“Por lo tanto, ¡alégrense, oh cielos!
¡Y alégrense, ustedes, los que viven en los cielos
Pero el terror vendrá sobre la tierra y el mar…“
Apocalípsis 12, 12

ir a página principal

…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+

+

+

+

+

+

Recordemos las expresiones y sinónimos con las cuales los textos proféticos se refieren a la descendencia del norteño “Reino de Israel” -al norte-, separado del “Reino de Judá” -al sur- por voluntad de YaHWéH en el 930 A.C., y desterrado entre las naciones por su apostasía en el año 722 A.C.:

+

“reino del Norte” = “reino de Israel” =
= “hijos de Israel” = “casa de Israel” =
= “Efraín” = “Jacob” = “Israel” = “José”

+

Y aquellos de entre ellos –un resto- que fueron salvos por la “pura gracia” de YaHWéH, esto es, los “redimidos” por la fe en el sacrificio expiatorio de Jesús/Yeshua en la cruz y el lavamiento en Su sangre a lo largo de los siglos de la gracia, tienen  esta variada nomenclatura:

+

“redimidos” = “remanente” = “remanente de Jacob/Israel” = “resto de Jacob/Israel” =”hijos del Dios Viviente” = “hijos de la desamparada” (Isaías 54:1) = “el resto de la descendencia de (la mujer) (Apocalipsis 12:17) = “los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo” (Apocalipsis 12:17) = “elegidos y fieles” (Apocalipsis 17:14) = “santos del Altísimo” = “santos”= “Novia  del Cordero”

+

Y la descendencia del norteño “Reino de Israel” -las “diez tribus” lideradas por “Efraín” mezcladas con las naciones- fue llamada en la nomenclatura histórica secular de diferentes formas según las etnias e identidades geográficas, y culturales en donde se incrustaron:

+

“hijos de Omri” = “kimris” = “cimerios” = “celtas/galos” = “escitas” =  “saka” = “germanos”/ “godos” = diferentes nombres de naciones que descienden de los “celtas”/”galos” o “germanos”/”godos” y que forman la Europa de hoy = diferentes nombres de pueblos en Asia y África que descienden de otras derivas geográficas de los “hijos de Israel”/”casa de Israel”/”Efraín”.

+

En muchos casos la identificación del los “hijos de Israel”/”casa de Israel”/Efraín” en las naciones es fácil de establecer –como en el caso de las naciones europeas y los pueblos y naciones descendientes de ellas-. Pero una gran parte la descendencia del norteño reino de Israel(Efraín) es de difícil identificación. Solo tenemos pistas seguras en el aluvión de pueblos “cimerios” que a partir del siglo V A.C. migraron desde las planicies transcaucásicas a los territorios de Europa central primero y luego hacia el oeste europeo, el norte de España y -en diferentes oleadas migratorias- a las Islas Británicas.  Estos fueron llamados “keltoi”/celtas por los griegos y “galos” por los romanos e involucran a multitud de pueblos.

+

Y tenemos similar certeza en la migración de los “escitas”/ ”saka” sobre los mismos territorios, aunque con dinámica diferente,  después del siglo II D.C. Estos fueron llamados “godos”/”germanos” y ambos grupos de pueblos finalmente conformaron las naciones europeas de hoy bajo la organización de los segundos. Estos “hijos de Israel” -celtas/galos y godos/germanos- se caracterizan por haber estado siempre mezclados con pueblos “jafeitas” -de ahí que son multiétnicos- ya que no buscaban su “pureza étnica” como en el caso de Judá, sino que el signo profético de su destierro es la “mezcla” con todas las naciones (Amos 9:9).

+

Pero además de esta migración occidental identificable, hay derivas de los “kimris”/hijos de Israel hacia los “cuatro confines” de la tierra. Literalmente hay grupos de la descendencia de Israel(Efraín) -las “diez tribus”- mezclados con “todo linaje y lengua y pueblo y nación”. De estos otros destinos y mezclas aparecen pistas aquí o allá -algunas muy precisas, otras no tanto- pero debemos asumir por fe que en todas las naciones de la tierra existe la simiente de los “hijos de Israel”/”casa de Israel”/ ”Efraín”  porque esto lo que afirma la Palabra profética.

+

Estas cosas nos hacen meditar en un maravilloso paralelismo con Filipenses 2:7:

+

así como nuestro Señor descendió de los cielos despojándose de los privilegios de su deidad y tomo “forma” de hombre -naturaleza carnal- para ser “semejante en todo” a aquellos a quienes había venido a redimir, hay también una suerte de “redención antropológica” que completa la Justicia o Justificación divina y permite que los “escogidos y fieles” para Su Reino provengan “de todo linaje y lengua y pueblo y nación” (Apocalipsis 5:9).

+

Así el “Hijo de David” se convirtió en el “Hijo del Hombre”, a quien esperamos.

+

Es un maravilloso misterio que debemos tener presente: en el Antiguo Pacto Dios/Elohim –YaHWéH- eligió a un pueblo para separarlo de las naciones y derramar en él sus bendiciones de modo de hacerlo vehículo de su plan de Redención. Pero en el Nuevo Pacto esta elección alcanzó a toda la raza humana de modo que Su Novia hoy –que será Su Esposa luego de las “bodas del Cordero”- está compuesta por un remanente fiel de gentes de todas las naciones de la tierra sin que haya quiebre en el Propósito original de Dios/Elohim de exaltar a ISRAEL sobre todos los pueblos, ya que ahora está en todos ellos.

+

De este modo Jesús/Yeshua es según la declaración de Lucas 2:32 (en concordancia con Isaías 49:6):

+

“Luz para revelación a los gentiles, y gloria de tu pueblo Israel”

+

¡Oh maravilla de la sabiduría y la justicia de “Dios/Elohim”! ¿Quien la puede igualar? ¡Él es el “Deseado” de todas las naciones!, y en Él todos los hombres, sin distinción de lengua, raza y color tienen oportunidad de redención y vida eterna! Amén y amén.

+

+