+

“Solo yo puedo predecir el futuro antes que suceda. Todos mis planes se cumplirán… llamaré a una veloz
ave de rapiña desde el oriente, a un líder de tierras lejanas, para que venga y haga lo que
le ordeno. He dicho lo que haría, y lo cumpliré. Pues estoy listo para rectificar todo…
Estoy listo para salvar a Sión y mostrarle mi gloria a Israel”
Isaías 46: 10-13


…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+

+

Transcribimos completo el devocional del pastor David Wilkerson [May 19, 1931; April 27, 2011] que nos llegó el 11 de abril de 2014:

+

+

Cuando Dios dijo: “Aún una vez, y conmoveré no solamente la tierra, sino también el cielo” (Hebreos 12:26), estaba diciendo en esencia: “Sacudí la tierra en el Monte Sinaí. Pero cuando hable en estos últimos días, Mi voz
sacudirá ambos mundos, el natural y el espiritual. La situación actual temblará; nada quedará igual. Todo lo que se llame religioso, todo lo que sea de Cristo o de la iglesia, será sacudido por la voz de Mi Hijo, hablando desde el cielo.”


Dios advirtió a Israel que a todos los que rehúsen escuchar a Su profeta se les pediría cuentas: “Mas a cualquiera que no oyere mis palabras que él hablare en mi nombre, yo le pediré cuenta” (Deutronomio 18:19). Él estaba diciendo: “Voy a seguir cada desobediencia y tendrán que dar cuenta de cada una de ellas.”


La Escritura revela que aquellos que ignoraron las palabras de los profetas de Dios cayeron en ruina. Ellos se volvieron secos y amargos, murieron sin ningún gozo ni paz. “Mirad que no desechéis al que habla. Porque si no escaparon aquellos que desecharon al que los amonestaba en la tierra, mucho menos nosotros, si desecháremos al que amonesta desde los cielos (Hebreos 12:25).


Amado, ni nosotros escaparemos de la ira de Dios ni como nación, ni como individuos. Y ahora mismo la voz de Jesús está sacudiendo cada nación, haciendo que instituciones, líderes y economías tiemblen. Él está diciendo al viento y a los elementos: “Soplen sobre la tierra.” Él está diciendo a las nubes: “Retengan la lluvia.” Él está diciendo a las economías del mundo: “Toda avaricia sea juzgada.”


Dios está también ordenando: “Prisiones, estremézcanse. Gobiernos, estremézcanse. Sistemas financieros, estremézcanse. Escuelas, estremézcanse. Fuerzas militares, estremézcanse. Cortes y legislaciones, estremézcanse. Todo sobre la tierra, estremézcanse hasta que no quede fundamento sino el Señor.”


No es el diablo quien está sacudiendo todo. El mundo entero está siendo estremecido por la voz de un Cristo victorioso. El Hombre en Gloria se ha levantado en poder sobre Su trono y está hablando una palabra que está
sacudiendo todo.

+

+

The prayer and support of our partners has made it possible for us to reach the poor throughout the world for over forty years. https://www.worldchallenge.org/support?src=devo-email

+

Read this devotion online: http://sermons.worldchallenge.org/es/node/27294?src=devo-email

+

+

+