“Por lo tanto, ¡alégrense, oh cielos!
¡Y alégrense, ustedes, los que viven en los cielos
Pero el terror vendrá sobre la tierra y el mar…“
Apocalípsis 12, 12

ir a página principal

…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+

+

+

Transcribimos completo el devocional del pastor David Wilkerson [May 19, 1931; April 27, 2011] que nos llegó el enero 2 de 2014:

+

+

“Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. ¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo”. (Apocalipsis 12:12).


Este pasaje nos dice que Satanás ha declarado una guerra sin cuartel sobre los santos de Dios. También menciona que el diablo tiene poco tiempo para cumplir su obra: “…sabiendo que tiene poco tiempo”.


Como seguidores de Jesucristo debemos estar constantemente alerta, porque el diablo busca destruirnos. Por eso, Pablo dice que necesitamos conocer tanto como sea posible las tácticas y planes del enemigo: “para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones” (2 Corintios 2:11).


Pedro nos advierte: “Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar” (1 Pedro 5:8). Esto no quiere decir que el diablo está flotando en alguna parte del cosmos, dándole órdenes a sus huestes satánicas. Sabemos que Satanás fue lanzado a la tierra, cuando Cristo lo venció en la cruz. De este modo, el reino del diablo está limitado al aquí y el ahora. (Ver Apocalipsis 12:9)


Contrario a lo que piensan algunos cristianos, Satanás no posee un poder omnipotente. El fue vencido por Jesús y toda autoridad le fue quitada. Tampoco es omnisciente, lo que significa que no puede leer los pensamientos. Ni tampoco es omnipresente, no puede estar en todo lugar al mismo tiempo. El está limitado físicamente a un lugar a la vez.


Pero Satanás tiene principados y potestades posicionados a través de la tierra, y sus huestes de demonios le informan cada vez que lo pide. Ellos te escuchan cuando oras, y observan tu obediencia a Dios. ¡Y eso es lo que provoca la ira de Satanás en contra tuya!


La referencia en Apocalipsis 12:12 que dice que el diablo sabe que tiene poco tiempo, no se trata del tiempo que le queda antes del regreso de Cristo. Más bien, se trata de plazos continuos, una serie de tiempos cortos en los cuales el diablo tiene que llevar a cabo su trabajo. ¡Se trata de los breves momentos que tiene para hacer la guerra contra los santos de Dios!

+

+

Read this devotion online: http://sermons.worldchallenge.org/es/node/25950?src=devo-email

+

+

+