+

“¡Pero la Porcion de Jacob no es ningún ídolo! Él es el Creador de todo lo que existe,
incluido Israel, su posesión más preciada. ¡El Señor de los Ejércitos
Celestiales es su nombre!”
Jeremias 10, 16


…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12


+
+

Colaboración de
Juan José Fernández Granados

Ministerio Luz a las naciones
+


viene de:
LO QUE PABLO NOS DICE SOBRE LA LEY (I)

+

Yeshua dijo que la vida solamente está en Él:


“Examináis las Escrituras porque VOSOTROS PENSÁIS que en ellas tenéis vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí; y no queréis venir a mí para que tengáis vida.”
Juan 5:39 y 40


La vida no está en las Escrituras, la vida está en Él y todos los que vamos a Él experimentamos una nueva vida espiritual y eterna. Muchos piensan que en las Escrituras está la vida, pero sólo Yeshua es el Camino, la Verdad y la VIDA.


Veamos algunas recompensas por guardar la Ley de Moisés:


“Bendito el fruto de tu vientre, el producto de tu suelo, el fruto de tu ganado, el aumento de tus vacas y las crías de tus ovejas. Benditas serán tu canasta y tu artesa . . . Y el SEÑOR te hará abundar en bienes, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu ganado y en el producto de tu suelo, en la tierra que el SEÑOR juró a tus padres que te daría.”


Estas bendiciones y algunas más que encontramos en Deuteronomio 28 tienen que ver con la carne, son bendiciones físicas. De estas bendiciones en la carne han surgido los predicadores corruptos de la prosperidad que ofrecen coches caros, casas de lujo, buenos trabajos . . . estos predicadores usan el sistema del Antiguo Pacto cuando afirman “obedece y Dios te dará”, “diezma y te vendrá bendición” . . . PERO . . . ¿Dónde dice la Ley que si guardas TODOS los mandamientos conocerás a Dios? En ningún lugar, las bendiciones de la Ley de Moisés son bendiciones en la carne, pero las bendiciones del Nuevo Pacto son principalmente bendiciones espirituales:


“He aquí, vienen días–declara el SEÑOR– en que haré con la casa de Israel y con la casa de Judá un nuevo pacto, no como el pacto que hice con sus padres el día que los tomé de la mano para sacarlos de la tierra de Egipto, mi pacto que ellos rompieron, aunque fui un esposo para ellos–declara el SEÑOR; porque este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días–declara el SEÑOR–. Pondré mi ley dentro de ellos, y sobre sus corazones la escribiré; y yo seré su Dios y ellos serán mi pueblo. Y no tendrán que enseñar más cada uno a su prójimo y cada cual a su hermano, diciendo: “Conoce al SEÑOR”, porque todos me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande–declara el SEÑOR– pues perdonaré su maldad, y no recordaré más su pecado.”
Jeremías 31:31-34


El Nuevo Pacto es mejor y si es mejor es porque es diferente. Las bendiciones del Nuevo Pacto son principalmente espirituales: poder conocer a Dios de una forma personal, tener vida en abundancia, ser perdonados, ser amados y aceptados, poder experimentar gozo y paz, tener esperanza, poder descansar en Él . . . y claro que Dios hizo el Nuevo Pacto con Israel, la Biblia lo dice claramente, pero también podemos ver como a los gentiles se nos permite la entrada a ese Nuevo Pacto a través del Mesías y Salvador del Mundo, todos los que creemos en Yeshua, hemos pasado a formar parte de la Familia de Dios, todos los gentiles que creemos en Yeshua, hemos sido injertados en el Olivo, en el Israel de Dios.


Llevo casi 30 años siguiendo al Señor y he hablado con muchas personas, ninguna me ha dicho: “Juan, Dios ha puesto en mi corazón que me tengo que circuncidar”. Nadie me ha dicho eso porque esa NO es la Ley que Dios pone en nuestro corazón, la Ley que el Eterno pone en nuestro corazón es Torat Mashiaj (la Ley del Mesías), la Ley del Amor, nadie me ha dicho: “Juan, Dios ha puesto en mi corazón que tengo que casarme con mi cuñada, ya que mi hermano murió el mes pasado” (Ley del Levirato), NADIE me ha dicho estas cosas, PERO lo que SÍ me han dicho es: “Dios ha puesto en mi corazón que tengo que perdonar a mi padre”, “Dios ha puesto en mi corazón que tengo que escuchar y pasar más tiempo con mis hijos”, “Dios me ha dicho que tengo que amar a mi vecino” . . . esto SÍ me lo han dicho muchos creyentes porque está es la Ley vigente bajo el Nuevo Pacto: la Ley del Mesías . . .


Nosotros, los creyentes, no asesinamos a nadie porque exista una Ley que nos diga: “No asesinarás”, nosotros no asesinamos a nadie porque en nuestro corazón NO está el deseo de asesinar a nadie, sino todo lo contrario, está el deseo de hacer el bien a nuestro prójimo. Dios ha puesto en nosotros un nuevo corazón y ha derramado su amor en nuestra vida, la Ley NO nos impide pecar, es el amor el que nos impide pecar contra Dios y contra nuestro prójimo, la Ley del Mesías ha sido escrita en nuestros corazones.


“aunque no estoy sin la ley de Dios, sino bajo la ley del Mesías”
I Corintios 9:21


“Llevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley del Mesías.”
Gálatas 6:2


Los que NO han creído en el Evangelio, los que NO han participado del Nuevo Pacto, los que NO han experimentado el nuevo nacimiento, los que NO tienen el Espíritu de Dios en sus corazones, los que NO conocen a Dios, los religiosos y legalistas . . . todos estos y algunos más son los que necesitan la Ley de Moisés porque necesitan entender que NO conocen a Dios, que son pecadores y que necesitan la gracia y la misericordia de Dios.


“Pero nosotros sabemos que la ley es buena, si uno la usa legítimamente, reconociendo esto: que la ley no ha sido instituida para el justo, sino para los transgresores y rebeldes, para los impíos y pecadores, para los irreverentes y profanos, para los parricidas y matricidas, para los homicidas, para los inmorales, homosexuales, secuestradores, mentirosos, los que juran en falso, y para cualquier otra cosa que es contraria a la sana doctrina . . .”
I Timoteo 1:8-10

+

+
continúa

+