+


“Fortaleced las manos cansadas, afirmad las rodillas endebles. Decid a los de corazón apocado:
Esforzaos, no temáis; he aquí que vuestro Dios viene con retribución, con pago… vendrá,
y os salvará… Entonces el cojo saltará como un ciervo, y cantará la lengua del mudo;
porque aguas serán cavadas en el desierto, y torrentes en la soledad”
Isaías 35:3-6


…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+

+

“Pero Moisés trató de apaciguar al Señor su Dios. —… ¿por qué estás tan enojado con tu
propio pueblo, el que sacaste de la tierra de Egipto con tan gran poder y mano fuerte?…
¡cambia de parecer…! Acuérdate de tus siervos Abraham, Isaac y Jacob. Tú mismo te
comprometiste… diciendo: “Haré que sus descendientes sean tan numerosos como
las estrellas del cielo, y entregaré a sus descendientes toda esta tierra
que prometí darles, y ellos la poseerán para siempre”.
Entonces el Señor cambió de parecer…”
Éxodo 32, 11-14

+

+

“Su vida será como un huerto de riego y nunca más
tendrán dolor alguno. Entonces la virgen danzará
alegremente, junto con los jóvenes y los viejos;
cambiaré su llanto en gozo, los consolaré
y los alegraré de su dolor”
Jeremías 31, 12-13

+

+

“De manera que alabamos a Dios por la abundante gracia que derramó
sobre nosotros, los que pertenecemos a su Hijo amado. Dios es
tan rico en gracia y bondad que compró nuestra libertad
con la sangre de su Hijo y perdonó nuestros pecados.
Él desbordó su bondad sobre nosotros junto con
toda la sabiduría y el entendimiento”
Efesios 1: 6-8

+

+

“A los que escuchan mis enseñanzas se les dará más comprensión,
y tendrán conocimiento en abundancia; pero a los que no
escuchan se les quitará aun lo poco que entiendan.
Por eso uso estas parábolas… benditos son
los ojos de ustedes, porque ven; y
sus oídos, porque oyen”
Mateo 13, 12-16

+

+

“…el reino del cielo es como una red para pescar, que se echó al agua
y atrapó toda clase de peces. Cuando la red se llenó, los pescadores
la arrastraron a la orilla, se sentaron y agruparon los peces buenos
en cajas, pero desecharon los que no servían. Así será en el fin
del mundo. Los ángeles vendrán y separarán a los perversos de
los justos… Entonces añadió: —Todo maestro de la ley… que
se convierte en un discípulo del reino del cielo es como
el propietario de una casa, que trae de su depósito
joyas de la verdad tanto nuevas como viejas”
Mateo 13, 47-52

+

+

“Aun antes de que comenzaran los dolores de parto, Jerusalén
dio a luz un hijo. ¿Acaso alguien ha visto algo tan extraño
como esto?… ¿Acaso ha nacido una nación en un solo día?
¿Acaso ha surgido un país en un solo instante?…
¿Llevaría yo a esta nación al punto de nacer
para después no dejar que naciera?… ¡No!
Nunca impediría que naciera esta
nación, dice su Dios”
Isaías 66: 7-9

+

+

¡Alégrate, oh pueblo de Sión!¡Grita de triunfo, oh pueblo
de Jerusalén! Mira, tu rey viene hacia ti. Él es justo
y victorioso, pero es humilde, montado en un burro…
Quitaré los carros de guerra de Israel…Destruiré
todas las armas usadas en la batalla, y tu rey
traerá paz a las naciones. Su reino se
extenderá de mar a mar y desde el río
Éufrates  hasta los confines
de la tierra”
Zacarías 9: 9-10

+

+

“Y vosotros seréis llamados sacerdotes de Jehová, ministros de nuestro Dios,..
Y la descendencia de ellos será conocida entre las naciones, y sus renuevos
en medio de los pueblos; todos los que los vieren, reconocerán que son
linaje bendito de Jehová…  Porque como la tierra produce su renuevo,
y como el huerto hace brotar su semilla, así Jehová el Señor hará
brotar justicia y alabanza delante de todas las naciones”
Isaías 61, 6-11

+

+

“…y el reino, el poder y la gloria de todos los reinos de
la tierra, serán dados al pueblo del Dios altísimo. Su
reino permanecerá para siempre, y todos los pueblos
de la tierra le servirán y le obedecerán”
Daniel 7, 27

