“Por lo tanto, ¡alégrense, oh cielos!
¡Y alégrense, ustedes, los que viven en los cielos
Pero el terror vendrá sobre la tierra y el mar…“
Apocalípsis 12, 12

ir a página principal

…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

++

+

+

Colaboración de
Juan José Fernández Granados

Ministerio Luz a las naciones

+

+

+

+

+

+

Un hombre llamado Job hizo una pregunta que muchos de nosotros nos hemos hecho en numerosas ocasiones:


“Si el hombre muere, ¿volverá a vivir?”
Job 14:14


El hombre NO fue creado para morir, la muerte del cuerpo no entraba en los planes de Dios en un principio, el apóstol Pablo dijo que la muerte es un enemigo del hombre (I Co. 15:26), la muerte entró como consecuencia del pecado.


“. . . como el pecado entró en el mundo por un hombre, y la muerte por el pecado, así también la muerte se extendió a todos los hombres, porque todos pecaron . . .”
Romanos 5:12


En el Brit Jadashá (N.T.) podemos ver que el hombre está compuesto de espíritu, alma y cuerpo, es un ser tripartito.


“Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser; espíritu, alma y cuerpo sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Yeshua HaMashiaj.”
I Tesalonicenses 5:23


El apóstol Pablo enseña que existe un hombre exterior (cuerpo) y existe un hombre interior (espíritu).


“Porque en el hombre interior me deleito con la ley de Dios . . .”
Romanos 7:22


“. . . aunque nuestro hombre exterior va decayendo, sin embargo nuestro hombre interior se renueva de día en día.”
II Corintios 4:16


“. . . que os conceda, conforme a las riquezas de su gloria, ser fortalecidos con poder por su Espíritu en el hombre interior.”
Efesios 3:16


El hombre exterior es la tienda terrenal o la casa donde nuestro hombre interior habita:


“Porque sabemos que si la tienda terrenal que es nuestra morada, es destruida, tenemos de Dios un edificio, una casa no hecha por manos, eterna en los cielos.”
II Corintios 5:1


Para el apóstol Pablo la muerte no significaba un estado de inconsciencia, para él la muerte no era una perdida, era una ganancia, él veía la muerte como el tiempo de su esperada partida para estar con Yeshua.


“Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia. Mas si el vivir en la carne resulta para mí en beneficio de la obra, no sé entonces qué escoger. Porque de ambas cosas estoy puesto en estrecho, teniendo deseo de partir y estar con Cristo, lo cual es muchísimo mejor; pero quedar en la carne es más necesario por causa de vosotros.”
Filipenses 1:21-24


“Porque yo ya estoy para ser derramado como una ofrenda de libación, y el tiempo de mi partida ha llegado.”
II Timoteo 4:6


“Así que vivimos confiados siempre, y sabiendo que entre tanto que estamos en el cuerpo, estamos ausentes del Señor . . . pero confiamos, y más quisiéramos estar ausentes del cuerpo, y presentes al Señor.”
II Corintios 5:6 y 8


Pablo sabía muy bien dónde iba a ir cuando muriese su cuerpo porque ya había visitado el Paraíso ubicado en el “tercer cielo”:


“Conozco a un hombre en Cristo, que hace catorce años (si en el cuerpo, no lo sé; si fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe) fue arrebatado hasta el tercer cielo. Y conozco al tal hombre (si en el cuerpo, o fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe), que fue arrebatado al paraíso, donde oyó palabras inefables que no le es dado al hombre expresar.”
II Corintios 12:2-4


Pablo usa el término “partida” y Pedro usa el término “separación” refiriéndose a la misma cosa, la muerte.


“Y considero justo, mientras esté en este cuerpo, estimularos recordándoos estas cosas, sabiendo que mi separación del cuerpo terrenal es inminente, tal como me lo ha declarado nuestro Señor Yeshua HaMashiaj.”
II Pedro 1:13 y 14


Cuando nuestro cuerpo muere nos vamos con nuestro amado Yeshua. Esteban lo sabía muy bien y por eso ora lo siguiente:


“Y apedreaban a Esteban, mientras él invocaba y decía: Señor Yeshua, recibe mi espíritu.”
Hechos 7:59


Cuando Yeshua resucita a la hija de Jairo ¿Qué sucedió? . .

