+

“Pon tu esperanza en el Señor y marcha con paso firme por su camino. Él te honrará al darte la tierra…
He visto a gente malvada y despiadada florecer como árboles en tierra fértil. Pero cuando volví
a mirar, ¡habían desaparecido… no pude encontrarlos! El Señor rescata a los justos;
él es su fortaleza en tiempos de dificultad… Él salva a los justos,
y ellos encuentran refugio en él”
Salmo 37, 34-40


…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+

+

+

“Entonces las naciones temerán el nombre de YaHWéH…
Por cuanto… habrá edificado a Sión,
Y en su gloria será visto”
Salmo 102:15-16

+

+

A la vista de las noticias que nos desvelan estos días es útil repasar en donde habrá israelitas en el mundo venidero/atid lavo, según la palabra profética. Nos referimos al remanente de Israel -o ‘casa de Israel’- hoy llamados cristianos. En Jeremías 31:5 se dice que habrá israelitas en Samaria que hoy es llamada “Cisjordania” o “territorio Palestino”. Pero la profecía se refiere a ella en el futuro por su antiguo nombre:

+

“De nuevo plantarás viñas en los montes de Samaria; los plantadores las plantarán y las disfrutarán”

+

Y también lo dice Jeremías 50:19:

+

“Y volveré a traer a Israel a su morada, y pacerá en el Carmelo y en Basán; y en el monte de Efraín y en Galaad se saciará su alma”

+

El “monte de Efraín” es Samaria. “Basán y Galaad” son parte de la Jordania de hoy. Y también Siria será poblada por israelitas. Leamos en Isaías 17:3:

+

“Cesará la fortificación de Efraín y lo que quede de Siria será como la gloria de los hijos de Israel, dice YaHWéH de los ejércitos”.

+

Y también Zacarías 9:1-2:

+

“Las ciudades de Siria pertenecen al Señor, lo mismo que todas las tribus de Israel. También le pertenecen Hamat… y Tiro y Sidón con toda su cultura”

+

“Hamat” es una ciudad que pertenece hoy a Siria situada al norte del Líbano. Y “Tiro y Sidon” son ciudades costeras, milenarias capitales de la antigua Fenicia, pertenecientes hoy al Líbano. En realidad todo el Líbano pertenecerá a la Gran Nación israelita venidera como leemos en Isaías 35:2:

+

“la gloria del Líbano le será dada, la hermosura del Carmelo y de Sarón. Ellos verán la gloria de YaHWéH, el esplendor del Dios nuestro”.

+

Estas son fronteras mucho mas amplias que la Sión actual. Y es que la gloriosa Sión venidera sera en todo sentido muy diferente a la de hoy.  El Señor mismo -YaHWéH Justicia Nuestra- morará en una nueva Jerusalem en medio de Su pueblo santo y Su Gloria iluminará a las naciones. Un remanente de Israel(Efraín) y Judá, fruto de la siembra de la Palabra, volverán a la tierra de donde fueron echados siendo congregados/levantados de todas las naciones (Oseas 1:11). Sera una población multiétnica de la descendencia de Abraham, Isaac y Jacob, una Nación multinacional. Y no habrá hostilidad en contra esta nueva Nación -la gloriosa Sión venidera- por parte de las naciones, sino atracción y amistad:

+


“Sí, el Señor…hará que los israelitas vuelvan a establecerse en su tierra. los extranjeros se acercarán a ellos, se unirán al pueblo de Jacob”. Jeremías 14:1


+

Israel = casa de Israel = a quienes les fue enviado el evangelio

= la descendencia de la mujer de Apocalipsis 12

+

Amen y amen

+

+

+