“Por lo tanto, ¡alégrense, oh cielos!
¡Y alégrense, ustedes, los que viven en los cielos
Pero el terror vendrá sobre la tierra y el mar…“
Apocalípsis 12, 12

ir a página principal

…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+

+

03/15/2014

+

+

by Carter Conlon

+

+

“Así que, todas las cosas que queráis que los hombres hagan con vosotros, así también haced vosotros con ellos; porque esto es la ley y los profetas” (Mateo 7:12). Es como si Jesús estuviera diciendo: “Si yo estuviera sufriendo me gustaría que alguien me consolara, y si me perdiera me gustaría que alguien me diera lo que tuviese para sacarme de ahí”.


Haz por los demás lo que quieras que hagan por ti. Esta es la clave para liberar todos los recursos que Jesús nos dice que debemos pedir. Es la clave para soportar el desprecio de aquellos que se le oponen y la clave para ser amable con sus enemigos. Es el corazón de Dios que dice: “No estoy dispuesto a que ninguno se pierda”, y eso es lo que te permite no tomar represalias cuando te abofetean en la cara. Es la clave de la felicidad y el amor en el lugar de trabajo a pesar de la rudeza de los que te rodean. La promesa al final de este capítulo de la Escritura dice: “Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca” (Mateo 7:24-25). La casa fue fundada sobre la obra de Dios en la tierra. Es por eso que Pablo podía estar en un barco azotado por la tormenta, todavía en pie, y tomar la santa cena, y alentar a los que tendrían que nadar hasta llegar a un lugar seguro (Ver Hechos 27). Todo se trataba de la gloria de Dios y de los demás, no se trata de su propia
preservación. Pablo podía ver lo que el hombre común no podía ver. El capitán de la nave y los otros tripulantes no podían verlo, pero los ojos de Pablo fueron abiertos y se le dio una visión increíble, porque él había elegido ser usado para la gloria de Dios y los demás. Él era un tipo de aquellos que tendrían aceite para sus lámparas en los últimos días (Ver Mateo 25:1-13).


Los animo a estudiar los capítulos 5 al 7 de Mateo. He leído estos tres capítulos una y otra vez, y creo que dan una visión clara de lo que la vida cristiana debiese ser. Mientras más estudies estos capítulos, más convencido estarás que no puedes vivir esta vida por ti mismo, necesitas el poder de Dios. Así que el Señor te dice: “¡Pídelo ahora!” (Mateo 7:9).



Carter Conlon se unió al equipo pastoral de la Iglesia Times Square en 1994, por invitación del pastor fundador David Wilkerson, y fue nombrado para el cargo de Pastor Principal en 2001. Un líder fuerte y compasivo, y un orador frecuente en conferencias para pastores y líderes dirigidas por World Challenge en todo el mundo.

+

+

The prayer and support of our partners has made it possible for us to reach the poor throughout the world for over forty years. https://www.worldchallenge.org/support?src=devo-email

+

+

Read this devotion online: http://sermons.worldchallenge.org/es/node/26940?src=devo-email

+

+

+