+

“Pero Moisés trató de apaciguar al Señor su Dios. —… ¿por qué estás tan enojado con tu propio pueblo …
!Acuérdate de tus siervos Abraham, Isaac y Jacob. Tú mismo te comprometiste… diciendo:
“Haré que sus descendientes sean tan numerosos como las estrellas del cielo, y entregaré
a sus descendientes toda esta tierra que prometí darles, y ellos la poseerán para
siempre”. Entonces el Señor cambió de parecer…”
Éxodo 32, 11-14


…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+

+

Por Eddie Chumney

+

+

Sukkot nos trae a memoria el tiempo en que Di-s protegió, guió y mantuvo a los hijos de Israel en el desierto. La experiencia en el desierto es una imagen del Milenio, ya que existía un ambiente sobrenatural para el pueblo en el desierto. La cubierta consistía en una nube (Exodo 13:17-22; 14:16-20; 16:10; 19:1,9,16; 24:12-16; 40:1-2,35-38). Esta representa espiritualmente al bautismo en la nube (1 Corintios 10:1-2; Hebreos 6:1-2). La nube constituía un techo o protección durante el día y una columna de fuego por la noche. Representaba calor, luz y protección.


Entendimiento Espiritual:


La nube era vista como una chupah, un dosel matrimonial. En Daniel 7:13 está escrito; “…he aquí con las nubes del cielo venía uno como un hijo de hombre…” Esto también se menciona en Apocalipsis 1:7-8 y Judas 14. Con ello vemos que las nubes son los creyentes en el Mesías o los justos (tzaddikim). Lo mismo leemos en Hebreos 12:1. También lo encontramos en Isaías 60:8 y Hechos 1:9-12.


Recuerden que la nube no sólo se refiere a los creyentes en el Mesías, sino que también es considerada como una chupah, un dosel matrimonial. En Isaías 4:2, se habla del brazo del Señ-r. Este término es definido en Isaías 11:1 como Yeshua. En Isaías 11:1, la palabra hebrea netser está escrita como el masculino de la palabra “brazo o rama”. En Isaías 4:2, la palabra hebrea traducida como rama es tzemach, la cual es neutra. De ello podemos concluir que se estaba llevando a cabo una ceremonia matrimonial. Esto se ve claramente en Jeremías 23:5-6; 33:15-16.


En Isaías 4:5 está escrito: “…porque sobre toda gloria habrá un dosel [chupah].” Isaías 4:2-6 relaciona la rama en el versículo 2 con la nube en los versículos 5-6 y la tarea realizada en el desierto. Isaías está hablando acerca de lo que ocurrirá en el Reinado Mesiánico (Isaías 2:2-4; 4:2-3). Los que viven en Jerusalén tienen sus nombres inscritos en el Libro de la Vida del Cordero (Apocalipsis 3:5; 13:8; 20:12,15; 21:27; Filipenses 4:3; Daniel 12:1; Salmo 69:28; Exodo 32:31-33).


En Isaías 4:2, se habla del fruto de la tierra y de aquellos que han escapado. Sukkot (Tabernáculos) es conocida como la fiesta de la cosecha de las frutas. En Apocalipsis 7:9-17, leemos acerca de los que vivirán en el período de la gran tribulación (los dolores de parto del Mesías o Chevlai shel Mashiach) y que se convertirán en ese tiempo (Apocalipsis 7:14). En Apocalipsis 7:15, dice que “extenderá su tabernáculo” sobre ellos.


La palabra griega sk’enos significa “tabernáculo, tienda, cubierta”. Esta palabra también aparece en Apocalipsis 21:3. También la palabra sk’enos, que significa “tabernáculo” o “tienda” en griego, es usada en referencia a Yeshua en su primera venida (Juan 1:14). Nótese la protección que se menciona en Apocalipsis 7:16, que está relacionada también con Isaías 4:5-6 y con la fuente de aguas vivas en Apocalipsis 7:17 y 21:4. En Isaías 4:3, está escrito: “Y acontecerá que el que quedare en Sión, y el que fuere dejado en Jerusalén, será llamado santo…” (también leer Zacarías 14:4,6-9,16-17,20-21). Aquellos que son llamados “santos para el Señor” en Zacarías 14:20 son los mismos que son llamados santos en Isaías 4:3.


La nube en el desierto es llamada “la nube de gloria”. La experiencia en el desierto representa la futura era Mesiánica, el Milenio. La sukkah fue construida para enseñarnos acerca del reinado de mil años del Mesías, la era Mesiánica, el Milenio, o el Athid Lavo, como es conocido en la escatología hebrea.

+

+

+