+


“Entonces serán completos con toda la plenitud de la vida y el poder que proviene de Dios. Y ahora, que
toda la gloria sea para Dios, quien puede lograr mucho más de lo que pudiéramos pedir o
incluso imaginar mediante su gran poder, que actúa en nosotros. ¡Gloria a él en
la iglesia y en Cristo Jesús por todas las generaciones desde
hoy y para siempre! Amén”
Efesios 3:20-21


…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+

+

Transcribimos completo el devocional del pastor David Wilkerson [May 19, 1931; April 27, 2011] que nos llegó hoy: 7 de noviembre del 2011:

+
+

Dios desea que nosotros estemos verdaderamente convencidos de su tierno amor y tan persuadidos de que Él está obrando para darnos lo mejor, que logremos caminar con Él en continuo gozo. Moisés le advirtió a Israel, “Por cuanto no serviste a Jehová, tu Dios, con alegría y con gozo de corazón, cuando tenías abundancia de todas las cosas, servirás, por tanto, a tus enemigos que enviará Jehová contra ti, con hambre, con sed y con desnudez, y con falta de todas las cosas” (Deuteronomio 28:47-48).


Dios nos está diciendo hoy, “Alégrate y regocíjate en lo que Yo he hecho por ti! Si andas murmurando y quejándote, serás un hambriento espiritual,¡una presa fácil para tus enemigos!” Dios quiere que confiemos en su amor por nosotros, ¡en que seremos testimonios alegres! Él quiere predicadores alegres de corazón, llenos de júbilo fundamentado en la verdad.


Su verdad produce una riqueza de alegría que fluye naturalmente desde el corazón: “Servid a Jehová con alegría; venid ante su presencia con regocijo.” (Salmo 100:2). “Sacó a su pueblo con gozo; con júbilo a sus escogidos.” (Salmo 105:43). “Alegraos en Jehová y gozaos, justos; ¡cantad con júbilo todos vosotros los rectos de corazón!” (Salmo 32:11). “Mas los justos se alegrarán; se gozarán delante de Dios y saltarán de alegría.” (Salmo 68:3).


Usted puede preguntarse, “¿Por cuánto tiempo debo mantener el gozo en mi servicio al Señor?” Muchos creen que éste permanece en la medida en que las etapas de refrigerio vengan desde lo alto o mientras las cosas marchen bien. No, ¡debemos regocijarnos en todo tiempo! Esto es lo que la Biblia nos dice: “De mañana sácianos de tu misericordia, y cantaremos y nos alegraremos todos nuestros días.” (Salmo 90:14). “Mas os gozaréis y os alegraréis para siempre en las cosas que yo he creado, porque he aquí que yo traigo a Jerusalén alegría y a su pueblo gozo.” (Isaías 65:18). Nosotros somos “la Jerusalén” -¡nacidos de nuevo y  iviendo para Él con un espíritu de júbilo y regocijo! Confíe en el Padre, crea en lo que dice su Palabra sobre Él, y vea su júbilo derramado en su vida.
+

+

Read this devotion online: http://www.worldchallenge.org/es/node/15504?src=devo-email
+
+