.

“Entonces le volvió su espíritu, y se levantó al instante, y El mandó que le dieran de comer.”
Lucas 8:55


La niña vuelve a vivir cuando su espíritu regresa a su cuerpo. El cuerpo estaba muerto sin su espíritu.


“. . . el cuerpo sin el espíritu está muerto . . .”
Santiago 2:2
6


Los adventistas, los testigos de Jehová y algunos grupos mesiánicos creen en el “sueño de las almas”, afirman que los muertos están dormidos, sin embargo esto no es lo que la Biblia nos enseña cómo hemos podido comprobar en este estudio, cuando la Biblia habla de los que “duermen” no se refiere a los espíritus o las almas de los hombres, se refiere al cuerpo físico de los hombres.


“Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua.”
Daniel 12:2


En el versículo que vamos a ver a continuación podemos leer que ya sea que estemos vivos (despiertos) o dormidos (muertos) ¡vivimos para el Señor!


“. . . ya sea que estemos despiertos o dormidos, vivamos juntamente con El.”
I Tesalonicenses 5:10


La versión La Biblia al Día ha traducido este versículo de esta forma:


“Él murió por nosotros para que, en la vida o en la muerte, vivamos con él.”


->  En el Antiguo Testamento vemos que después de morir, la persona fallecida era reunida a su Pueblo.


“Abraham expiró, y murió en buena vejez, anciano y lleno de días, y fue reunido a su pueblo.”
Génesis 25:8


“Estos fueron los años de la vida de Ismael: ciento treinta y siete años; y expiró y murió, y fue reunido a su pueblo.”
Génesis 25:17


Y expiró Isaac y murió, y fue reunido a su pueblo, anciano y lleno de días; y sus hijos Esaú y Jacob lo sepultaron.”
Génesis 35:29


“Después les ordenó y les dijo: Voy a ser reunido a mi pueblo; sepultadme con mis padres en la cueva que está en el campo de Efrón hitita . . .”
Génesis 49:29


“Cuando Jacob terminó de encargar estas cosas a sus hijos, recogió sus pies en la cama y expiró, y fue reunido a su pueblo.”
Génesis 49:3


->  En el A.T. la persona fallecida iba a sus padres.


“Tú irás a tus padres en paz; y serás sepultado en buena vejez.”
Génesis 15:15


Me gustaría dejar un comentario de Rashi, el más grande comentarista de la Biblia y del Talmud.


“Su padre (de Abraham) era idolatra ¿Cómo se explica entonces que HaShem le esté augurando al virtuoso Abraham que al fallecer se unirá con un perverso como su padre? De aquí inferimos que antes de su deceso, Teraj reencamino en la senda del monoteísmo.”


->  David afirma que cuando muera volverá a ver a su hijo y estará con él.


“Pero ahora que ha muerto, ¿por qué he de ayunar? ¿Podré hacer que vuelva? Yo iré a él, pero él no volverá a mí.”
II Samuel 12:23


->  Después de la muerte el espíritu del hombre vuelve a Dios.


“Con tu consejo me guiarás, y después me recibirás en gloria.”
Salmo 73:24


“. . .entonces volverá el polvo a la tierra como lo que era, y el espíritu volverá a Dios que lo dio.”
Ec. 12:7


->  Las almas del Seol están conscientes y pueden mantener una conversación.


“El Seol, desde abajo, se estremece por ti al recibirte en tu venida; por ti despierta a los espíritus de los muertos, a todos los jefes de la tierra; levanta de sus tronos a todos los reyes de las naciones. Todos ellos responderán y te dirán: “También tú has sido debilitado como nosotros, has venido a ser semejante a nosotros.”
Isaías 14:9-11


El profeta Samuel aparece, para sorpresa de la adivina, y mantiene una conversación con Saúl.


