“Por lo tanto, ¡alégrense, oh cielos!
¡Y alégrense, ustedes, los que viven en los cielos
Pero el terror vendrá sobre la tierra y el mar…“
Apocalípsis 12, 12

ir a página principal

…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+

+

+

+

Viene de:

MEDJUGORJE, ¿QUE CUENTAN LOS CIELOS
SOBRE LA COLINA DE LAS APARICIONES
EL 24, 25 Y 26 DE JUNIO DE 1981?

+


En un estudio anterior analizamos como la plaza de San Pedro se integra como un solo espacio urbano-teológico con la Basílica principal de la cristiandad (Ver: María, auxilio de los cristianos). Pues bien, en Medjugorje sucede exactamente lo contrario: el templete de lona, aparentemente frágil y provisorio, que se levantó a las espaldas del sólido y amplio templo parroquial para que los videntes dieran sus testimonios, se ha transformado en una especie de mochila añadida que a veces, según a quien escuchemos, parece muy pesada para la Iglesia. Hay una evidente tensión entre ambas estructuras físicas: el templo original y el templete de lona con su multitudinaria explanada. Y esta contraposición física parece expresar un dilema, no de esta parroquia sino de las autoridades de la Iglesia Católica –comenzando por el obispo (el actual y el anterior) de Móstar- en lo referente a la autenticidad o no de las apariciones marianas. Nos parece oportuno enfatizar esta curiosa conformación, única en las iglesias y santuarios de la cristiandad, con imágenes que lo dejan claro:

+

+


+

+


+

+

+

+

Las muchedumbres de peregrinos parecen reunirse a espaldas del templo que mira en dirección opuesta. De hecho ¿qué será de estos fieles peregrinos si se pronuncia un juicio adverso a las apariciones? ¿en que dirección mirarán?


El templo original es muy grande para el lugar, construido entre los años 1937 y 1969, y dedicado a Santiago Apóstol, su tamaño excede con creces las necesidades de entonces de la parroquia de Medjugorje –de unos cuatrocientos habitantes- ya que tiene capacidad para unos mil fieles. Pero se dice que el arquitecto que lo diseñó afirmó proféticamente haber visto en sueños que se llenaría en poco tiempo. Y no solo se cumplió esta profecía, sino que desbordó al ciento por uno. Y así, en las espaldas de ese templo enorme se instaló el templete de lona con explanada en torno a que nos referimos y mostramos en imágenes. Y, tan importante como eso, una riostra de confesionarios para que en ellos oficiaran mas de un centenar de sacerdotes simultáneamente el sacramento de la reconciliación. Medjugorje parece ser el confesionario mayor de la Iglesia Católica, señal de que allí hay una intensa introspección espiritual.

+

+

- reticencias iniciales

+

+

Hay una danza de posiciones de los representantes del clero que no terminan de decantarse como cuerpo en un juicio definitivo en torno a la naturaleza de las apariciones de Medjugorje. Un documento vaticano las llama pulcramente “el fenómeno de Medjugorje”, sin definirlo. Esto no es nuevo, las reticencias de la Iglesia a las apariciones marianas las vimos en otros casos: las hubo con la advocación de Guadalupe, con la de Lourdes, con la de de Fátima (en menor grado) y con la de Garabandal en grado sumo al punto que casi fue abortada de la historia de la Iglesia. Es que la Virgen, aun en las apariciones hoy legitimadas, se digna aparecer a laicos no revestidos de ninguna autoridad, sin formación teológica alguna, aparte de los mas elementales dogmas de fe. Bernadette Soubirous no había tomado aun la primera comunión cuando se le apareció la Dama en la gruta de Lourdes a los 14 años, y pagó caro en burlas y persecuciones por su especial visión que hoy es pilar de la fe practica de la Iglesia. ¿De Nazaret podrá venir algo bueno?, se dijo alguna vez (Jua 1:46). Y es que actuar a través de lo débil para humillar lo firmemente establecido es norma para Dios (1 Cor 1:25). (Medjugorje quiere decir “entre montañas” y en eso se asemeja a la pequeña e insignificante aldea de Nazaret de la época).


