+

“Pon tu esperanza en el Señor y marcha con paso firme por su camino. Él te honrará al darte la tierra…
He visto a gente malvada y despiadada florecer como árboles en tierra fértil. Pero cuando volví
a mirar, ¡habían desaparecido… no pude encontrarlos! El Señor rescata a los justos;
él es su fortaleza en tiempos de dificultad… Él salva a los justos,
y ellos encuentran refugio en él”
Salmo 37, 34-40


…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+

+

“Entonces, hermanos, puesto que tenemos confianza
para entrar al Lugar Santísimo por la sangre de Jesús,
por un camino nuevo y vivo que El inauguró para nosotros
por medio del velo, es decir, su carne, y puesto que
tenemos un gran sacerdote sobre la casa de Dios,
acerquémonos con corazón sincero, en plena
certidumbre de fe, teniendo nuestro corazón
purificado de mala conciencia”
Hebreos 10: 19-22

+

+

»Los que sobrevivan de la destrucción venidera
encontrarán bendiciones aun en las tierras áridas,
porque al pueblo de Israel le daré descanso…
Yo te reedificaré, mi virgen Israel. Volverás
a ser feliz y con alegría danzarás
con las panderetas”
Jeremías 31: 2-4

+

+
”Será un momento angustioso, un momento como no ha habido
otro desde que existen las naciones. Cuando ese momento
llegue, se salvarán todos los de tu pueblo que tienen
su nombre escrito en el libro. Muchos de los que
duermen en la tumba, despertarán: unos para vivir
eternamente, y otros para la vergüenza
y el horror eternos”
Daniel 12: 1-2
+

+

“…porque está a mi diestra, no seré conmovido.
Por lo cual mi corazón se alegró y se gozó
mi lengua, y aun mi carne descansará en
esperanza… Me hiciste conocer los
caminos de la vida; me llenarás de
gozo con tu presencia”
Hechos: 26-28

+

+

“Haré que Israel y Judá tengan muchos descendientes,
y que habiten esta tierra llena de colinas y
montañas. Mis elegidos poseerán la tierra,
mis servidores habitarán allí”
Isaías 65:9

+

+

“Pero tú, Daniel, mantén en secreto esta profecía; sella
el libro hasta el tiempo del fin, cuando muchos correrán
de aquí para allá y el conocimiento aumentará… Cuando
finalmente termine el quebrantamiento del pueblo santo,
todas estas cosas habrán sucedido”
Daniel 12: 4-7

+

+

“Y les silbaré para reunirlos, porque los he redimido;
y serán tan numerosos como eran. Cuando yo los esparza
entre los pueblos, aun en lejanas tierras se acordarán
de mí, y vivirán con sus hijos, y volverán. Los haré
volver de la tierra de Egipto, y de Asiria los recogeré;
los traeré a la tierra de Galaad y del Líbano,
hasta que no haya sitio para ellos”
Zacarías 10: 8-10

+

+

“Alégrese el cielo y exulte la tierra,
resuene el mar y todo lo que hay en él;
regocíjese el campo con todos sus frutos…
porque él viene a gobernar la tierra:
Él gobernará al mundo con justicia,
y a los pueblos con su verdad”
Salmo 96, 11-13

+

+

“Cuando el Señor cambió la suerte de Sión, nos parecía soñar:
la boca se nos llenaba de risas, la lengua de cantares.
Hasta los gentiles decían: «El Señor ha estado grande
con ellos». El Señor ha estado grande con
nosotros, y estamos alegres”
Salmo 125: 1-3

+

+

“Y de José, dijo: Bendita del Señor sea su tierra, con lo mejor
de los cielos, con el rocío… con lo mejor de los frutos
del sol y con los mejores productos de los meses; con
lo mejor de los montes antiguos y con lo escogido
de los collados eternos; con lo mejor de la
tierra y cuanto contiene y el favor del
que habitaba en la zarza”
Deuterenomio 33: 13-16

+

+

“En el futuro, los extranjeros que no pertenezcan a tu pueblo Israel
oirán de ti. Vendrán de tierras lejanas cuando oigan de tu gran
nombre, de tu mano fuerte y de tu brazo poderoso…  todos los
habitantes de la tierra llegarán a conocerte y a
temerte, igual que tu pueblo Israel”
2 Crónicas 32-33