+

+

“En aquel día el Señor su Dios rescatará a su pueblo,
así como un pastor rescata a sus ovejas. Brillarán
en la tierra del Señor como joyas en una corona.
¡Qué espléndidos y hermosos serán! Los jóvenes
florecerán con la abundancia de grano y las
jóvenes con el vino nuevo”
Zacarías 9: 16-17

+

+

“Su cimiento es en montes de santidad. El SEÑOR ama las puertas de Sion
más que todas las moradas de Jacob. Cosas ilustres son dichas de ti,
ciudad de Dios… Y de Sion se dirá: éste y aquel varón es nacido
en ella; y el mismo Altísimo la fortificará… Y cantores y
músicos con flautas en ella dirán: Todas mis
fuentes están en ti”
Salmo 87: 1-7

+

+

“En cuanto a mí, yo cantaré de tu poder; cada mañana cantaré
con alegría acerca de tu amor inagotable. Pues tú has sido
mi refugio, un lugar seguro cuando estoy angustiado. Oh
Fortaleza mía, a ti canto alabanzas… el Dios que me
demuestra amor inagotable”
Salmo 59:14-17

+

+

“Moisés dijo lo siguiente sobre las tribus de José: «Que el Señor bendiga
su tierra con el precioso regalo del rocío de los cielos y el agua que
está debajo de la tierra, con los ricos frutos que maduran al sol y
las cosechas abundantes de cada mes, con los mejores cultivos
de las antiguas montañas… con lo mejor que da la tierra
y su plenitud, y el favor de aquel que apareció
en la zarza ardiente”
Deuterenomio 33, 13-16

+

+

“… te ruego que ores por todos los seres humanos. Pídele a Dios
que los ayude; intercede en su favor, y da gracias por ellos.
Ora de ese modo por los reyes y por todos los que están en
autoridad, para que podamos tener una vida pacífica y
tranquila, caracterizada por la devoción a Dios y
la dignidad. Esto es bueno y le agrada a Dios
nuestro Salvador, quien quiere que todos se
salven y lleguen a conocer la verdad”
1 Timoteo 2, 1-4

+

+

“…No se engañen a sí mismos. Los que se entregan al pecado sexual
o rinden culto a ídolos o cometen adulterio o son prostitutos o
practican la homosexualidad o son ladrones o avaros o borrachos
o insultan o estafan a la gente: ninguno de esos heredará el
reino de Dios. Algunos de ustedes antes eran así; pero
fueron limpiados; fueron hechos santos;… justos ante
Dios al invocar el nombre del Señor Jesucristo
y por el Espíritu de nuestro Dios”
1 Corintios 6, 9-11

+

+

“Mi luz brillará para ustedes solo un poco más de tiempo. Caminen
en la luz mientras puedan, para que la oscuridad no los tome
por sorpresa, porque los que andan en la oscuridad no
pueden ver adónde van. Pongan su confianza en la
luz mientras aún haya tiempo; entonces se
convertirán en hijos de la luz”
Juan 12, 35-36

+

+

“Dos tercios de los habitantes del país serán cortados y morirán….
Pero quedará un tercio en el país… Los refinaré como se refina
la plata y los purificaré como se purifica el oro.
Invocarán mi nombre y yo les responderé. Les
diré: “Este es mi pueblo”, y ellos dirán:
“El Señor es nuestro Dios”
Zacarías 13, 8-9

+

+

“Incluso cuando llegó a la tierra que Dios le había
prometido, vivió allí por fe, pues era como un
extranjero que vive en carpas… Abraham
esperaba con confianza una ciudad de
cimientos eternos, una ciudad
diseñada y construida
por Dios”
Hebreos 11, 9-10

+

+

“Es una voz que clama en el desierto: «¡Preparen el camino
para la venida del Señor! ¡Abran un camino para nuestro
Dios!  Rellenen los valles, y allanen los montes y las
colinas. Y entonces se revelará la gloria del Señor,
y todas las personas verán la salvación enviada
por Dios. ¡El Señor ha hablado!»”
Isaías 40, 3-5