“Cuando la mujer vio a Samuel . . . Entonces Samuel dijo a Saúl: ¿Por qué me has perturbado haciéndome subir? . . . Y Samuel dijo: ¿Entonces, por qué me preguntas a mí, ya que el SEÑOR se ha apartado de ti y se ha hecho tu enemigo? . . . Al instante Saúl cayó por tierra cuan largo era, y tuvo gran temor por las palabras de Samuel”
I Samuel 28:12a, 15a, 16 y 20a


Moisés se aparece a Yeshua en el monte de la transfiguración y habla con él.


“Y he aquí, se les aparecieron Moisés y Elías hablando con El.”
Mateo 17:3


En Lucas 16:19-31 encontramos la historia del rico y Lázaro, lo interesante es que Yeshua NO dice que esto era una parábola, además en las parábolas nunca se usaban nombres propios, esto era una historia real que Yeshua siendo Dios conocía perfectamente. En esta historia vemos que Abraham mantiene una conversación con el hombre rico.


“Y sucedió que murió el pobre y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico y fue sepultado. En el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio a Abraham a lo lejos, y a Lázaro en su seno. Y gritando, dijo: “Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua y refresque mi lengua, pues estoy en agonía en esta llama.” Pero Abraham le dijo: “Hijo, recuerda que durante tu vida recibiste tus bienes, y Lázaro, igualmente, males; pero ahora él es consolado aquí, y tú estás en agonía.”
Lucas 16:22 y 25


Yeshua nos enseña que cuando morimos los ángeles nos llevan a su presencia este será el viaje más emocionante de nuestras vidas . . . por medio de este incidente la enseñanza es clara: hay vida después de la muerte.


En el libro de Apocalipsis vemos como las almas de algunos mártires clamaban a Dios.


“Cuando el Cordero abrió el quinto sello, vi debajo del altar las almas de los que habían sido muertos a causa de la palabra de Dios y del testimonio que habían mantenido; y clamaban a gran voz, diciendo: ¿Hasta cuándo, oh Señor santo y verdadero, esperarás para juzgar y vengar nuestra sangre de los que moran en la tierra? Y se les dio a cada uno una vestidura blanca; y se les dijo que descansaran un poco más de tiempo, hasta que se completara también el número  de sus consiervos y de sus hermanos que habrían de ser muertos como ellos lo habían sido.”
Apocalipsis 6:9-11


->  Dios NO es un Dios de muertos.


“YO SOY EL DIOS DE ABRAHAM, Y EL DIOS DE ISAAC, Y EL DIOS DE JACOB”? El no es Dios de muertos, sino de vivos.”
Mateo 22:32


Dios NO afirma que ÉL fue (tiempo pasado) el Dios de Abraham, Isaac y Jacob, Dios afirma que Él es (tiempo presente) su Dios, Abraham, Isaac y Jacob están vivos porque si no fuese así, Dios no podría decir que EL es un Dios de Vivos.


“Porque Dios no es Dios de muertos, sino de vivos, pues para él todos viven.”
Lucas 20:38


-  El alma posee inmortalidad.


“Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien  a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno.”
Mateo 10:28


EL HADES GRIEGO Y EL SEOL JUDIO


En la época de Yeshua, lo griegos creían que cuando una persona moría, su alma iba al Hades, el Hades era la morada de los muertos dividido en tres secciones:


->  Los campos Elíseos: lugar paradisiaco eterno de descanso y felicidad


->  Los campos asfódelos: Lugar de los que no han sido demasiado buenos para entrar en los campos Elíseos, ni demasiado malos para ir al Tártaro.


->  El Tártaro: un lugar eterno de sufrimiento y tormento


La mayoría de los judíos creían que al morir, el alma iba al Sheol, el Sheol estaba dividido en dos secciones:


->  El Seno de Abraham o Paraiso: lugar temporal de descanso


->  Un lugar temporal de sufrimiento y tormento.


El Sheol era un lugar de espera, un estado intermedio entre la muerte y la resurrección del cuerpo. La diferencia principal entre el Hades griego y el Sheol judío era que el Hades era un lugar eterno, mientras que el Sheol era un lugar temporal hasta la resurrección del cuerpo.


