+

“Oyendo ellos estas cosas, prosiguió Jesús y dijo una parábola, por cuanto estaba cerca de Jerusalén
y ellos pensaban que el reino de Dios se manifestaría inmediatamente… “Pues yo os digo que
a todo el que tiene, se le dará; pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará”
Lucas 19, 11, 26


…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

*

+

+

+

+

+

*

+

“Me mostró también esto:
El Señor estaba sobre un muro hecho a plomo,
y en su mano tenía una plomada de albañil.

-Yo pongo plomada de albañil
en medio de mi pueblo Israel;
no lo toleraré más”.
Amós 7:7-8


En la “cristiandad” de hoy de nuevo se esta pasando la plomada de la que habla la visión de Amos 7:7. Y es así que el “tipo Jacob”, que anhela las promesas del Reino quedará aprobado, y el “tipo Esau” que ningunea esas promesas y que disfruta de un mundo tomado por la apostasía será desechado porque esta fuera de la vertical.


En todas las naciones se está pasando esta “plomada de albañil” antes del día de la Ira y de la manifestación del ISRAEL DE DIOS/JEZREEL en las iglesias de Cristo. “No los tolerare mas” dice YaHWéH refiriéndose al desvío insidioso conque estamos construyendo nuestra malsana convivencia. Y esta operación de separación entre lo recto y lo torcido a nivel universal, se está haciendo -esto es, la esta haciendo YaHWéH- antes de emitir la orden de marcha que leemos en Miqueas 2:10.


“Levantaos y andad,
porque no es este el lugar de reposo,
pues está contaminado,
corrompido grandemente”.


Está siendo separando el remanente de Jacob/Israel que será congregado a la Sión venidera según la primera parte de la encomienda de Isaías 49:6 mediante el Espíritu de convicción en el hombre interior. Éste está operando desde el día de Pentecostés, pero hoy tiene una misión adicional además de proveer fe para salvación: la revelación de las raíces israelitas del remanente santo que va a ser trasladado y que hoy -en su mayoría- se congrega en las iglesias de Cristo, esto es, la revelación de JEZREEL. De este Espíritu de convicción se habla incluso en los estudios talmúdicos, y en los escritos de Maimonedes. En un chat dedicado a estos temas recogí el siguiente comentario:


“En el Talmud hay referencias que cuando comience la Era Mesiánica muchos de ellos (refiriéndose a los israelitas desterrados de la “casa de Israel”) aparecerán por un llamado interior, y es evidente que algunos ya están apareciendo”


¡Misteriosos y siempre nuevos son los caminos de Dios/Elohim! ¿No es verdad que esta voz interior que nos confirmará nuestra identidad y destino eterno es mas digna de anhelo por los creyentes fieles que los “poderes” que a veces se sobrevolaran en iglesias que se vanaglorian de producir señales y prodigios? En Mateo 24:24 se dice:


“Porque se levantarán falsos Cristos,
y falsos profetas,
y harán grandes señales y prodigios,
de tal manera que engañarán,
si fuere posible, aun a los escogidos”


Y también está la advertencia de Mateo 7:22-23:


“Muchos me dirán en aquel día:
Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre,
y en tu nombre echamos fuera demonios,
y en tu nombre hicimos muchos milagros?
Y entonces les declararé: Nunca os conocí;
apartaos de mí, hacedores de maldad”


Mas que estas falsas señales deberíamos anhelar entonces oír el “silbo apacible” que escuchó Elías cuando estaba escondido en la cueva de Horeb. Esto atraerá a nosotros a los “ángeles con gran voz de trompeta” (Mateo 24:31) que nos convocarán para reunirnos en las nubes con Jesucristo/ Yeshuahamashiaj, nuestro Novio/Esposo. De hecho en Mateo 24 se revela que los “elegidos y fieles” en los días finales serán perseguidos, aborrecidos, martirizados y hasta entregados por sus hermanos y parientes a los tribunales en donde darán testimonio por el Espíritu Santo. No se habla de nada parecido a un “gran avivamiento” en los días finales -de las características que algunos nos cuentan- sino de la promesa de que “in extremis” los ángeles recogerán de los cuatro esquinas de la tierra a sus elegidos y fieles. También leemos en Sofonías  3:18:


“Reuniré a los fastidiados
por causa del largo tiempo;
…para quienes el oprobio
…era una carga.”


¿pero adonde serán trasladados por los ángeles estos ya exhaustos electos y fieles que estén vivos antes del día de la Ira?: en Apocalipsis 19:9 lo dice:


“El ángel me dijo:…
“Bienaventurados los que son llamados
a la cena de las bodas del Cordero”


Amén y amen.

+

+

Ver: La nación de doble ánimo


+