“Por lo tanto, ¡alégrense, oh cielos!
¡Y alégrense, ustedes, los que viven en los cielos
Pero el terror vendrá sobre la tierra y el mar…“
Apocalípsis 12, 12

ir a página principal

…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+

++

+

octubre /2012

+

+

En Jeremías 16:16 leemos


“He aquí que yo envío muchos pescadores,
dice YaHWéH, y los pescarán,
y después enviaré muchos cazadores,
y los cazarán …


en donde se nos habla de los dos movimientos del Plan de Dios/Elohim para la redención de Su pueblo:

+

-> la evangelización global,

-> la persecución global.

+

El primero, en sus líneas maestras, ha terminado. Persiste la predicación del evangelio, pero no ya para conquistar territorios enteros, continentes enteros, como ocurrió a partir de la misión apostólica hasta el siglo pasado, sino mas bien para mantener vivo el fuego de la fe, para ofertar Esperanza a los desesperanzados, para cautivar a los que han sido atraídos por el mundo y ayudarlos a salir de el, y para recordar a todos que hay un Señor de todas las cosas que “hizo los cielos y la tierra y todo lo que en ellos hay”. También para dar testimonio/martirio de ese Señor/Rey de reyes/Sumo Sacerdote/Mesías de ISRAEL ante los iracundos cazadores islámicos que la “primavera árabe” no ha hecho mas que atizar: “y después enviaré muchos cazadores, y los cazarán …”. Esto describe muy bien la amenaza islámica que es el segundo y final movimiento que ya está en proceso.


¿Permite Dios/Elohim –YaHWéH- la persecución de Su pueblo? El pasaje citado –y no solo ese- dice enfáticamente que sí. La historia dice que sí. El presente dice que sí. Y si no lo admitiéramos tendríamos que reconocer que YaHWéH no es el que Guía la historia y entonces vana sería nuestra fe e incierto nuestro futuro.


Recordemos que a partir del momento en que recibimos vida eterna por la fe en la preciosísima sangre redentora del Cordero de Dios nos incrustamos en un tiempo que excede al de nuestras vidas terrenas. Y que YaHWéH -Padre, Hijo y Espíritu Santo- esta ocupado en guiarnos a ese tiempo eterno al cual pertenecemos. En 1 Pedro 4:12-13 leemos:


“Amados, no os sorprendáis del fuego de la prueba que os ha sobrevenido,  como si alguna cosa extraña os aconteciera. Al contrario, gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría”


¿Qué se dice aquí?: que nuestros padecimientos terrenales redundarán en gozo y alegría. ¡Aleluya! Esa es la “piedra filosofal” que convierte el plomo pesado de la prueba en el oro refulgente del gozo eterno. Se dice: “gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo”. ¡Santa paradoja!. Años de evangelio edulcorado y/o triunfalista -de algunos- han opacado el valor de la prueba que sufren los santos/justificados electos por YaHWéH. Pero es por ellas que somos crucificados con Cristo para luego renacer/ resucitar y estar para siempre con Él. Somos “mas que vencedores” -como dice el apóstol- porque nuestro triunfo está reservado/guardado en la eternidad y es por tanto inmarcesible. Es para siempre. ¡Aleluya!


Hoy -16/10/12- aparece una encuesta que nos dice que los ataques a cristianos han aumentado 300% en los últimos 10 años. Y pensamos que no hemos llegado todavía al clímax.


Compartimos este link:

+

+

http://www.libertaddigital.com/internacional/europa/2012-10-16/los-ataques-contra-los-cristianos-en-el-mundo-han-aumentado-un-300-en-10-anos-1276471570/

+

+

+

+