+


“Cada uno de ustedes debe arrepentirse de sus pecados y volver a Dios, y ser bautizado en el nombre
de Jesucristo para el perdón de sus pecados. Entonces recibirán el regalo del Espíritu Santo.
Esta promesa es para ustedes, para sus hijos y para la gente en el futuro lejano, es
decir, para todos los que han sido llamados por el Señor nuestro Dios”
Hechos 2, 38-39


…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+

14/10/2015

+


(tomado de “DAESH Y LA INVASIÓN DEL NORTE”)
+

+

En estos días se ha citado con insistencia las profecías bíblicas sobre Damasco. Comenzando por las del capitulo 17 de Isaías, una parte de la cual dice:


“He aquí, Damasco dejará de ser ciudad,
y vendrá a ser un montón de ruinas.
Abandonadas están las ciudades
de Aroer; serán para los rebaños,
para que se echen en ellas…
Desaparecerá la fortaleza de Efraín
y la soberanía de Damasco,
y el resto de Aram vendrá a ser
como la gloria de los hijos de Israel”
(V. 1-3)


Y también:


“Las ciudades de Hamat y Arpad están
avergonzadas, porque les han llegado
malas noticias. Se llenan de terror,
no pueden estar tranquilas. Damasco,
ya sin fuerzas, se dispone a huir.
La dominan el pánico, la angustia
y el dolor, como a una mujer de parto”
Jeremías 49: 23-25


Sin embargo el contexto histórico de estos oráculos difiere del actual, ambas profecías se refiere a las invasiones de Asiria sobre el reino asociado de Samaria y Damasco, en tiempos inmediatamente posteriores al reinado de Jeroboam II. Estas invasiones comenzaron con Tiglat-pileser en el 734 a.C, seguido de Salmanasar V y finalmente Sargon II que en el 722 a.C. completó la deportación de los habitantes del norteño reino de Israel(Efraín), en cumplimiento de las profecías de Oseas y Amos.

+

Por eso el pasaje de Isaías dice: “desaparecerá la fortaleza de Efraín y la soberanía de Damasco”. Es que el norteño reino de Israel(Efraín) y Damasco estaban asociados en aquellos días y fueron juntamente asolados por la invasión asiria. Pero la ciudad de Damasco no quedó en ruinas por lo cual estamos ante una profecía de doble referencia que debe terminar de cumplirse. Vienen días aciagos para esa ciudad y para el régimen de Bashar al Assad.  Si Damasco ha de quedar totalmente en ruinas -ahora lo está solo en parte- y Bashar al Assad sin poder alguno, veremos un cambio dramático en la situación actual.

+

+

-> “desaparecerá la fortaleza de Efraín”

+

+

Vimos en este sitio que el Efraín de hoy son los EEUU, nación fundada en torno al Dios de Abraham pero que ahora esta en la misma línea de apostasía de los reyes del norte de Israel(Efraín) (ver links al final). El olvido de YaHWéH por una parte considerable de su población anestesiada por una cultura impía, la aprobación de leyes contrarias al consejo de Dios, y una prosperidad muchas veces basada en futilidades, hace que de poco sirva su  poderío bélico y desarrollo económico esta atrayendo sobre sí el castigo del Autor de la historia. El reino del norte de Israel(Efraín) tuvo resonantes victorias militares y prosperidad boyante, además de una activa diplomacia internacional. Pero en días de Jeroboam II se anunció su  excomunión y dispersión entre las naciones. Similarmente, el poderío de los EEUU esta siendo desafiado por ISIS(Daesh) desde la región que ocupó el antiguo imperio asirio cuyo crecimiento no supieron controlar. La “fortaleza de Efraín” esta decayendo aceleradamente en medio de la indecisión y el descrédito internacional, y esto conllevará dramáticos resultados planetarios que no tardarán en producirse.
+
+