Pero en el caso de las apariciones que comentamos se agrega un ingrediente no menor: las apariciones no cesan, según confiesan los videntes, ¡desde hace 34 años! No se puede pasar raya, no se puede hacer el dictamen definitivo, no es todavía un hecho consumado que puede ponerse bajo la lupa de la docta teología. Y entretanto la brecha entre lo débil y lo establecido crece. Hay mucha fe en los peregrinos, muchos frutos en conversiones y confesiones fervientes. Sanaciones. Y, lo que no es menor, manifestación de vocaciones sacerdotales o a la vida consagrada, ademas de muchísima afluencia de peregrinos que experimentan una paz inefable, que no parece ser de este mundo.  Pero a pesar de todo esto hay escepticismo y fuerte antagonismo de una parte del clero sobre la autenticidad de las apariciones de la Virgen.


Un ejemplo de este vaivén de apreciaciones es el caso del párroco de Medjugore que hacia ocho meses había asumido la parroquia cuando todo sucedió. Es el franciscano Jozo Zrinko, que en cuanto volvió a la parroquia de la cual había estado ausente asistiendo a un evento, sometió a un inquérito muy exigente a los seis chicos videntes -niños/adolescentes- presumiendo que mentían. Y lo hizo interrogándolos juntos y separados buscando contradicciones en sus dichos, que no halló. Estaba muy contrariado porque el templo, de por si difícil de llenar, se había quedado vacío en tanto los fieles se apresuraban a trepar las pedregosas laderas del monte de las apariciones tras los seis videntes. ¡Vaya humillación! Pero vino la prohibición del gobierno comunista de entonces a toda aglomeración fuera del recinto del templo y esto redundó para bien, ya que provocó que este se llenara a reventar de peregrinos sucediendo lo que sigue:


“Dirá el Padre Jozo que es tanta la gente dentro de la iglesia que él no puede extender los brazos al decir “El Señor sea con vosotros”…  En la homilía le pide a todos que ayunen y oren a Dios por lo que está sucediendo en la parroquia. Todos responden afirmativamente y hasta con vehemencia. Es entonces que ocurre lo que habrá de cambiar la vida del sacerdote e influenciar enormemente los futuros acontecimientos…  Ella, la Virgen, ¡se muestra en el medio del templo, repleto de fieles!… Padre Jozo es el séptimo vidente de Medjugorje. Él, quien no sólo era escéptico sino hasta contrario a las apariciones, se convierte, desde entonces, en su mayor defensor. Hasta el punto de sufrir torturas y un año y medio de prisión por causa de ellas” (nota 1)


Pero con el obispo de Móstar, titular de la diócesis a la que pertenece la parroquia de Medjugorje, sucedió exactamente lo contrario. Primero fue favorable a la autenticidad de las apariciones pero con el pasar del tiempo se fue volviendo totalmente contrario, advirtiendo claramente sobre lo que consideraba una falsedad. Y esto sucedió tanto con Pavao Zanic -obispo en tiempo de las primeras apariciones- como con Ratko Peric, quien asumió después. Ellos y las comisiones de investigación que nombraron se negaron a aceptar que estuviera ocurriendo cualquier evento sobrenatural mariano en Medjugorje, a pesar de los miles de peregrinos que allí acudían y acuden desde los más variados destinos de la cristiandad, cercanos y lejanos, y no solamente católicos. (nota 2)


Y esta oposición del obispado de Mostar –como sucedió con el obispado de Santander en el caso de Garabandal- es una de las mayores tensiones que ejemplificamos con templo y el tras templo, lo legítimamente establecido y lo aparentemente provisorio y pendiente de aprobación.

