“En los días venideros —dice el Señor—, el pueblo de Israel
volverá a su hogar junto con el pueblo de Judá. Llegarán
llorando en busca del Señor su Dios. Preguntarán por el
camino a Jerusalén y emprenderán el regreso a su
hogar. Se aferrarán al Señor con un pacto
eterno que nunca se olvidará”
Jeremias 50, 4-5

EEUU, JERUSALEN Y UN ACTO DE JUSTICIA

ir a página principal

…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+

12/11/12

+

+

by Gary Wilkerson
+

+

Quiero hablar contigo acerca de cómo mantenerse libre de la esclavitud y el cautiverio. ¿Cómo podemos permanecer en victoria? ¿Cómo podemos caminar en un fluir constante de no tener que volver a las cosas que una vez nos asolaron? I no estoy hablando solamente de pecado. A veces la carga emocional con la que crecimos puede llevarnos a tener ciertos patrones de vida. Por ejemplo, algunos pueden haber experimentado una serie de decepciones contra las que debieron luchar.


¿Hay alguna manera no solo de liberarse sino que de mantenerse libre? ¿Hay alguna manera de no solamente obtener la victoria sino que de mantenerse en victoria? ¿Hay alguna manera en la que encontremos una victoria gloriosa, triunfante, sostenible, poderosa y de por vida en Cristo?


Podrías pensar que te llevará 10 años de consejería obtener la victoria, o 20 años para que el proceso de maduración tome lugar en tu vida, pero Jesús puede entrar y hacerte libre en un instante. El no solo te hará libre sino que te mantendrá caminando en esa libertad.


Cuando Nehemías fue a Jerusalén para supervisar la reconstrucción de los muros, todos parecían pensar que iba a ser un largo proceso. Las personas que acompañaban a Nehemías, en su mayoría esclavos y sirvientes, no tenían muchos recursos, pero se enfocaron en trabajar. Tenían pasión en sus almas por las cosas de Dios y reconstruyeron los muros de la ciudad en solamente 52 días. Nosotros necesitamos tener el mismo tipo de pasión, el tipo de actitud que dice: “No se trata de mí, es todo acerca de Jesús. No se trata de mis propósitos, planes y ambiciones, es todo acerca de Él”


Pon tus ojos en Jesús y Él te establecerá y hará que prosperes. El hará que seas levantado y puesto en libertad y Él posibilitará que te mantengas libre en las cosas de Dios.


“Somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.” (Romanos 8:37)

+

+

Read this devotion online: http://www.worldchallenge.org/es/node/20524?src=devo-email

+

+

+