“nuestros sufrimientos no resultan en nada. No le hemos dado salvación a la tierra,
ni le trajimos vida al mundo. Pero los que mueren en el Señor vivirán;
¡sus cuerpos se levantarán otra vez!… Pues tu luz que da vida
descenderá como el rocío sobre tu pueblo”
Isaías 26: 18-19

…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

*

Tomado de “Las siete fiestas del Mesías” de Eddie Chumney

+*

Las fiestas son como los planos a través de los cuales Di-s revela Su plan de redención para el hombre y la tierra,…así como el papel que el Mesías (Yeshua) jugará en esa redención. Las fiestas están divididas en dos porciones principales, dependiendo si caen en la primavera o en el otoño. Las de la primavera nos enseñan acerca de la primera venida del Mesías Yeshua (Jesús) y las del otoño acerca de la segunda venida del Mesías Yeshua. En Oseas (Hoshea) 6:3 está escrito: “…como el alba está dispuesta su salida, y vendrá a nosotros como la lluvia, como la lluvia tardía y temprana a la tierra”. La “lluvia tardía y temprana” en este pasaje generalmente se interpreta como la venida del Espíritu Santo (Ruach HaKodesh). Esta es, de hecho, una interpretación y aplicación válida; sin embargo, la lluvia tardía y temprana también se refiere a la primera y segunda venidas del Mesías (Yeshua).


Di-s diseñó las fiestas en un contexto agrícola. Nos mostró lo natural para que pudiéramos comprender lo espiritual (1 Corintios 15:46-47). A lo largo del año, las lluvias caen en Israel en dos épocas principalmente: la primavera y el otoño. Si hacemos una referencia cruzada de Oseas (Hoshea) 6:3 y Joel (Yoel) 2:23, podemos ver que para el término lluvia tardía se usa la palabra hebrea moreh que significa “maestro”, y que para la expresión ‘a su tiempo’ en Joel 2:23, en hebreo se usa la palabra tzedakah, que significa “justicia”. El maestro de justicia es uno de los términos que describen al Mesías. Yeshua (Jesús) era el maestro de justicia enviado por Di-s, como podemos ver en Juan (Yochanan) 3:2. Yeshua fue enviado por Di-s a la tierra para enseñarnos fielmente acerca de la justicia, así como Di-s nos envía fielmente la lluvia (Isaías [Yeshayahu] 55:10-11). La cosecha (los creyentes en el Mesías) es el fruto que la lluvia (el Mesías) produce.


En Levítico [Vayikra] 23:2 está escrito: “…las fiestas solemnes de Jehová, las cuales proclamaréis como santas convocaciones…”. La palabra hebrea traducida como ‘convocaciones’ en Levítico (Vayikra) 23:2,4 es miqra, que significa “un repaso”. De ello podemos ver que Di-s nos dio las fiestas para que estas fueran “repasos” anuales de los eventos que se llevarían a cabo como parte de la redención. Dado que Di-s nos dio “repasos” para enseñarnos acerca de los principales acontecimientos de la redención, si queremos llegar a entenderlos, debemos comenzar por entender lo que Di-s nos está enseñando a través de estos. El propósito de este libro es mostrar cómo estos “repasos” nos enseñan acerca de los acontecimientos reales de la redención y el papel que el Mesías (Yeshua) juega en ellos.


En Deuteronomio (Devarim) 16:16, Di-s instruyó a Su pueblo a que se presentara tres veces al año en Jerusalén (Yerushalayim) para celebrar las fiestas. Al llegar a la ciudad santa, ellos presenciaban las ceremonias establecidas por Di-s, las cuales eran llevadas a cabo tanto en el templo (Beit HaMikdash), como en los hogares. Estas ceremonias tenían un doble propósito. Con ellas se daba un vistazo al pasado y un vistazo al futuro. Muchas de estas ceremonias y las instrucciones específicas que debían seguir con respecto a la forma en que debían celebrarse estas fiestas, se encuentran en la Mishná, la enseñanza oral del judaísmo, en la sección llamada Mo’ed. La Mishná está dividida en seis órdenes. Cada orden está dividida a su vez en tratados, es decir, las diferentes secciones de cada orden. La orden que lleva el nombre de Mo’ed habla acerca de las fiestas. Mo’ed, tal como lo vimos con anterioridad, significa “un tiempo señalado”, y tiene dos significados. Primero, en Deuteronomio (Devarim) 16:16, el pueblo judío tiene una cita para estar en un lugar específico (Jerusalén) en una época específica (cada una de las tres épocas determinadas para hacer los peregrinajes para las fiestas). Segundo, Di-s tiene una cita para realizar ciertos eventos que forman parte de la redención específicamente en esas fechas. Hay cuatro aspectos importantes que debemos recordar en cuanto a las siete grandes fiestas del Señ-r:

+

-> Todas las fiestas son tanto históricas como proféticas.

+

-> Todas nos enseñan acerca del Mesías (Yeshua) o Jesús.

+

-> Todas están enmarcadas en un contexto agrícola.