+

+

- viéndolo desde una perspectiva mas alta

+

+

Tomando solo las apariciones del siglo XX, parece haber una continuidad entre Fátima, Garabandal y Medjugorje. A las que podríamos sumar las apariciones y señales de Akita, en Japón, que ya han sido aprobada por el Vaticano luego de ocho años de investigaciones y con un obispo abierto a su autenticidad. Leamos uno de los mensajes de Akita:


“El Padre infligirá un terrible castigo a toda la humanidad. Será un castigo mayor que el diluvio, tal como nunca se ha visto antes”.


Pues bien, en cuanto a mensajes escatológicos, cosas similares ha dicho la Virgen en Fátima, Garabandal y Medjugore -que es siempre la misma-. Al punto que en los dos últimos casos nombró una vidente -Conchita en el caso de Garabandal, Mirjana en el caso de Medjugorje- para anunciar por intermedio de ellas a un sacerdote la fecha del Aviso final, que es un hecho sobrenatural e indiscutible sobre la colina de las apariciones que servirá para confirmar la autenticidad de las mismas ademas de ser un postrer llamado a los inconversos. Transcribimos de la página virgendemedjugorje.org:


“Antes del signo visible que será dado a la Humanidad, habrá tres advertencias para todo el mundo. Las advertencias serán ciertos acontecimientos sobre la tierra. Mirjana será testigo de los mismos. Tres días antes de las admoniciones, ella avisará a un sacerdote, libremente elegido. El testimonio de Mirjana será una confirmación de las apariciones y una invitación a la conversión del mundo. Tras las amonestaciones vendrá el signo visible sobre el lugar de las apariciones en Medjugorje, para toda la Humanidad. El signo será dado como el testimonio de las apariciones y una llamada a la fe”


En donde “signo visible” sería lo que llamamos “Aviso final”, que no es todavía el fin pero sí un ultimo llamado a los inconversos. Ahora bien, la práctica canónica establece que las apariciones sean discernidas por el obispo a cargo de la parroquia en donde ocurren, que luego eleva su parecer a la Congregación para la Doctrina de la Fe, que es la que se pronuncia en forma definitiva aunque precisa contar con la conformidad del papa, la última palabra. En el caso del obispado de Santander, a cargo de la parroquia de Garabandal, los sucesivos informes que se produjeron durante todos estos años fueron negativos y se dice que hasta hubo coacción en su momento sobre la vidente Conchita -que hace tiempo no vive más en España- para que se desdijera.


Y aquí viene lo contradictorio: las apariciones de Garabandal fueron muy queridas por el papa Pablo VI que veía en ellas una autenticidad indiscutible, y fueron también confirmadas como auténticas por el Padre Pio –hoy santo-.


En el caso de Medjugorje como dijimos, esta parroquia depende del obispado de Mostar cuyos dos titulares a lo largo de todo este tiempo se han pronunciado negativamente –“no consta sobrenaturalidad”- la formula preferida para estos casos. Y lo mismo dijeron las comisiones de investigación que nombraron. Esta formula aparentemente deja un suspenso, pero a nivel personal, para el obispo de Mostar, todo es falso y aun pernicioso. Y de nuevo la contradicción: el papa Juan Pablo II declaró en su momento al padre Jozo que si no fuera por su investidura acudiría a Medjugorje como peregrino. Y para mas confirmación le dirigió una carta en la cual se gozaba por lo que allí estaba ocurriendo. Como vemos, las cosas no son tan simples y en un lenguaje no formal hay cruces de declaraciones. Otra vez el templo formal, y el tras templo no formal, pero multitudinario.


¿Y el papa Benedicto XVI? Pues en el año 2010 formó una comisión internacional de 17 miembros para el estudio del “fenómeno de Medjugorje” presidida por el cardenal Camillo Ruini bajo la órbita de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Esto es inédito ya que en este caso es el Vaticano el que toma para si el peso de la investigación de las apariciones actuando por encima de la conferencia de obispos de Bosnia Herzegovina que ya tiene opinión contraria. De algún modo vemos aquí también un cruce de opiniones y la señal de que estamos ante un hecho de relevancia extraordinaria. Y es este informe -el de la comisión formada por el papa Benedicto XVI y presidida por el cardenal Ruini- el que se aguarda que llegue al papa Francisco en estos días (claro que hay confusión sobre si ya llegó o no, todo es confuso en este caso) para que de la cabeza de la iglesia surja la apreciación final e irrevocable.