-> languidece la gloria de Jacob
+

+

A continuación del pasaje citado se dice: “Acontecerá en aquel día que la gloria de Jacob menguará” (v. 4). Vimos que “Efraín”, “Jacob” y “tribus de Jacob” son términos intercambiables y se refieren a los hijos de Israel(Efraín) en el destierro. Acabamos de referirnos a la “fortaleza de Efraín”. Pero ¿a que se refiere este pasaje cuando dice: “la gloria de Jacob” en el contexto de hoy? Seguramente no se trata esta vez de ejércitos. Sabemos que el instrumento para rescatar las tribus de Jacob(Efraín) de entre las naciones fue y es el evangelio del Reino. Y que las iglesias de Cristo son los pequeños apriscos que sumados unos con otros constituyen el “otro redil” al que se refirió Jesús/Yeshua como algo que era imperioso congregar de nuevo a Sión. Con ese objetivo nuestro Señor planeó la misión apostólica continuada luego por las iglesias de Cristo. De modo que la “gloria de Jacob” contemporánea es la que se manifiesta en el creyente por obra del Espíritu Santo. Ellos han sido restaurados al culto de YaHWéH, iluminado por la revelación del Hijo, lejos de su tierra. Y es esa Gloria la que esta menguando ahora, tanto por las persecuciones del islamismo como por el ninguneo de una sociedad occidental enferma.


Lo primero es obvio pero también lo segundo ¿alguien puede dudar que cada día se respeta menos el cristianismo en los países de la “cristiandad”? Estamos viendo que una gran parte de Europa se avergüenza de la fe que fue su cuna y señal de identidad. Y cosas similares pueden decirse de los EEUU. De modo que estas dos hojas de tijera: la persecución islámica, y el ninguneo al cristianismo en la cultura occidental hacen que de alguna manera la gloria de Jacob que iluminó las naciones, esté ahora vacilando a los ojos de un mundo impío. ¿No preguntó nuestro Señor si habría fe en el mundo el día de Su retorno?

+

^^^


Veamos algo mas: se hace evidente -guste o no a todos esta afirmación- que la capital del aprisco universal de las tribus de Jacob, restauradas al culto de YaHWéH revelado por el Hijo en la plenitud de los tiempos, es el Vaticano. Es decir, este es el lugar más representativo de nuestra fe a escala planetaria ¿quien puede dudarlo? Y el papa es la cabeza visible. Una herida en esa cabeza universal (nota 2) sería la señal de que “la gloria de Jacob” se desvanece y se prepara para salir de este mundo y mudarse al venidero, así como la Gloria de YaHWéH se retiró del Templo de Jerusalem (Ezequiel 11:23) y volvió sobre los apóstoles y María/Myriam -siglos después- en el día de Pentecostés.


+

La Gloria que reflejó el apóstol Pedro en su primera prédica, en nombre de los apóstoles y María/Myriam, con la cual atrajo a mas de 5.000 almas al seno del evangelio, fue el inicio de un movimiento de anuncio mundial que llevaría la Luz de la revelación de YaHWéH a todas los naciones de la tierra. Fue un cambio radical que lo conmovió todo, y hasta el poderoso imperio romano fue absorbido por este movimiento dirigido por el Espíritu Santo. Y siguiendo el espiral ascendente del Plan de Redención establecido desde antes de la fundación del mundo y penetra la eternidad, un cambio radical y asombroso a escala planetaria se aproxima en estos días. Y esta vez la Gloria de YaHWéH cubrirá literalmente a toda la tierra, que será una nueva tierra.

+
+

nota 1): el papa Juan Pablo II fue alcanzado en su cuerpo, Benedicto XVI en su fuerza interior menguada además por los años. Francisco hace gala de una jovialidad y capacidad de trabajo que supera el umbral de su edad, pero enfrenta una feroz oposición interna y ya anunció que sentía que su tiempo en la cátedra de Pedro sería breve. Algo muy especial está ocurriendo ahora mismo en el Vaticano que lo pone a la vista y consideración de todos como nunca antes, y es por eso que debemos estar atentos a los sucesos que allí se originan. El languidecimiento de la gloria de Jacob, producirá una señal definitiva en torno a la tumba y la cátedra de Pedro.

+

+