+

“Oyendo ellos estas cosas, prosiguió Jesús y dijo una parábola, por cuanto estaba cerca de Jerusalén
y ellos pensaban que el reino de Dios se manifestaría inmediatamente… “Pues yo os digo que
a todo el que tiene, se le dará; pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará”
Lucas 19, 11, 26


…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+

+

+


+

+

-> el misterio


En Romanos 11:25 el apóstol Pablo habla a las iglesias de Cristo de un misterio que debe de ser discernido y que es para los días finales. Y ese misterio se revela en el versículo 26: “Y luego todo Israel será salvo” Algo cambia definitivamente entre el ver. 25 y el ver. 26. Una vez que se cumpla el misterio contenido en el ver. 25 se detonara lo que anuncia el ver. 26, será un antes y un después. Leamos:


Ver. 25
Porque no quiero, hermanos,
que ignoréis este misterio,
para que no seáis acerca de vosotros
mismos arrogantes: que el endurecimiento
en parte ha acontecido en Israel,
hasta que haya entrado
la plenitud de los Gentiles;


Ver. 26
Y luego todo Israel será salvo;
como está escrito:
Vendrá de Sión el Libertador,
Que quitará de Jacob
la impiedad;


En el ver. 25 el apóstol dice que el endurecimiento de Israel es tan solo en parte. A este endurecimiento se refiere el Señor en Mateo 13:11: “Porque a vosotros se os ha concedido conocer los misterios del reino de los cielos, pero a ellos no se les ha concedido”. El Señor se esta refiriendo a los judíos en su conjunto. Y es citando este mismo pasaje al que se refirió Jesús/Yeshua -Isaías 6:9-10- que el apóstol Pablo despide a los judíos de Roma diciendo que si bien ellos no quieren oír la Palabra, los “gentiles” sí la oirán. De modo que esta claro cual es la parte de ISRAEL que se ha endurecido. Aquí se cumple Romanos 9:18:


“De manera que del que quiere
tiene misericordia;
y al que quiere,
endurece”.


Pero  ¡atención! si los judíos son solo una parte de ISRAEL, ¿cual es la otra parte?. Pues la descendencia de norteño reino de Israel(Efraín) actualmente desterrada entre las naciones. El Señor demostró mucho celo por enviar Su Palabra a esta parte de ISRAEL ausente de la tierra de la Promesa -mas que a la parte de ISRAEL que allí vivía en ese momento-. Y es a ellos, a la parte ausente de la tierra de Israel de aquellos días, a la que fue dirigido el evangelio (Mateo 10:5-7; Hechos 10:36). Esta parte de ISRAEL es la que  tendría oídos para oír la Palabra.


Pues bien, hagamos otra pregunta:  ¿hasta cuando durará este endurecimiento “en parte” de ISRAEL?. Al final del ver. 25 se da la respuesta: “hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles”. ¿Entrado donde?, pues en el Pacto de YaHWéH con Su pueblo (ver. 27), o mas bien en el Nuevo Pacto, ya que el apóstol está citando a Jeremías 31:33:


“Pero este es el pacto que haré
con la casa de Israel
después de aquellos días,
dice YaHWéH:
Daré mi ley en su mente,
y la escribiré en su corazón;
y yo seré a ellos por Dios,
y ellos me serán por pueblo”


De modo que luego de que todos los “gentiles” que han de ser salvos entren en el Nuevo Pacto se detonará un misterio escondido y “todo Israel” será salvo. Esta será la manifestación del ISRAEL DE DIOS/JEZREEL, esto es, el ISRAEL nacido de la Palabra y del Espíritu. El remanente salvo de Israel/ISRAEL que retornará a una gloriosa Sión en el mundo venidero/athid lavo.

+

+

-> la “plenitud de los gentiles”

+

Hagamos un alto aquí para desentrañar mas cosas. ¿A que “gentiles” se refiere Pablo?. A nivel literal se refiere a las naciones que NO son ISRAEL. Esto es lo que se entiende en una primera lectura. Y esta es una forma de interpretación legítima, ya que el evangelio fue enviado a los gentiles (Hechos 13:47-48). Pero los doce apóstoles del Cordero fueron enviados, según instrucciones del Maestro, directamente a la “casa de Israel”. Y allí fueron y predicaron con señales y milagros a las naciones en que se sabia que estaba contenida gran parte la “casa de Israel” –fuera de los dominios del Imperio Romano- aunque esto no está registrado en las Escrituras que hablan casi que exclusivamente de la misión paulina -mas las cartas de Pedro que supervisaba toda la misión apostólica- ya que de este apóstol nos quedaron sus cartas a las iglesias que integran las Escrituras. De los otros no hay documentos -solo la carta de Santiago y la exhortación de Judas- . Pero noticias de esos apóstoles de los que no poseemos documentos escritos se encuentran en las tradiciones mas profundas de muchos pueblos.