+

+

- el tiempo se acaba

+

+

Ahora bien, como sea el papa Francisco afirmó en una de sus ya clásicas conferencias de prensa en un avión –de vuelta de Bosnia Herzegovina- que dará su dictamen definitivo sobre Medjugorje en breve. Y ya se han interpretado palabras de una de sus homilías como una opinión contraria. Sin embargo se apuesta a que habrá una resolución de algún modo conciliadora.


Un dato no menor: todos conocemos las ‘profecías de los papas’ de San Malaquías, ratificadas sin conocerlas por dichos de Conchita, la vidente de Garabandal: ellas afirman que el papa Francisco es el último papa. ¡Suena tremendo! Es mas, Conchita adelantó sin saber mucho lo que decía –era una niña por ese entonces- que el Aviso final de la Virgen vendría luego de un Sínodo. ¿Hay algún Sínodo próximo? Pues si, la reunión final del Sínodo de la Familia, con temas muy espinosos y controversiales que ya dividen opiniones entre el clero y entre los laicos. Y será durante el mes de octubre de 2015, el próximo.


Pero veamos otro límite. Los videntes de Medjugorje, en el día de la primera aparición, tenían edades que promediaban los 16 años. De modo que treinta y cuatro años después, sus edades promedian los cincuenta. Es la edad de Mirjana. Y Conchita debe superar hoy esa edad. Ambas, como dijimos, fueron las elegidas por la Virgen para anunciar el día del Aviso final, o mas bien para que ellas se lo digan días antes al sacerdote elegido para que él lo haga público. ¿Puede demorar mucho ese anuncio?

++

Mirjana

+

Esto parece coherente con la profecía sobre el último papa de San Malaquías. El tiempo para que se produzca el Aviso final, mas allá del cual, según suponemos, la Iglesia Católica como la entendemos hoy no existirá mas, parece acotado por la edad de las videntes que deben de hacer ese anuncio. Véase que hemos tomado profecías y hechos que se desarrollan dentro del ámbito de la Iglesia Católica. Veamos algunas cosas más:

+

-> el papa Francisco declaró que el cree que su ejercicio del papado será breve: dos o tres años a lo más. Ya pasaron dos.

+

-> este setiembre deberá visitar EEUU para pronunciar un discurso en la asamblea anual de la ONU y otro en el Congreso. Además asistirá a un evento católico relacionado con la Familia -en Filadelfia- anticipo quizas -sin ser vinculantes- de la reunión final del Sínodo. Sin embargo las cosas en aquella gran nación aparentemente no serán tan festivas como cuando su visita pastoral a tres países de latinoamericanos –Ecuador, Bolivia y Paraguay- ya que la publicación de su encíclica ‘Laudato Sí’, en la cual es difícil trazar una línea divisoria entre la política y fe, puede acarrearle opiniones adversas a pesar de su enorme carisma. Y en la reunión en Filadelfia las cosas no serán un mar de rosas. La visita se realizara con los ánimos caldeados por los prolegómenos de una dura campaña electoral con tintes –y personajes- tormentosos.

+

-> a su retorno – del 4 al 25 de octubre- será la reunión final del Sínodo de la Familia, ya mencionado, nada fácil por cierto,

+

-> y la decisión final sobre el “fenómeno de Medjugorje” que, de no estar bien matizada, dejará heridas profundas (aunque, como todo lo que se refiere a este caso, hay dichos y desmentidos sobre si sera hecha pública en breve o mas adelante…).

+

-> y están sin duda las amenazas del ISIS –el llamado Estado Islámico- que promete atentar contra el Vaticano y el papa que es su más deseada presea. Y que ya estará haciendo planes siniestros con ese objetivo.

