“Por lo tanto, ¡alégrense, oh cielos!
¡Y alégrense, ustedes, los que viven en los cielos
Pero el terror vendrá sobre la tierra y el mar…“
Apocalípsis 12, 12

ir a página principal

…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+
+

Repasemos una parte de la historia del siglo XX que no consigue quedar en el pasado haciendo énfasis un poco diferentes a los habituales para resaltar otro perfil. Leemos en un blog dedicado a la información alternativa (nota 1):


“Diez años antes de que una nave extraterrestre se estrellara en la propiedad del ranchero Mack Brazel cerca de Roswell, Nuevo México, un platillo volador perdió el control y se estrelló en un campo de la Alemania Nazi. Esta increíble historia –encubierta por los Estados Unidos y la U.R.S.S. durante más de 70 años– supuestamente es la base real de una intensa investigación nazi de los aviones sin alas y naves tipo disco. Hitler y Himmler estaban obsesionados con la tecnología exótica y los platillos voladores; y los experimentos increíbles realizados por los físicos de las S.S. que culminó con platillos voladores y la ‘campana’, un extraño motor multidimensional que neutralizaba la gravedad y rasgó un corte profundo en el tejido mismo del continuo espacio-tiempo creando efectos increíbles y a la vez horribles. (C1040)”


Hoy está  establecido que el régimen nazi estuvo empeñado en el diseño y producción de ‘platillos voladores’ -preferimos esta expresión a ‘Ovnis’- aunque a veces no se saca todas las conclusiones del caso. Y tanto lo estuvo que hasta los últimos días de la guerra Hitler prometía a sus generales que pronto dispondría de un arma secreta que cambiaría el rumbo de la guerra y los llevaría a la victoria. Se refería a ingenios bélicos de tecnología no convencional –llamémoslos así- que incluían ‘platillos voladores’,  misiles intercontinentales con los cuales el ‘Führer’ esperaba bombardear NY y Washington, y la ‘campana’ -‘Die Glocke’- un misterioso artefacto que según dicen podría haberse utilizado para ‘viajar en el tiempo’ –si se dominara completamente su tecnología, es  claro-


Infelizmente para el ‘Führer’ –felizmente para la humanidad- estos recursos bélicos no convencionales no estuvieron prontos a tiempo, salvo los ‘foo fighter’ reportados por pilotos aliados que eran ‘bolas luminosas’ guiadas aparentemente desde tierra que confundían los instrumentos de vuelo de los aviones aliados. Y cuando sintieron la derrota final a las puertas los prototipos inconclusos de todas estas cosas fueron trasladados a una base secreta en la Antártida junto a un grupo selecto de científicos que nunca fueron encontrados.


El régimen nazi –como sabemos- tenía la obsesión de encontrar y restaurar la ‘raza aria’ que, según ellos, eran los ancestros de los alemanes y que –es claro- consideraban superior a cualquiera otra que hubiera existido. Y soñaban con un imperio mundial basado en esa supremacía, es decir, el nazismo no fue solo un movimiento nacionalista cuyo propósito era lavar la humillación del Tratado de Versalles –que también- sino que iba más allá de esto y ambicionaba dominar el mundo a partir de una raza superior que pretendían redescubrir en el pasado y traerla al presente para guiar el futuro. Y esta fue la tónica principal que grabó su trazo de sangre en la historia.


¿Y en donde creían que se hallaba la pista de esta raza superior? Pues en los ‘atlantes’, o los ‘hiperbóreos’, o los habitantes de la ‘isla de Thule’ -términos que se referían a lo mismo-.  Claro que ninguna de estas ‘patrias ancestrales’ existía por entonces –ni ahora- y eran conocidas a traves de relatos míticos en las cuales campeaba la magia y el neopaganismo revestido de un sórdido ‘patriotismo’, todo desgranado en los recoletos ambientes de los círculos ocultistas.