En el ver 25 de Romanos 11, hay dos partes entonces: la parte “endurecida” de ISRAEL -los judíos- y la “plenitud de los gentiles”. Y ¿adonde esta contenida la “casa de Israel(Efraín)” en este razonamiento que hace el apóstol en este versículo clave?. Pues solo puede estar dentro de esta expresión: “plenitud de los gentiles”, ya que los dos versículos que cita luego -el ver. 26 y 27- son pasajes del AT referidos exclusivamente a la “casa de Israel(Efraín)”.  Y sabemos que esta parte desterrada de ISRAEL no permanecería separada, sino que sería mezclada con las naciones según la profecía en Oseas 7:8:


“Efraín se ha mezclado con los demás pueblos;
Efraín es como torta no volteada”.


Y si analizamos las promesas a la descendencia de Abram que hizo Dios/Elohim en Génesis 13:16, cuando aun no le había cambiado su nombre, y la de Génesis 17:6, y 22:17 cuando el propósito de Dios/Elohim en la vida de Abraham ya era manifiesto, veremos que su prole iba a ser superlativamente numerosa como el polvo de la tierra, las estrellas del cielo o las arenas del mar “que no se pueden contar” (nota 1).

+

De modo que el apóstol Pablo nos esta diciendo que una parte de ISRAEL –los judíos– fue endurecida en su entendimiento de la Palabra hasta que la otra parte –la casa de Israel(Efraín)- desterrada entre las naciones y sin memoria de su pasado nacional le sea enviado el anuncio/evangelio del Reino que es un llamado a que entre de nuevo en el Pacto con YaHWéH que abandono cuando vivía en Samaria. Este Nuevo Pacto de YaHWéH con Su pueblo esta originado en la Misericordia por Efraín (Jeremías 31:9) extendida luego a toda la humanidad rebelde en la cual Efraín estaba contenido y a los judíos.  Y una vez que todos aquellos a quienes en primer lugar fue dirigido este nuevo Pacto hayan entrado entonces “todo Israel” será salvo. ¿Qué es “todo Israel”?: el ISRAEL de las doce tribus restaurado, el ISRAEL DE DIOS/JEZREEL. El remanente salvo al que nos referimos en el apartado anterior.

+

+

De este modo, del seno de las iglesias de Cristo se manifestará el ISRAEL DE DIOS/JEZREEL que es el trigo de ellas separado de la cizaña que irá al fuego. Y como Novia sin mancha, lavada por la sangre del Cordero, asistirá a las bodas celestiales mientras la ira de YaHWéH castiga la impiedad en la tierra. Y luego descenderá detrás del “Jinete de caballo blanco y ropas manchadas de sangre” -su Esposo perpetuo- para restaurar el Tabernáculo de David que es el Reino de los Cielos/Reino de Dios anunciado por el evangelio. Entonces habrá Gozo, Paz y Justicia bajo nuevos cielos y en una tierra resplandeciente de hermosura celestial transmutada por Su Gloria.

+

+

+

nota 1): a continuación reseñamos los versículos que hablan de la inmensa prole de Abraham que se canalizó en la prole de Efraín y Manasés que se mezclaron con todas las naciones de la tierra:


-> Sobre la prole de Abram: Génesis 13:16

+

-> Sobre la prole de Abraham: Génesis 17:6; Génesis 22:17

+

-> Sobre la prole de Jacob: Génesis 48:4

+

-> Sobre la prole de Efraín y Manasés: Génesis 48:16:

++

“el ángel que me ha rescatado de todo mal,
bendiga a estos muchachos;
y viva en ellos mi nombre,
y el nombre de mis padres Abraham e Isaac;
y crezcan para ser multitud
en medio de la tierra…”

+

+

+

+