+

-> además hay sucesos extra católicos amenazantes en proceso: la terrible crisis migratoria en Europa, la guerra en Ucrania, las elecciones y el destino final de Grecia, la estabilidad financiera mundial que puede ser afectada por cualquier hecho sorpresivo y, precisamente, que se produzca algún hecho sorpresivo de los tantos que están hoy engatillados, capaces de revolver aun más las turbulentas aguas a nivel mundial.

+

Recordemos la profecía de San Malaquias:

+

“En persecución extrema, en la Santa Romana Iglesia reinará Pedro el Romano quien pacerá a su rebaño entre muchas tribulaciones, tras lo cual la ciudad de las siete colinas será destruida y el Juez Terrible juzgará al pueblo suyo.  Fin’.

+

No serán nada fáciles los próximos tiempos para el Vaticano.

+

+

+

+

- lunas rojas y shemitah

+

+

El próximo 28 de setiembre/15 –Sucot- se producirá el cuarto eclipse lunar que será el cierre del ciclo bianual de lunas rojas. Antes tenemos el Día de las Trompetas -13 de setiembre- con eclipse solar parcial y un Shemitáh que generalmente coincide con una debacle de las bolsas. No queremos abundar sobre estas cosas ya que hay análisis sobre ellas en la Red. Pero estos indicadores se suman o coinciden con lo que venimos analizando. Pero esta vez se trata del calendario de Dios/Elohim, el que marca el tiempo/kairós del Eterno. Y está marcando el final. Veamos que en este ultimo eclipse de luna de la tétrada roja habrá una superluna, es decir, el satélite estará muy cerca de la tierra pudiendo causar efectos naturales aterradores/ sobrecogedores (ademas de marcar el kairos). Tomamos de la prensa de estos días:

+

El 28 de septiembre la Luna estará más cerca de la Tierra de lo habitual, un fenómeno conocido como ‘superluna’. Además, esta superluna estará acompañada por la luna de sangre, que es un eclipse durante el cual la Luna queda cubierta por la sombra de la Tierra, lo que proporciona al satélite un brillante color cobrizo, informa el rotativo ‘Mirror’. La superluna puede causar mareas más fuertes, erupciones volcánicas y terremotos debido al aumento de la influencia gravitacional de la Luna. (RT)

+

¡Cosas tremendas están a las puertas en setiembre/octubre próximos!

+

+


+

- la paz en medio de la tormenta

+

+

Si algo tienen los mensajes de la Gospa en Medjugorje es que no innovan en materia de recomendaciones sobre como pasar por la tormenta venidera: ¡Convertíos!, dice.  Quien quiera encontrar palabra mas novedosa que esa en sus mensajes fracasa. Oración, ayuno, arrepentimiento, volver a Dios, amar, amor. Lo que sabemos y neglicenciamos. No nos dice que huyamos hacia ningún lugar, ni nos escondamos en algún bunker o una cueva, o que iniciemos algún movimiento contestatario, o que pronunciamos un mantra secreto, ni siquiera que corramos hacia ella, del lugar de las apariciones, ya que estas cesarán en todo el mundo luego del Aviso. La Gospa dice lo de siempre: que nos precipitemos hacia Dios, que habita en nuestro interior mediante Su Santo Espíritu:

+

“Yo habito en la altura y la santidad,
pero habito también con el quebrantado
y humilde de espíritu, para reavivar
el espíritu de los humildes y para
vivificar el corazón de los quebrantados”
Isaías 57:15

