobres serán apacentados y los necesitados se acostarán confiados…
¿Y qué se responderá a los mensajeros de las naciones? Que YaHWéH fundó a Sión
y que a ella se acogerán los afligidos de su pueblo”
Isaias 14: 30-32

+

+

“El Señor reconstruye a Jerusalén y reúne a los exiliados de Israel; restaura a los abatidos y cubre
con vendas sus heridas. Él determina el número de las estrellas y a todas ellas les pone nombre…
Excelso es nuestro Señor, y grande su poder; su entendimiento es infinito; El Señor
sostiene a los pobres, pero hace morder el polvo a los impíos”
Salmo 147: 2-6

+

+

“Pon tu esperanza en el Señor y marcha con paso firme por su camino. Él te honrará al darte la tierra…
He visto a gente malvada y despiadada florecer como árboles en tierra fértil. Pero cuando volví
a mirar, ¡habían desaparecido… no pude encontrarlos! El Señor rescata a los justos;
él es su fortaleza en tiempos de dificultad… Él salva a los justos,
y ellos encuentran refugio en él”
Salmo 37, 34-40

+

+

“Pero Moisés trató de apaciguar al Señor su Dios. —… ¿por qué estás tan enojado con tu propio pueblo …
!Acuérdate de tus siervos Abraham, Isaac y Jacob. Tú mismo te comprometiste… diciendo:
“Haré que sus descendientes sean tan numerosos como las estrellas del cielo, y entregaré
a sus descendientes toda esta tierra que prometí darles, y ellos la poseerán para
siempre”. Entonces el Señor cambió de parecer…”
Éxodo 32, 11-14

+

+

“El Señor tan solo habló y los cielos fueron creados. Sopló la palabra, y nacieron todas las estrellas.
Asignó los límites al mar y encerró los océanos en enormes depósitos… cuando habló, el mundo
comenzó a existir… El Señor frustra los planes de las naciones y hace fracasar todas
sus intrigas. Pero los planes del Señor se mantienen firmes para siempre…”
Salmo 33, 6-11

+

+

«¡Oh Señor, nadie sino tú puede ayudar al débil contra el poderoso! Ayúdanos… porque solo en ti
confiamos. Es en tu nombre que hemos salido contra esta inmensa multitud.¡Oh Señor, tú
eres nuestro Dios; no dejes que simples hombres prevalezcan contra ti!»
2 Cronicas 14: 11

+

+

“Pero en cuanto a ti, Israel, mi siervo, Jacob, a quien he escogido, descendiente de mi amigo Abraham,
te he llamado desde los confines de la tierra, diciéndote: “Eres mi siervo”. Pues te he
escogido y no te desecharé. No tengas miedo, porque yo estoy contigo; no te
desalientes… Te daré fuerzas y te ayudaré”
Isaías 41, 8-10

+

+