+

“Por fin han llegado la salvación y el poder, el reino de nuestro Dios, y la autoridad
de su Mashiáj. Pues el acusador de nuestros hermanos —el que los acusa
delante de nuestro Dios día y noche— ha sido lanzado a la tierra.
…Pero el terror vendrá sobre la tierra y el mar…
Apocalípsis 12, 10-12

+

…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+


Transcribimos completo el devocional del pastor David Wilkerson que nos llegó hoy: 2 de agosto del 2011:

+
+

Déjeme mostrarle la Compañía José, conformada en los últimos días por un cuerpo de creyentes completamente entregados al Señor. Ellos tienen comunión con Dios a diario y son guiados por el Espíritu en cada detalle de sus vidas. En este momento, ellos están saliendo de grandes pruebas para entrar en un lugar de revelación, sabiduría y de mucho fruto. Dios está obrando en ellos dándoles verdad y conocimiento, y muy pronto Él va a recurrir a ellos como lo hizo con José.


En su mayor parte, la iglesia de hoy está experimentando gran hambruna espiritual: sermones superficiales, oyentes muertos, adoración “avivada” que no está respaldada por una vida de rectitud.


Dios siempre ha trabajado muy por adelantado en vísperas de cada hambruna espiritual que enfrenta su iglesia ¡En cada generación Él ha obrado anticipadamente con el objetivo de preparar una salida a su pueblo!


Los setenta y cinco miembros del clan de Jacob habrían muerto en la gran hambruna mundial (y la promesa de Israel habría sido destruida,) si Dios no hubiera estado trabajando con antelación. De hecho, veinte años antes de que llegara el hambre, Dios ya estaba poniendo en marcha un plan para salvar a su pueblo de la destrucción.


¡Dios envió primero a José a Egipto! Durante veinte años Dios trabajó en este hombre en aislamiento, tratándolo y preparándolo para un lugar de autoridad, pues José se convirtió en el salvavidas de los elegidos de Dios. Él evitó que José estuviera en una posición privilegiada con el fin de que éste pudiera estar listo para un día de caos y muerte.


Amados, así como Dios aisló a José, hoy Él cuenta con la compañía José que está oculta a la vista de todos. Sus miembros se encuentran en el horno de la aflicción,en las prisiones de la prueba, en los campos de batalla de problemas y tentaciones. Ellos están muriendo a este mundo, no quieren nada de fama, honor, dinero o placer. Están creciendo con hambre de más intimidad con Cristo para conocer su corazón y su voz.


Puede que usted no comprenda todas las misteriosas pruebas, tribulaciones y problemas de su vida, pero si su corazón está totalmente determinado en seguir a Cristo, usted puede descansar seguro de que Dios tiene un propósito en todo esto: ¡Él quiere incluirlo en la Compañía José!
+
+

Read this devotion online: http://www.worldchallenge.org/es/node/14342

+