De modo que el ocultismo estuvo indisolublemente ligado al nazismo como instrumento idóneo para la búsqueda del ‘origen ario’ del pueblo alemán que una vez descubierto e instalado sería el  fundamento, como decimos, de un imperio mundial. Y por esto los círculos ocultistas previos al nazismo que acunaron su fantasmagórico sueño cuando el nazismo se hizo con el poder fueron convocados y coordinados por una sociedad ‘oficial’: la ‘Ahnenerbe’.  Este fue el caso de la sociedad Thule a la que perteneció Hitler, o la sociedad Vril que fueron absorvidas en su ámbito de influencia. Leemos en Wikipedia cuales fueron los objetivos de esta sociedad central del nazismo militante:


“La Studiengesellschaft für Geistesurgeschichte‚ Deutsches Ahnenerbe traducido del alemán como “Sociedad para la Investigación y Enseñanza sobre la Herencia Ancestral Alemana” y conocida como Ahnenerbe. fue una entidad pseudocientífica alemana constituida formalmente en 1935 por dirigentes e ideólogos del Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán para realizar y divulgar investigaciones con fines educativos en apoyo de la ideología nazi y en particular, de sus teorías relacionadas con la raza aria en paralelo con sus investigaciones de la raza germana. En 1940, durante la Segunda Guerra Mundial, la Ahnenerbe fue integrada en la estructura de las SS, organización fundamental del aparato de Estado del Tercer Reich… dirigida por Heinrich Himmler y orientó su actividad hacia expediciones arqueológicas, etnológicas y antropológicas tanto en países sudamericanos como Brasil y Argentina, como países del Himalaya”


Y la sociedad Vril reunía a cinco ‘médiums’, la principal de las cuales fue Maria Orsic, protagonista de una extraña experiencia. Leemos en la Red:


“En 2010, la revista alemana “PM” publicó un interesante reportaje sobre la aparente construcción de naves espaciales nazis gracias a su comunicación con seres alienígenas… De acuerdo a múltiples autores que han tratado este increíble tema, todo se habría originado… cuando una hermosa joven, poseedora de poderes extrasensoriales, entró en contacto telepático con gente de las estrellas. La médium se llamaba María Orsic, una profesora de ballet austriaca, que ya desde temprana edad manifestaba su apoyo al movimiento político que quería la unión de todos los pueblos de origen germánico… A fines de 1919…  Maria Orsic entró en trance y escribió por primera vez una serie de símbolos que ella describió como “templario-germánicos” en un idioma que decía desconocer… y que contenían información de carácter técnico (incluido planos) para fabricar una máquina voladora… con los fondos obtenidos de millonarios alemanes, en marzo de 1922 se culminó el primer prototipo de Jenseitsflugmaschine o máquina volante en forma de platillo… la primera prueba de vuelo fue un fracaso total: una parte de la nave se desintegró y la otra explotó. No obstante tres días después del incidente, María volvió con nueva información, la cual fue estudiada y aprobada por el Dr. Otto Schumann, a cargo del proyecto. Finalmente… el segundo platillo volador… lo hizo en forma exitosa: Voló 55 minutos y alcanzó los 300.000 kilómetros por hora. De ahí en más continuaron con la fabricación de nuevos modelos” (Lo Verdadero No es Siempre lo más Verosímil)


Es decir, a partir de María Orsic no se trataba ya de ‘ingeniería reversa’ aplicada a restos de naves alienígenas por ventura hallados, sino de ‘información técnica de origen’ provista a distancia por medios ‘telepáticos’. ¡Y que distancias!: se transmitían -segun decían- desde Aldebarán, la estrella alfa de la constelación de Tauro. Esta es la foto mas publicitada de la ‘medium’ María Orsic (nota 2).



Y bajo la supervisión de Dr. Otto Schumann –un científico que integraría la galería de genios del siglo XX si hubiera estado del lado de los vencedores- se desarrollaron por lo menos diecisiete prototipos de estas naves de una tecnología que algunos llaman ‘tecnomágica’ -y no nos parece errado este término-. De modo que la búsqueda de un origen ancestral ‘ario’ del pueblo alemán por parte de la elite nazi alacanzo los cielos -creacion del Altisimo- y condujo a hechos que impactarían la historia y la ciencia.


