“En los días venideros —dice el Señor—, el pueblo de Israel
volverá a su hogar junto con el pueblo de Judá. Llegarán
llorando en busca del Señor su Dios. Preguntarán por el
camino a Jerusalén y emprenderán el regreso a su
hogar. Se aferrarán al Señor con un pacto
eterno que nunca se olvidará”
Jeremias 50, 4-5

EEUU, JERUSALEN Y UN ACTO DE JUSTICIA

ir a página principal

…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

*

+

+

Colaboración de
Juan José Fernández Granados

Ministerio Luz a las naciones

+

+

pan

+

+

Leemos en Juan 6:5 una pregunta de Jesús/Yeshua a Felipe cuando vio la gran multitud que lo había seguido, lejos de todo centro poblado:


“Cuando alzó Yeshua los ojos,
y vio que había venido a él
gran multitud, dijo a Felipe:
¿De dónde compraremos pan para
que coman éstos?”


Y hoy observamos en el mundo:


- mucha gente cansada (del trabajo, de la rutina, de la vida, etc.)

- mucha gente hambrienta (acudiendo a sectas, adivinos, ocultismo, etc.)

- mucha gente intentando llenar el vacío sus vidas (con drogas, alcohol, sexo, dinero, etc.)


Jesús/Yeshua nos dice hoy una vez más, para probarnos, a quienes somos sus discípulos:


¿De dónde compraremos pan
para que coman estos?


Nosotros sabemos dónde comprar sin dinero el pan que el mundo tanto necesita. Debemos ir a Jesús/Yeshua y Él nos dará pan para nosotros y podremos compartirlo con los demás.


Es interesante que Jesús/Yeshua dijo:


“Dadles vosotros de comer.”
(Marcos 6:37)


Nuestra misión es ir a Jesús/Yeshua para que Él nos dé pan y nosotros podamos compartirlo con un mundo cansado y hambriento.


Vamos a ver ahora donde NO debemos ir a comprar pan:


“Aconteció en los días que gobernaban los jueces,
que hubo hambre en la tierra. Y un varón de Belén
de Judá fue a morar en los campos de Moab,
él y su mujer, y dos hijos suyos.

El nombre de aquel varón era Elimelec,
y el de su mujer, Noemí;
y los nombres de sus hijos eran Mahlón y Quelión,
efrateos de Belén de Judá. Llegaron, pues,
a los campos de Moab, y se quedaron allí.
Y murió Elimelec, marido de Noemí,
y quedó ella con sus dos hijos . . .”
(Rut 1:1-3)


El hambre que había en la tierra era una consecuencia de la desobediencia y del pecado de ISRAEL – el pueblo que había separado YaHVeH para Si mismo -. En Deuteronomio 28 tenemos las maldiciones que vendrían sobre el pueblo del Eterno por su desobediencia, y una de ellas era la pobreza.


Con el hambre el Eterno estaba mostrando a su pueblo que algo andaba mal, que debían volverse a Él.


Elimelec en vez de volverse al Dios de ISRAEL y confiar en Él como su Sustentador y Proveedor, se va a un país extranjero en busca de pan, se va a los campos de Moab.


Elimelec, Noemí y sus dos hijos vivían en Belén. ¿Qué significa Belén? Belén significa “Casa del Pan” (Bet Lejem). En estos momentos no había pan en Belén.


¿Qué encontró Elimelec en los campos de Moab? . . . La muerte, pero no solamente muere él, sigamos leyendo:


“Y murió Elimelec, marido de Noemí,
y quedó ella con sus dos hijos, los cuales
tomaron para sí mujeres moabitas;
el nombre de una era Orfa,
y el nombre de la otra, Rut;
y habitaron allí unos diez años.
Y murieron también los dos, Mahlón y Quelión,
quedando así la mujer desamparada
de sus dos hijos y de su marido”.
(Rut 1:3-5)


Noemí perdió a su marido y a sus dos hijos. Se fueron de la “Casa del Pan” buscando pan y encontraron la muerte. Siempre habrá consecuencias negativas cuando decidimos seguir nuestros propios caminos.