+

-> Todas nos enseñan acerca de nuestra relación personal con Di-s y como debemos caminar (halacha) con Él, mientras crecemos en el entendimiento divino, dejando de ser niños para poder llegar a ser creyentes maduros.

+

Es importante recordar que como una unidad completa, las fiestas nos enseñan y nos revelan acerca del plan completo de Di-s; sin embargo, cada una enfoca un tema específico de Su plan.


-> REVISIÓN DE LAS FIESTAS DE PRIMAVERA


Las cuatro fiestas de la primavera son la Pascua (Pesach), Panes Sin Levadura (Hag HaMatzah), Primicias (Bikkurim) y la Fiesta de las Semanas (Shavuot) o Pentecostés.


1. La Pascua (Pesach) se celebra en el primer mes del calendario religioso (Aviv, también conocido como Nisán), en el día catorce (Levítico [Vayikra] 23:5).


2. Panes Sin Levadura (Hag HaMatzah) sigue inmediatamente después del primer día de la Pascua. Se celebra en el primer mes (Aviv/Nisán) del día quince al día veintiuno (Levítico [Vayikra] 23:6-8).


3. La Fiesta de las Primicias, o los Primeros Frutos de la cosecha de cebada (Bikkurim) se celebra durante la semana de Panes Sin Levadura. Siempre cae al día siguiente del Shabat semanas, el primer día de la semana (Yom Rishon), que nosotros llamamos Domingo (Levítico [Vayikra] 23:9-11). En los tiempos antiguos, en este día se mecían tallos de cebada ante el Señ-r como parte de la ceremonia prescrita. Hoy día, esta fiesta ya no se celebra en el judaísmo tradicional.


4. La Fiesta de las Semanas (Shavuot) también se le conoce con el nombre de Pentecostés. Comenzando desde la Fiesta de las Primicias (Bikkurim), se cuentan 50 días, lo cual se conoce como ‘contar el omer’. El día cincuenta luego de la Fiesta de las Primicias (Bikkurim) cae la Fiesta de las Semanas (Shavuot) o Pentecostés (Levítico [Vayikra] 23:15-21).


Nota: Pentecostés se origina de una palabra en griego que significa “cincuenta”.


Estas cuatro fiestas de primavera se consideran como una misma unidad interrelacionada. La Fiesta de las Semanas (Shavuot) es considerada como la conclusión o el atzeret de la Pascua. La época de la Pascua (Pesach) no se considera completa hasta que se celebra Shavuot (Pentecostés).


La Historia del Éxodo: De Pesach a Shavuot


Pesach (la Pascua) tiene sus orígenes en Egipto (Mitzrayim) (símbolo del mundo), donde los hijos de Israel habían sido esclavizados. Cuando los hijos de Israel clamaron a Di-s para que recordara las promesas que había hecho a Abraham (Avraham), Isaac (Yitzchak) y Jacob (Ya’akov), Di-s escogió a un libertador llamado Moisés (Moshe). Di-s le dijo a Moisés (Moshe) que sacaría a los hijos de Israel de Egipto (Mitzrayim) y los llevaría a la Tierra Prometida (Éxodo [Shemot] 3:8). Cuando Di-s envió a Moisés (Moshe) ante el Faraón, no le dijo que le pidiera al Faraón que permitiera que los hijos de Israel abandonaran Egipto para ir a la Tierra Prometida. Más bien, Di-s solamente instruyó a Moisés (Moshe) para que pidiera al Faraón que dejara ir a los hijos de Israel en un viaje de tres días al desierto para hacer sacrificios a Di-s (Éxodo [Shemot] 3:18). Moisés (Moshe) obedeció las instrucciones de Di-s al pie de la letra, tal como se puede ver en Éxodo (Shemot) 5:1-3. El primer reto que el Faraón hizo al Dios Todopoderoso de Israel fue negarse a dejar ir al pueblo de Di-s para que celebrara su fiesta y fueran a hacer sus sacrificios.


Luego de una impresionante serie de plagas que afligieron a todo Egipto (Mitzrayim), por causa de la dureza del corazón de Faraón, los hijos de Israel fueron finalmente liberados y pudieron salir de Egipto cargados con las riquezas de los egipcios. Los hijos de Israel llegaron a las orillas del Mar Rojo en día diecisiete del mes de Aviv/Nisán, que es tres días después de la Pascua, en el primer mes del calendario religioso. El Cordero de la Pascua había sido sacrificado el día catorce de Nisán, y el pueblo de Israel había abandonado Egipto (Mitzrayim) antes de la medianoche de día quince, luego que el ángel de la muerte había matado a todo primogénito en Egipto (Mitzrayim). Cuando Faraón vio que los hijos de Israel estaban atrapados por el mar, neciamente tomó la decisión de perseguirlos con su ejército (Exodo [Shemot] 14:1-9). Los hijos de Israel se atemorizaron, pero Moisés (Moshe) se levantó y les dijo, como está escrito: “No temáis, estad firmes, y ved la salvación [Yeshooah en hebreo] que Jehová hará hoy con vosotros…” (Exodo [Shemot] 14:13). Jesús (Yeshua) en hebreo significa salvación o Salvador (Mateo [Mattityahu] 1:21).