+

El Dios de los “pobres de espíritu”, de los humillados porque se saben pecadores, da Vida en abundancia a quienes en Él –y solo en Él- esperan. El nos transporta y nos transportará de las tinieblas a Su Luz admirable. Por eso en estos días allí –en Medjugorje- se ha establecido un santuario de introspección, de meditación, de oración ferviente, de arrepentimiento, de encuentro con nuestro mas puro potencial vital bajo la guía del Espíritu. Cierto es que pudo haber crecido cizaña -exitismo o moda banal- entre mucho trigo limpio durante todo este tiempo. Es para evitar estas cosas que Jesús/Yeshua eligió apartarse al desierto cuando sus milagros se habían vuelto demasiados “populares” (Luc 5:16, Mar 6:32). Sabía que podía entrar en un circo de desprestigio que finalmente ahogara Su precioso mensaje. Nada nos puede librar de esa mala hierba -entre los propios discípulos de Jesús/Jeshua había uno que era del Diablo- y aun en nuestras iglesias hay cizaña maligna que estará allí hasta el fin. Pero reparemos que la hirsuta y pedregosa colina de las apariciones, de incomodo trajinar, es un poco ese desierto que frecuentemente buscaba Jesús/Yeshua adonde debemos apartarnos para orar. Un espacio penitencial. Nadie que haya conocido la aldea original de Medjugorje podría encontrar en ella ningún encanto natural. Es un nulo destino turístico, aburrido si cuadra esa palabra, y quien quiera distraerse y tomar aire limpio tiene muchos mejores destinos para hacerlo, aun cerca de allí. Es más, si se sube hasta allí sin la intención correcta, sin el corazón abierto al cielo, es posible que se pierda el viaje. Sin embargo casi un millón de personas por año allí acuden, y muchos vuelven una y otra vez, año tras año. Eso para mi es una señal de autenticidad.

+

Dijimos en el primera parte de este estudio que es en la cristiandad en donde debemos esperar los signos definitivos de la manifestación de JEZREEL, el ISRAEL DE DIOS. Por eso debemos estar expectantes y apercibidos en los días venideros, ya que lo que con anhelo esperamos esta prestes a manifestarse. Aunque antes toque pasar por las pavorosas tinieblas que seguramente han de aterrorizar a quienes no estén bien pertrechados con “la fe que vence al mundo”. ¡Cuidemos con celo y aguardemos con viva esperanza nuestra herencia que ciertísimamente vendrá para que se haga Su voluntad así en la tierra como en el cielo!. Amen y amen.

+

+

+

nota 1: el testimonio sigue así: “Desde el 15 de enero de 1982 la Gospa acepta, bajo sugerencia del mismo párroco, aparecerse regularmente en la iglesia. Lo irá haciendo, a través del tiempo, en diferentes lugares, en la canónica, en el coro, y desde abril del 85 por pedido del Obispo en una pequeña cámara anexa al templo. Durante la guerra la Santísima Virgen solía aparecerse en los sótanos. Últimamente aparece en las casas de los videntes”

+

nota 2: en el enfrentamiento del obispado de Mostar y Medjugorje gravita seguramente un conflicto con los franciscanos que venía de antes y una rebelión puntual de dos de ellos, Vego y Prusina, que se negaron a abandonar la diócesis según les ordenó el obispo Pavao Zanic. De ellos se dice que habrían solicitado en forma privada, a través de los videntes, el parecer de la Gospa que les habría indicado que podían quedarse, consejo a contramano de su superior jerárquico. Esto fue visto desde Móstar como una invitación a la desobediencia a la Iglesia, si bien el tono de todas las declaraciones públicas de la Gospa ha sido siempre una enérgica invitación a la vida sacramental: Eucaristía, confesión, adoración del Santísimo. Y también pide frecuentemente oración por los sacerdotes lo que además encomendó especialmente a una de las videntes. Es conocido que muchas vocaciones sacerdotales –inesperadas- y de dedicación a la vida consagrada nacieron allí, lo cual indica que ese episodio inicial, si fuera verdad, es solo un caso muy puntual. Por lo demás, aun en los mensajes de la Virgen de Fátima hay advertencias sobre el posible desvío de algunos obispos, cosa que hoy podemos comprobar fácilmente, sin que esto constituya de parte de la Virgen una invitación a la desobediencia a las autoridades de la Iglesia. Mas bien el testimonio abrumador es exactamente todo lo opuesto.

+

+

ver:

MAMÁ, BENDITO LÍO EL QUE ESTAS HACIENDO EN ESTA ALDEÍTA DE BOSNIA”

+

+