+


“Entonces serán completos con toda la plenitud de la vida y el poder que proviene de Dios. Y ahora, que
toda la gloria sea para Dios, quien puede lograr mucho más de lo que pudiéramos pedir o
incluso imaginar mediante su gran poder, que actúa en nosotros. ¡Gloria a él en
la iglesia y en Cristo Jesús por todas las generaciones desde
hoy y para siempre! Amén”
Efesios 3:20-21


…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+

+

++

+

+

”Y dejaré en medio de ti
un pueblo humilde y pobre,
el cual confiará en el nombre de YaHWéH”
(Sofonías 3:12)


¡Que diferentes son las demandas del Reino a las de este mundo!. Aquí se premia el individualismo, la “rebeldía”, los proyectos propios y aun la altanería. Pero el remanente que heredará el Reno de Dios en Sión será un pueblo “humilde y pobre”. El Señor en las bienaventuranzas menciona a los “pobres de espíritu”. Los que son de naturaleza “oveja” y no “cabritos”. Nos resulta difícil aceptar esa naturaleza tan opuesta a las demandas de este mundo. Tan menospreciada. Pero en eso consiste gran parte de la educación de lo Alto que nos es impartida mientras estamos en el Camino: Dios nos va conformando según Sus deseos, limando nuestras rebeldías, sustituyendo nuestros proyectos por los de Él. Y que diferentes son estas cosas a la enseñanza de la llamada “teología de la prosperidad”.


El versículo que sigue al citado es mas explícito aún sobre la naturaleza de “ovejas” del remanente de Israel que será guiado a verdes prados por el Gran Pastor:


“el remanente de Israel;
no cometerá iniquidad,
no dirá mentiras,
ni se hallará engaño en su boca.
Pastarán y se echarán a descansar
sin que nadie los espante.”
Sofonías 3:13


Nuestras riquezas, nuestro gozo y nuestra paz -nuestro descanso – nos esperan en el mundo venidero/athid lavo, no aquí. En este mundo debemos cooperar con los padecimientos de Cristo -el Siervo sufridor- para salvar a todos aquellas almas que pertenecen al remanente de Israel y que Dios/Elohim conoce desde antes de la fundación del mundo.

*

*