+

“Oyendo ellos estas cosas, prosiguió Jesús y dijo una parábola, por cuanto estaba cerca de Jerusalén
y ellos pensaban que el reino de Dios se manifestaría inmediatamente… “Pues yo os digo que
a todo el que tiene, se le dará; pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará”
Lucas 19, 11, 26


…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+

+

+

+

+

1) la parte mas prolifera y bendecida por las profecías de Jacob y Moisés de la nación de ISRAEL, las diez tribus del norte lideradas por Efraín, agrupadas en el separatista “reino de Israel” -o reino del norte- desde el año 930 a.C., fue llevada al cautiverio asirio en el año 722 a.C. y luego se “mezclo” con las naciones.


2) esta “mezcla” (Os 7:8) de la descendencia de Israel con todas las naciones fue profetizada por Oseas y Amos en los días del reinado de Jeroboam II (782-745AC), y estas profecías sobre “Israel” -el reino de Israel/reino del norte- además anunciaban que esta parte desterrada del único ISRAEL tendría amnesia de su pasado y de las fiestas solemnes hebreas (Os 2:11) en el destierro y por lo tanto adoptaría las costumbres de los pueblos entre los cuales fuera “zarandeada” (Am 9:9).


3) para restaurar el Reino de ISRAEL de doce tribus, el Mesías/Rey de ISRAEL debe congregar de nuevo a una Sión que será transfigurada/transmutada porSu Gloria a un remanente de las “tiendas de Jacob” o “casa de Israel” desterrada. Esta congregación del Israel que “estaba lejos” (Dan 9:7) era una demanda de mesianidad que Jesús/Yeshua debía/debe cumplir (Hechos 1:6). El Reino re-edificado de ISRAEL en la Sión en Gloria venidera, con doce tribus, será el núcleo del mundo venidero/athid lavo. Es el Reino de los Cielos de los evangelios que es llamado en la profecía del AT “Tabernáculo de David” levantado (Am 9:11, Hech 15:16).


4) la congregación de un remanente de la “casa de Israel” de entre las naciones fue entonces el objetivo principal de la predicación del evangelio del Reino a las naciones (Mat 10:5-7). Esto esta dicho en Romanos 9:27 en donde el apóstol Pablo cita a Isaías:


“Isaías… proclama respecto de Israel:
‘Aunque los israelitas sean tan numerosos
como la arena del mar,
sólo el remanente será salvo’”


Pero además, esta predicación a los “israelitas” –la “casa de Israel”- debía ser “luz” a todas las naciones de la tierra (Is 49:6) de modo que “toda criatura” que creyera en la Palabra del evangelio por la unción del Espíritu, sería limpia de pecado por la fe en la sangre derramada por el “Cordero de Dios que quita los pecados del mundo”. Este sacrificio vicario por los pecados de todos es la manifestación de la “pura gracia” de YaHWéH anunciada en Oseas 14:4. Dicho de otro modo: el evangelio estuvo dirigido en primer lugar a los “hijos de Israel”/”casa de Israel”/ “Efraín” para escoger un remanente de ellos que volvería/volverá a la Sión en Gloria venidera, pero el evangelio es “para todos”, está abierto a todos (Hech 10:36).


Y hoy ambos objetivos se funden en uno solo: predicar el evangelio a todas las naciones, porque en todas ellas fue “zarandeada” (Os 7:8, Am 9:9) la “casa de Israel”, esto es, predicar el evangelio a “toda criatura” de todo pueblo, raza, lengua o nación en el nombre de Cristo /Mesías de ISRAEL. Él es el Señor de todos.


+

+

+