+

“Oyendo ellos estas cosas, prosiguió Jesús y dijo una parábola, por cuanto estaba cerca de Jerusalén
y ellos pensaban que el reino de Dios se manifestaría inmediatamente… “Pues yo os digo que
a todo el que tiene, se le dará; pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará”
Lucas 19, 11, 26


…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

*

+++

+

Como hemos demostrado en otros estudios las causas eficientes de la emergencia climática en que vivimos son el aumento de la temperatura del agua de los océanos y su interacción con la circulación de los vientos a escala planetaria.  El “calentamiento global” (de la atmósfera) es una causa muy marginal o se debe a otros factores como el sol, que esta pasando por un momento de gran inestabilidad. Esta teoría del “calentamiento atmosférico” tal como esta expuesta solo sirve para politizar un tema que se mueve según ejes muy distintos. En el artículo de BBC MUNDO cuyo link adjuntamos se hace una exposición gráfica sobre la mecánica climática del fenómeno del “Niño” y la “Niña”.


No obstante es una exposición parcial que no incluye por ejemplo el movimiento de las aguas profundas de los océanos que están siendo calentadas por el vulcanismo subacuático y su afloramiento a la superficie vinculado al ciclo de vientos alisios. Y también la exposición es parcial al no explicar como este fenómeno -el “Niño” y la “Niña”- influye mas allá de los limites del océano Pacifico, por ejemplo en toda América, Europa y aun África y Asia en interacción aleatoria con otros vectores climáticos. Pero vale para demostrar -una vez mas- que el origen del desequilibrio climático mortal que padecemos no esta en el calentamiento de la atmósfera.


El artículo termina con una frase que queda flotando por sobre todo el contenido: “las causas de ambos eventos -el Niño y la Niña- no se conocen”. Ahora bien, dice Amos 5:8:


“Buscad al que hace las Pléyades y el Orión…
el que llama a las aguas del mar
y las derrama sobre la faz de la tierra:
YaHWéH es su nombre.”

Amós  5:8


Quiere decir que el Autor de las constantes climáticas planetarias y universales es Dios/Elohim –YaHWéH-. Él es el que “llama a las aguas del mar y las derrama sobre la faz de la tierra”. Y en Lucas 21:25 se lee que habrá ”en la tierra angustia de las gentes, confundidas a causa del bramido del mar y de las olas” poco antes de la venida del Hijo del Hombre.


También en días del reino apóstata de Jeroboam II hubo “alteraciones climáticos” para llamar la atención de aquel pueblo rebelde similares a las que sufrimos hoy:


“También os detuve la lluvia
tres meses antes de la siega;
e hice llover sobre una ciudad,
y sobre otra ciudad no hice llover;
sobre una parte llovió, y la parte sobre
la cual no llovió, se secó.
…con todo, no os volvisteis a mí,
dice YaHWéH”.

Amós 4:7-9


Como la humanidad ha dado la espalda -en su enorme mayoría- al Dios/Elohim de la Biblia, es natural que no conozca LA causa de los desequilibrios climáticos enormemente destructivos de vidas y bienes que estamos viviendo.


“El Reino de Dios se ha acercado, arrepiéntanse” parece decir el clima, pero sabemos que solo un remanente escuchará esa señal y se regocijará.


Este es el link de BBC MUNDO:

+

+

https://www.youtube.com/watch?v=nDJUPk6iVRQ

+

+*

+

Ver también:

“La causa del desorden climático”

y otros estudios de esta sección.

+