+

+

“Pues el SEÑOR Altísimo es imponente; es el gran Rey de toda la tierra.
Él subyuga a las naciones frente a nosotros; pone a nuestros enemigos
bajo nuestros pies. Escogió la Tierra Prometida como nuestra
herencia y posesión, el orgullo de los descendientes
de Jacob,a quienes ama”
Salmo 47, 2-4

+

+

“Hace tiempo el SEÑOR le dijo a Israel: «Yo te he amado, pueblo mío,
con un amor eterno. Con amor inagotable te acerqué a mí.
Yo te reedificaré, mi virgen Israel. Volverás a ser
feliz y con alegría danzarás con las panderetas”
Jeremías 31, 3-4

+

+

»El Señor… dice: “Dentro de poco, haré temblar los cielos y la tierra,
los océanos y la tierra firme una vez más. Haré temblar a todas las
naciones y traerán los tesoros de todas las naciones a este templo.
Llenaré este lugar de gloria… La plata es mía y el oro es mío…
La futura gloria de este templo será mayor que su pasada
gloria… y en este lugar, traeré paz»
Hageo 2, 6-8

+

+

“¡Bienaventurado el hombre que tiene en ti sus fuerzas,
en cuyo corazón están tus caminos! Atravesando el
valle de lágrimas, lo cambian en fuente… Irán
de poder en poder; verán a Dios en Sión”
Salmo 84: 5-7

+

+

“—Les digo la verdad, no fue Moisés quien les dio el pan del cielo, fue mi Padre. Y ahora
él les ofrece el verdadero pan del cielo, pues el verdadero pan de Dios es el que desciende
del cielo y da vida al mundo… —Yo soy el pan de vida. El que viene a mí nunca volverá
a tener hambre; el que cree en mí no tendrá sed jamás”
Juan 6: 32-35

+

+

“Caifás, quien era el sumo sacerdote… dijo: «¡No saben de qué están hablando!
No se dan cuenta de que es mejor para ustedes que muera un solo hombre por
el pueblo, y no que la nación entera sea destruida». No dijo eso por su
propia cuenta… fue guiado a profetizar que Jesús moriría por toda
la nación. Y no solo por esa nación, sino que también moriría
para congregar y unir a todos los hijos de Dios
dispersos por el mundo”
Juan 11, 49-52

+

+

“… si oras a Dios y buscas el favor del Todopoderoso,
si eres puro y vives con integridad, sin duda que
él se levantará y devolverá la felicidad a
tu hogar. Aunque comenzaste con poco,
terminarás con mucho”
Job 8, 5-7

+

+

“Y ustedes, los que quedan en Judá,los que han escapado de los
estragos del ataque, echarán raíces en su propio suelo,
crecerán y prosperarán. Pues desde Jerusalén se
extenderá un remanente de mi pueblo, un grupo
de sobrevivientes, desde el monte Sión.
¡El ferviente compromiso del
Señor… hará que esto
suceda!
2 Reyes 19, 30-31

+

+

“¡Que la gloria del Señor continúe para siempre!
¡El Señor se deleita en todo lo que ha creado!…
Cantaré al Señor mientras viva… Que todos mis
pensamientos le agraden… que dejen de existir
para siempre los perversos. Que todo
lo que soy alabe al Señor”
Salmo 104: 31-35

+

+

“Cuando oyeron esto, todos se sintieron profundamente conmovidos y les
dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: —Hermanos, ¿qué debemos
hacer? —Arrepiéntase y  bautícense cada uno de ustedes en el
nombre de Jesucristo…  y recibirán el don del Espíritu
Santo… la promesa es para ustedes, para sus hijos
y… para todos aquellos a quienes el Señor…
quiera llamar. Y con muchas otras razones
les exhortaba…: —¡Sálvense de esta
generación perversa!”
Hechos 2, 37-40

+

+

“¡Escúcheme… ¡El Señor permanecerá con ustedes mientras ustedes permanezcan con él!
Cada vez que lo busquen, lo encontrarán; pero si lo abandonan, él los abandonará
a ustedes. Por mucho tiempo los israelitas estuvieron sin el verdadero Dios,
sin sacerdote que les enseñara y sin la ley que los instruyera; pero cada
vez que estaban en dificultades y se volvían al Señor, Dios de Israel,
y lo buscaban, lo encontraban”
2 Crónicas 15, 2-4