^^^


Sabemos que toda organización mistérica rinde culto el poder de los símbolos. Y los nazis los buscaron en civilizaciones ancestrales. Conocemos  la cruz gamada –o esvástica- relacionada a Vishnu, el dios hinduista de la destrucción y regeneración. Pero también tenían respeto reverente hacia las runas, sistema de escritura que relacionaban con los habitantes de la ‘isla de Thule que ya mencionamos. Esta habría estado en el extremo norte del planeta habiendo sido destruída por un cataclismo y sus habitantes empujados hacia el sur, es decir, hacia la península escandinava y las costas de Irlanda impactando la cultura celta. Y el culto de las runas llevó al símbolo de las temibles S.S. que recoge ese origen ‘magico’. Este es el símbolo:



Pero los nazis también reverenciaron un símbolo ancestral llamado ‘sol negro’, que es este:



Y Wikipedia dice lo que sigue sobre el:


El sol negro es un antiguo símbolo de los pueblos germánicos, que representaba el día del fin del mundo… posteriormente ligado a la filosofía ocultista del nazismo… es un símbolo esotérico compuesto por dos círculos concéntricos. El círculo interior posee la forma de un sol del que parten doce rayos (que en la concepción clásica de la rueda solar representaban el movimiento del sol a través del año). Los doce rayos, en sus extensiones, alcanzan el círculo exterior, donde sus ángulos se tuercen formando a la vez dos símbolos de importancia clave en el misticismo nazi: la esvástica y doce runas Sigel, la runa de la victoria, cuya representación doble conforma el emblema de las SS. El sol negro es un símbolo utilizado hoy en día por los movimientos neopaganos.


Véase que se habla aquí del día del fin del mundo. Recuerde el lector que según las ‘Instrucciones de Gabriel a Mahoma’ el traslado del ‘Arca de Gabriel’ de la Meca a la Antártida –que mencionamos en otro estudio- estaba relacionado con el día de la resurrección, o fin del mundo. Pero más se va a sorprender el lector con esta cita de Wikipedia que continúa la anterior:


“También se cree que el diseño alude al CERN (Colisionador de Hadrones). Recientemente se informó que el CERN está trabajando en un “escudo” para proteger las naves espaciales y así permitir a los astronautas poder viajar a otros lugares de nuestro sistema solar y más allá, es decir un campo magnético que proteja a los ocupantes de la nave de las peligrosas radiaciones en el espacio”


Esta es la imagen más conocida del CERN:



Sin duda parecida al ‘sol negro’. Pero la cita de Wikipedia nos da una sorpresa más:


“Este anuncio –es decir, que el CERN está trabajando en un ‘escudo protector electromagnético’- curiosamente se hizo el día 7 de agosto del 2015, un día antes de que se reportara este crop circle”



Lo cual da sustancia real a lo dicho ya que estas enigmáticas y asombrosas apariciones en los trigales son un hecho ampliamente documentado cuyo significado desafia a muchos.


^^^


Luego de este bizarro relatorio volvamos a la Palabra y leamos en Filipenses 3, 20:


“…nosotros somos ciudadanos del cielo, donde vive el Señor Jesucristo; y esperamos con mucho anhelo que él regrese como nuestro Salvador. Él tomará nuestro débil cuerpo mortal y lo transformará en un cuerpo glorioso, igual al de él. Lo hará valiéndose del mismo poder con el que pondrá todas las cosas bajo su dominio”


esto es lo que somos entonces los creyentes:


-> ciudadanos del Cielo,


-> de donde esperamos con creciente anhelo que regrese nuestro Señor Jesucristo, Salvador nuestro.


-> que transformará este perecible cuerpo carnal en uno glorioso y eterno semejante al suyo


-> y pondrá todas las cosas -cielo y tierra- bajo Su dominio.


