+


“Fortaleced las manos cansadas, afirmad las rodillas endebles. Decid a los de corazón apocado:
Esforzaos, no temáis; he aquí que vuestro Dios viene con retribución, con pago… vendrá,
y os salvará… Entonces el cojo saltará como un ciervo, y cantará la lengua del mudo;
porque aguas serán cavadas en el desierto, y torrentes en la soledad”
Isaías 35:3-6


…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

++

+

+

+

++

+

+

Cuando Montesquieu buscaba las claves para la organización de un estado radicalmente diferente al régimen monárquico absolutista -el “Ancien régime”– en tiempos de la ilustración, se cuenta que encontró en Isaías 33:22 este texto:


“Porque YaHWéH es nuestro juez,
YaHWéH es nuestro legislador,
YaHWéH es nuestro Rey,
él mismo nos salvará”.


Y esto galvanizó sus ideas que se plasmaron en la concepción de un estado formado por tres poderes independientes que se equilibran mutuamente: poder Judicial, Legislativo y Ejecutivo. ¿Pero leyó bien Montesquieu este pasaje? ¿Se habla allí de un estado con tres poderes separados e independientes? NO, allí se dice que Uno será Quien ocupe estos llamados “tres poderes”. Y ese Uno se dice que será YaHWéH -el Dios de la Biblia- no un hombre mortal, ni un grupo de ellos. El pasaje se refiere al Reino venidero que fue prometido a los redimidos. Y para esos benditos días lo que Isaías profetiza está en las antípodas de la democracia, o en un plano tan superior e inalcanzable que ni siquiera puede ser concebido por la mente natural. De modo que el modelo de organización del estado de “tres poderes” separados que se controlan mutuamente va a ser superado por otro radicalmente diferente, del mismo modo que la democracia liberal es radicalmente diferente del “Ancien régime” al que envió al basurero de la historia aunque en su momento este sistema parecía inamovible (nota 2). En Jeremías 23:6 se lee con referencia al futuro Gobernante mundial al que alude el pasaje de Isaías:


“…y este será su nombre
con el cual lo llamarán:
‘YaHWéH,  justicia nuestra’
Jeremías 23:6


Que no es otro que el “Hijo de David”/”Hijo del Hombre” al que conocimos en Su ministerio terrenal con el nombre de Jesús/Yeshua. Pero como Rey venidero no se llamará “Yeshua” que quiere decir “Salvación” ya que esa misión esta cumplida (Juan 19:30) sino que tendrá un nuevo nombre/ misión como Rey de ISRAEL -Rey de reyes y Señor de señores- en la nueva tierra: “YaHWéH Justicia Nuestra”.

+

Montesquieu leyó a la inversa Isaías 33:22 pero aún así definió un sistema que es la mejor manera de organizarse hasta que venga Lo Mejor. Sin embargo muchas ideologías depredadoras y circunstancias que no existían en su comienzo -como por ejemplo los medios masivos de comunicación: TV y redes, la globalizacion- violada además por la corrupción, todo eso la ha desfigurado tanto que el paradigma liberal que sin duda trajo felicidad y progreso para muchos es hoy una caricatura de si misma. La percepción de la idoneidad y virtud de la “clase política” está por los suelos y la abstención en las elecciones sigue creciendo. Y si esta falta de sustento llega a un punto de no-retorno la democracia quedará totalmente deslegitimada y habrá que pensar un nuevo sistema de organización política y social para la convivencia humana.  ¿Lo hay?  No, la democracia liberal con todas sus evidentes imperfecciones es el mejor sistema de gobierno que imaginó el hombre, ya lo afirmamos. Pero por si acaso a alguien se le ocurre leer de nuevo la Biblia para encontrar en ella orientación -como lo hizo Montesquieu- esperamos que lo haga al derecho y que perciba en todo su esplendor aquello que en poco tiempo, luego de mucho dolor y lejos de la imaginación y pensamiento del hombre, habrá de establecerse en la tierra para gozo, paz y justicia por los siglos de los siglos: el Reino de ‘YaHWéH Justicia Nuestra’ ¡Aleluya!.

+

+

nota 1: en la segunda parte del libro “EL ÁRBOL RECIO” se hace una exposición mas pormenorizada del pensamiento de Montesquieu

+

nota 2: ¿que edad tiene ahora la democracia liberal imaginada por el ilustre pensador francés?: la Revolución Francesa fue en 1789 y el 4 de julio de 1776 nació en Philadelfia el régimen democrático liberal que se convertiría en el mas prestigioso ejemplo del modelo de Montesquieu: el de los Estados Unidos de América. De modo que la democracia liberal como modelo de organización del estado tiene algo más de dos centurias.

+

+

Ver también:

“El cercano y caótico fin del dinero”

+