+

+

“Jacob le dijo a José: —El Dios Todopoderoso se me apareció
en la aldea de Luz, en la tierra de Canaán, y me bendijo
con estas palabras: “Te haré fructífero y multiplicaré
tu descendencia. Haré de ti una multitud de naciones,
y daré esta tierra de Canaán a tus descendientes
como posesión perpetua”. »Ahora reclamo como
hijos míos a estos dos muchachos tuyos,
Efraín y Manasés, quienes nacieron aquí
en la tierra de Egipto antes de que yo
llegara. Ellos serán mis hijos…”
Genesis 48: 3-5

+

+

“De esa forma Sadrac, Mesac y Abed-nego, firmemente atados, cayeron
a las rugientes llamas. De pronto, Nabucodonosor, lleno de asombro,
se puso de pie de un salto…: ¿No eran tres los hombres que atamos…?
¡Yo veo a cuatro hombres desatados que caminan en medio del fuego
sin sufrir daño! ¡Y el cuarto hombre se parece a un dios!…
Así que Sadrac, Mesac y Abed-nego salieron del fuego.
Entonces los altos funcionarios… los rodearon y
vieron que el fuego no los había tocado”
Daniel 3: 23-26

+

+

“Con sus propias armas destruiste al jefe de los que se lanzaron
como un torbellino, pensando que Israel sería presa fácil…
Esperaré en silencio el día venidero cuando la
catástrofe golpee al pueblo invasor”
Habacuc 3: 14-16

+

+

“Y el plan de Dios consiste en lo siguiente: tanto los
judíos como los gentiles que creen la Buena Noticia
gozan por igual de las riquezas heredadas por los
hijos de Dios. Ambos pueblos forman parte del
mismo cuerpo y ambos disfrutan de la
promesa de las bendiciones porque
pertenecen a Cristo Jesús… él
me concedió el privilegio de
contarles a los gentiles
acerca de los tesoros
inagotables que tienen
a disposición por
medio de Cristo.”
Efesios 3: 6-8

+

+

“El propósito de Dios… fue utilizar a la iglesia para mostrar
la amplia variedad de su sabiduría a todos los gobernantes
y autoridades invisibles que están en los lugares
celestiales. Ese era su plan eterno, que él llevó
a cabo por medio de Cristo Jesús nuestro Señor.
Gracias… a nuestra fe en él, podemos entrar
en la presencia de Dios con toda
libertad y confianza”
Efesios 3: 10-12

+

+

“Era necesario que primero les predicáramos la palabra de Dios a ustedes, los judíos;
pero ya que ustedes la han rechazado y se consideran indignos de la vida eterna,
se la ofreceremos a los gentiles. Pues el Señor nos dio este mandato cuando dijo:
“Yo te he hecho luz para los gentiles, a fin de llevar salvación a los rincones
más lejanos de la tierra” Cuando los gentiles oyeron esto, se alegraron…
y todos los que fueron elegidos para la vida eterna se convirtieron en
creyentes. Así que el mensaje del Señor se extendió
por toda esa región”
Hechos 13:40-49

+

+

“Después de esto vi una enorme multitud de todo pueblo
y toda nación, tribu y lengua, que era tan numerosa
que nadie podía contarla. Estaban de pie delante
del trono y delante del Cordero. Vestían túnicas
blancas… Y gritaban con gran estruendo: «¡La
salvación viene de nuestro Dios que está
sentado en el trono y del Cordero!»”
Apocalipsis 7: 9-10

+

+

“—Estos son los que murieron en la gran tribulación. Han lavado
y blanqueado sus ropas en la sangre del Cordero. Por eso están
delante del trono de Dios y le sirven día y noche en su templo.
Y aquel que está sentado en el trono les dará refugio.
Nunca más tendrán hambre ni sed…  Pues el Cordero
que está en el trono será su Pastor”
Apocalipsis 7: 14-17

+

+

“Y habrá señales extrañas en el sol, en la luna y en las
estrellas. Y aquí en la tierra, las naciones del mundo
estarán en caos, perplejas por los mares rugientes…
La gente quedará aterrada de lo que verá venir sobre
la tierra… Entonces todos verán al Hijo del Hombre venir
en una nube con poder y gran gloria. Por lo tanto,
cuando todas estas cosas comiencen a suceder,
pónganse de pie y levanten la mirada,
¡porque la salvación está cerca!”
Lucas 21: 25-28

+

+

“Después que Josué despidió al pueblo, cada una de las tribus salió
para tomar posesión del territorio que se le había asignado.
Los israelitas sirvieron al Señor todo el tiempo que vivieron
Josué y los líderes que lo sobrevivieron, aquellos que habían
visto todas las grandes cosas que el Señor había hecho
por Israel… Después de que murieron todos los de esa
generación, creció otra que no conocía al Señor ni
recordaba las cosas poderosas que él
había hecho por Israel”
Jueces 2: 6-10