Está claro que el Sheol NO se refiere al sepulcro, de hecho, la palabra sepulcro en hebreo es KÉVER admite un plural KEVERIM. De la misma forma, la palabra sepulcro en el Brit Jadashá (N.T.) es MNEMEION (Lc. 24:2) y también tiene una forma plural MNEMEIA. Por tanto según la Biblia el Sheol NO es el sepulcro. El Sheol es un lugar temporal y será echado al lago de fuego.


“Y la muerte y el Sheol  fueron lanzados al lago de fuego.”
Apocalipsis 20:14a


Yeshua cuando murió estuvo en el Sheol.


“PUES TU NO ABANDONARAS MI ALMA EN EL SHEOL, NI PERMITIRAS QUE TU SANTO VEA CORRUPCION . . . NO FUE ABANDONADO EN EL SHEOL, NI su carne SUFRIO CORRUPCION.”
Hechos 2:27


“Porque no dejarás mi alma en el Sheol, Ni permitirás que tu santo vea corrupción.”
Salmo 16:10


Por eso, Yeshua le pudo decir a uno de los malhechores:


“En verdad te digo: hoy estarás conmigo en el paraíso.”
Lc 23:43


Cuando Yeshua dio su vida por nosotros, cuando entregó su cuerpo, su espíritu NO fue al cielo, fue directamente al Sheol, por eso Yeshua después de su resurrección afirma que todavía no había subido al Padre (al Cielo).


“. . . aún no he subido a mi Padre; mas ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios.”
Juan 20:17

+

¿QUÉ HIZO YESHUA CUANDO SU CUERPO MUERE EN LA CRUZ?


Yeshua fue al Sheol en espíritu y predicó a los que estaban encarcelados, les anunció lo que él había hecho por todos los hombres.


“Porque también Cristo murió por los pecados una sola vez, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, muerto en la carne pero vivificado en el espíritu; en el cual (hablando de su espíritu) también fue y predicó a los espíritus encarcelados, quienes en otro tiempo fueron desobedientes . . .”
II Pedro 3:18-20a


Yeshua fue en espíritu (ya que su cuerpo estaba en el sepulcro) al Sheol y proclamó todo lo que hizo por la humanidad, proclamó su mensaje.


“Porque con este fin fue predicado el evangelio aun a los muertos, para que aunque sean juzgados en la carne como hombres, vivan en el espíritu conforme a la voluntad de Dios.”
I Pedro 4:6


Tenemos una posible referencia de este incidente en el evangelio de Juan.


“En verdad, en verdad os digo que viene la hora, y ahora es, cuando los muertos oirán la voz del Hijo de Dios, y los que oigan vivirán.”
Juan 5:25


Los creyentes en Yeshua vamos al cielo ya que Yeshua se llevó al cielo todos los que estaban esperando en el seno de Abraham / Paraíso.


“Por tanto, dice: CUANDO ASCENDIO A LO ALTO, LLEVO CAUTIVA UNA HUESTE DE CAUTIVOS, Y DIO DONES A LOS HOMBRES. (Esta expresión: Ascendió, ¿qué significa, sino que El también había descendido a las profundidades de la tierra?”
Efesios 4:8 y 9


Ahora el Paraíso está en el tercer cielo:


“Conozco a un hombre en Cristo, que hace catorce años (si en el cuerpo, no lo sé; si fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe) fue arrebatado hasta el tercer cielo. Y conozco al tal hombre (si en el cuerpo, o fuera del cuerpo, no lo sé; Dios lo sabe), que fue arrebatado al paraíso, donde oyó palabras inefables que no le es dado al hombre expresar.”
II Corintios 12:2-4


Lo importante es que cuando muramos, nos iremos con nuestro amado Yeshua y en él encontraremos nuestro verdadero gozo y reposo, realmente será entonces cuando empecemos a vivir . . .


“¿Dónde está,  oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria?”
I Corintios 15:55

+

+