“Entonces se levantó con sus nueras,
y regresó de los campos de Moab;
porque oyó en el campo de Moab
que el Señor había visitado a su pueblo
para darles pan.”
(Rut 1:6)


Noemí decidió regresar a la “Casa del Pan” porque el Dios de ISRAEL había visitado a su pueblo para darles pan. Cuando Dios/Elohim nos visita Él no viene con las manos vacías, Él viene con las manos llenas de bendición. Dios/Elohim nos quiere visitar y nos quiere dar pan.



No necesitamos ir a un país extranjero en busca de pan, hay pan en la “Casa del Pan”, en el mundo no hay pan, en la religión no hay pan, en la filosofía no hay pan, en el ocultismo no hay pan,  pero hay abundancia de pan en Jesús/Yeshua, hay abundancia de pan en su presencia.


***


¿De qué estamos hablando cuando hablamos del “pan”?


El pan representa provisión, sustento, bendición, salvación, sanidad, liberación, vida…


Hay abundancia de pan en la Casa de nuestro Padre Celestial. Hay salvación, sanidad, liberación, provisión, bendición, sustento, vida . . . en la presencia del Dios de ISRAEL.


¿Vamos a ir a Egipto (el mundo) en busca de pan? ¿Vamos a ir a un país lejano? … Debemos ir a la presencia de Dios/Elohim y pedir ese pan.


“El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy.”
(Mateo 6:11 y Lucas 11:3)


Jesús/Yeshua nos dijo que debemos pedir al Padre nuestro pan de cada día. Pablo también afirmó que el Eterno da pan al que come. El nos da pan si tenemos hambre y clamamos a El:


“Y el que da semilla al que siembra,
y pan al que come, proveerá y multiplicará
vuestra sementera, y aumentará los frutos
de vuestra justicia …”
(2 Corintios 9:10)


Cuando clamamos al Dios de ISRAEL, Él nos visita y nos da abundancia de pan, el Eterno sacia nuestras vidas y llena nuestros corazones.


“Les dijo también: ¿Quién de vosotros
que tenga un amigo, va a él a medianoche y le dice:
Amigo, préstame tres panes, porque un amigo mío
ha venido a mí de viaje, y no tengo qué
ponerle delante; y aquél, respondiendo
desde adentro, le dice: No me molestes;
la puerta ya está cerrada, y mis niños están
conmigo en cama; no puedo levantarme, y dártelos?
Os digo, que aunque no se levante a dárselos
por ser su amigo, sin embargo por su importunidad
se levantará y le dará todo lo que necesite.”
(Lucas 11:5-8)


Hay gente viviendo en la medianoche de sus vidas, gente viviendo en la oscuridad, gente cansada del viaje de la vida, gente desesperada y hambrienta que, más tarde o más temprano, van a venir a nosotros pidiéndonos pan.


Es interesante que en el ejemplo que puso Jesús/Yeshua en  Lucas. 11:5 se habla de tres panes:


“¿Quién de vosotros que tenga un amigo,
va a él a medianoche y le dice:
‘Amigo, préstame tres panes’”,


Estos tres panes pueden representar el “pan de vida” ofrecido por el Padre a los hombres, Jesucristo/ Yeshuahamashiajh, que incluye:


1) salvación,

2) liberación,

3) y sanidad


para nuestras almas.


***


¿Necesitamos pan? ¿Necesita pan algún amigo nuestro? ¿Conocemos a gente hambrienta?


Hay abundancia de pan en la Casa del Padre, en la “Casa del Pan”, allí debemos comprar gratis nuestro pan de cada día:


“El hace producir el heno para las bestias,
Y la hierba para el servicio del hombre,
Sacando el pan de la tierra,
Y el vino que alegra el corazón del hombre,
El aceite que hace brillar el rostro,
Y el pan que sustenta la vida del hombre.”
(Salmo 104:14-15)


Amén y amén

+

+