+

+

“Entonces Pablo se puso de pie… y comenzó a hablar: «Hombres de Israel
y ustedes, gentiles temerosos de Dios… El Dios… de Israel eligió
a nuestros antepasados e hizo que se multiplicaran y se hicieran fuertes…
en Egipto. Luego, con brazo poderoso los sacó de la esclavitud… y le dio
su tierra… como herencia. Después… Dios les dio jueces… Luego el pueblo
suplicó por un rey, y Dios les dio a Saúl… y lo reemplazó con David,
un hombre de quien Dios dijo: “He encontrado en David… a un hombre
conforme a mi propio corazón; él hará todo lo que yo quiero que haga”
Y es precisamente uno de los descendientes del rey David, Jesús,
¡el Salvador de Israel prometido por Dios!”
Hechos 13: 16-23

+

+

“Entonces vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo
y la primera tierra habían desaparecido y también el mar. Y vi la
ciudad santa, la nueva Jerusalén, que descendía del cielo desde
la presencia de Dios, como una novia hermosamente vestida para
su esposo. Oí una fuerte voz que salía del trono y decía:
«¡Miren, el hogar de Dios ahora está entre su pueblo!
Él vivirá con ellos, y ellos serán su pueblo.
Dios mismo estará con ellos”
Apocalipsis 21: 1-3

+

+

“El Señor es misericordioso y compasivo, lento para enojarse y lleno
de amor inagotable… Todas tus obras te agradecerán, Señor, y tus
fieles… te darán alabanza. Hablarán de la gloria de tu reino; darán
ejemplos de tu poder. Contarán de tus obras poderosas y de la
majestad y la gloria de tu reinado. Pues tu reino es un reino
eterno; gobiernas de generación en generación”
Salmo 145: 8-13

+

+

“Esto significa que el pueblo de Dios tiene que soportar
la persecución con paciencia, obedeciendo sus mandamientos
y manteniendo la fe en Jesús. Y oí una voz del cielo…:
«Escribe lo siguiente: benditos son los que de ahora
en adelante mueran en el Señor. El Espíritu dice:
“Sí… porque descansarán de su arduo trabajo,
¡pues sus buenas acciones los siguen!”».
Apocalipsis: 12-13

+

+

“… llegará el día cuando el pueblo de Israel será como
la arena a la orilla del mar, ¡imposible de contar! Así
que en el lugar donde se les dijo: “Ustedes no son mi
pueblo”, se dirá: “Ustedes son hijos del Dios viviente”.
Entonces los pueblos de Judá e Israel se unirán,
elegirán un solo líder y regresarán juntos
del destierro. Qué gran día será —el día
de Jezreel— cuando Dios plantará de
nuevo a su pueblo en su tierra”
Oseas 1: 10-11

+

+

“¡Que la gloria del Señor continúe para siempre!
¡El Señor se deleita en todo lo que ha creado!…
Cantaré al Señor mientras viva… Que todos mis
pensamientos le agraden… que dejen de existir
para siempre los perversos. Que todo
lo que soy alabe al Señor”
Salmo 104: 31-35

+

+

“Y si se cambia el sacerdocio, también es necesario
cambiar la ley para permitirlo.  Pues el sacerdote
a quien nos referimos pertenece a una tribu
diferente, cuyos miembros jamás han servido
en el altar como sacerdotes… nuestro Señor
vino de la tribu de Judá, y Moisés nunca
habló de que los sacerdotes provinieran
de esa tribu… ha surgido un sacerdote
diferente, quien es como Melquisedec…
no por cumplir con la ley… sino por
el poder  de una vida que no
puede ser destruida”
Hebreos 7: 12-16

+

+

“… debido a su fe, Dios lo consideró justo. Y el hecho
de que Dios lo considerara justo no fue solo para beneficio
de Abraham, sino que quedó escrito también para nuestro
beneficio, porque nos asegura que Dios nos considerará
justos a nosotros también si creemos en él, quien
levantó de los muertos a Jesús nuestro Señor. Él
fue entregado a la muerte por causa de nuestros
pecados, y resucitado para hacernos
justos a los ojos de Dios”
Romanos 4: 22-25

+

+



+

+

“—Estos son los que murieron en la gran tribulación. Han lavado
y blanqueado sus ropas en la sangre del Cordero. Por eso están
delante del trono de Dios y le sirven día y noche en su templo.
Y aquel que está sentado en el trono les dará refugio.
Nunca más tendrán hambre ni sed…  Pues el Cordero
que está en el trono será su Pastor”
Apocalipsis 7: 14-17