El ‘Cielo’ que aquí se menciona no es aquel por donde se desplazan estrellas y planetas cuyos habitantes se habrían comunicado con María Orsic, sino el ‘tercer cielo’ (2 Cor 12, 2) morada del Dios Altísimo. El lugar adonde fueron arrebatados Enoc y Elías y en donde reside ahora nuestro Señor Jesucristo –Hijo del Hombre/Hijo de Dios- juntgo a Dios Padre. Y asimismo allí se encuentran los justos/justificados de todos los siglos a la espera del Reino -incluyendo a la bienaventurada virgen María/Myriam-.

+

Con este Cielo podemos comunicarnos siempre por medio del Espíritu Santo que es infinitamente más poderoso que los dones ‘medinímicos’ de María Orsic o cualquier de sus compañer@s. Él nos recuerda la Palabra revelada y nos protege de todo mal en vez de precipitarnos hacia el abismo.


La búsqueda de ancestros mágicos llevó al nazismo a un mayúsculo desliz que ensombrecio -y aun ensombrece- al mundo. En cambio el cristianismo, si bien se afirma en hechos del pasado –la Promesa de YaHWéH a Abraham y su descendencia y el don expiatorio de la cruz-, mira hacia la ‘viva esperanza’ de un venturoso mundo venidero abierto a todos los que quieran abrazarlo por fe.


^^^

+

nota 1: para adentrarnos en estos temas es inevitable consultar fuentes que en lenguaje común se llaman “conspiranoicas”, aunque preferimos llamarlas ‘crónicas alternativas’ con las cuales naturalmente hay que tener mucho cuidado. Una buena parte de ellas son inconfiables, pero las hay producidas por personas bien informadas que gastan tiempo y conocimiento especializado en producirlas. El mote de “conspiranoica” se debe a que muchas de ellas alegan que hay una conspiración de elites incrustadas en corporaciones multinacionales secretas que tienen poderosa influencia en todos los ámbitos y escamotean información privilegiada a los ciudadanos comunes a los cuales, además, buscan subyugar a sus propósitos maliciosos. Esta es la ‘matrix’ oscura. Nosotros creemos que efectivamente existe información confidencial o secreta con diversos grados de importancia –siempre las hubo- y es de sentido común entender que informar de todo a todos puede ser contraproducente y muchos casos causar alarma pública. Y también creemos que hay intenciones maliciosas que componen lo que la Palabra llama ‘gran apostasía. Y por tanto traer a luz esas intenciones oscuras  por veces es útil para destacar el brillo de la luz verdadera. En todo caso, estas crónicas alternativas –o información alternativa- son un derivado del ‘periodismo de investigación’ adaptado al nuevo ámbito global que impuso –para bien o para mal- la Red. En nuestro caso mantenemos el criterio de Verdad que emana de la Palabra de Dios, buscamos informarnos de todo y retener lo que es útil al esclarecimiento de esa Verdad procurando sujetar todo pensamiento a ella. Y accedemos a esas fuentes como insumo de informaciones que de todos modos no encontraríamos fuera de ellas. Naturalmente que las contrastamos para extraer lo que es verdadero, o sombra de hechos verosímiles que interesa comentar para edificación de la fe.

+

nota 2: la vidente María Orsic también fue conocida por su abundante correspondencia con Nicola Tesla. Y ese genio del electromagnetismo también afirmaba la existencia de ‘extraterrestres’ y  decía que había ‘dos razas’ contrapuestas que estaban en aquellos momentos en guerra. Y para defenderse, si fuera el caso, había inventado un arma que llamaba ‘rayo de la muerte’. María Orsic desapareció de un modo misterioso alineado con los hechos que protagonizó. Se dice que con la derrota del régimen nazi pisándole los talones se despidió emocionada del Dr. Otto Schumann quien le devolvió todos los planos de sus extrañas psicografías, y luego se dirigió a tomar posesión en algún lugar de Munich de uno de los ‘platillos voladores’ de la serie ‘Vril’ -que aparentemente le pertenecía- y nunca más se supo de ella.

+

+

ver:

HIPERBÓREA, THULE, LA ATLÁNTIDA…

PELIGROSOS SECRETOS BAJO EL HIELO

HECHOS EXTRAÑOS, EL ‘ARCA DE GABRIEL’ Y LA ANTÁRTIDA SECRETA

+

+

+