En ese momento, el mar se abrió y los hijos de Israel cruzaron el Mar Rojo en tierra seca, mientras que el ejército egipcio junto con el Faraón perseguía a los hebreos, para finalmente ahogarse en las aguas del Mar Rojo (Exodo [Shemot] 14:26-28; 15:4,19). La Biblia dice que la mano derecha del Señ-r destruyó a los egipcios (Exodo [Shemot] 15:6,12). La mano derecha es un término que describe al Mesías, Yeshua (Salmos [Tehillim] 44:3; 48:10; 63:8; 74:10-11; 89:13; 98:1; 110:1; 118:16; 138:7; Isaías [Yeshayahu] 41:10; 53:1-5; 62:8; Hechos 2:32-36; 5:31-32; Hebreos 1:3).


Es importante resaltar que el Faraón, junto con su ejército, se ahogó en el mar. En los días de José (Yosef), hubo una hambruna en Israel y los hijos de Israel descendieron a Egipto (Mitzrayim) y se sometieron al gobierno del Faraón. Como consecuencia, el Faraón podía considerarse como dueño legal de este pueblo. Este derecho de propiedad podía ser anulado únicamente con su muerte, y así liberar a los hijos de Israel para que se pudieran dirigir a la Tierra Prometida. En este sentido, Di-s no violó la palabra dada a Faraón a través de Moisés (Moshe) cuando le pidió que dejara ir al pueblo en un viaje de tres días al desierto, para luego continuar a la Tierra Prometida. Cuando Faraón murió, el derecho de propiedad sobre los hijos de Israel quedó invalidado legalmente; por ende, el pueblo era libre de ir a la Tierra Prometida. Por esta razón, la época de la Pascua (Pesach) es llamada “La Fiesta de Nuestra Liberación”.

En términos espirituales, el Faraón es un tipo de Satanás (Hasatan). Hasta que aceptamos al Mesías (Yeshua) en nuestras vidas, Satanás tiene derecho legal sobre nosotros. Por la muerte de Yeshua (Jesús), este derecho legal que Satanás tiene sobre nuestras vidas queda invalidado, y somos entonces libres para poder entrar a la tierra prometida espiritual de Di-s y recibir todas las promesas que El nos ha hecho.


Cincuenta Días Después del Mar Rojo: Shavuot (Pentecostés)


Pasaron 47 días desde la cruzada del Mar Rojo (Nisán 17) hasta el día en que Moisés (Moshe) se reunió con Di-s en el Monte Sinaí. Durante 47 días, los hijos de Israel viajaron a través del desierto antes de llegar al Monte Sinaí, el tercer día del tercer mes (Sivan) (Exodo [Shemot] 19:1). Di-s había instruido al pueblo a través de Moisés (Moshe) para que se santificaran antes de la visita que les haría tres días más tarde en el Monte Sinaí, que sería el sexto día del tercer mes de Siván (Exodo [Shemot] 19:10-11). Este sería el día cincuenta luego de haber cruzado el Mar Rojo. Este día llegó a ser conocido como la revelación de Di-s en el Monte Sinaí. El día cincuenta luego de haber cruzado el Mar Rojo (el 17 de Nisán) se celebraría la Fiesta de las Semanas (Shavuot) o Pentecostés.


Por lo tanto, en la historia del Éxodo podemos ver que el Cordero fue sacrificado el día catorce de Nisán, el día de la Pascua (Pesach). En el quince de Nisán, el día de los Panes Sin Levadura (Hag HaMatzah), el pueblo salió de Egipto. En el diecisiete de Nisán, los hijos de Israel cruzaron el Mar Rojo. Cincuenta días más tarde, en la Fiesta de las Semanas (Shavuot) o Pentecostés, Di-s les entregó la Torá (instrucción) en el Montes Sinaí. En los siguientes capítulos, veremos como Yeshua (Jesús) murió en el día de la Pascua (Pesach – 14 de Nisán), fue sepultado en el día de los Panes Sin Levadura (Hag HaMatzah – 15 de Nisán), fue resucitado en el día de las Primicias o Primeros Frutos (Bikkurim – 17 de Nisán), y el Espíritu Santo descendió sobre los creyentes 50 días después de la resurrección de Yeshua (Jesús) en el día de Pentecostés (Shavuot). También descubriremos cuál es el significado de estas fiestas a nivel personal para el creyente y como se relacionan con nuestra relación personal con Di-s.


-> REVISIÓN DE LAS FIESTAS DEL OTOÑO


La temporada de las fiestas del otoño comienza con un período de 40 días conocido en hebreo como Teshuvah, que significa “arrepentirse o volverse”. Este período de 40 días da inicio en el sexto mes del calendario religioso, en el mes de Elul, y se cierra en el décimo día del séptimo mes con Yom Kippur, o sea, el Día de la Expiación. Cada mañana en la sinagoga, luego de las oraciones matinales, se toca el shofar (excepto los días sábados y el día que precede a Rosh HaShanah, la Fiesta de las Trompetas). Cada día se lee el Salmo (Tehillim). Rosh HaShanah cae en el día trece de este período de 40 días de teshuvah o arrepentimiento. El nombre bíblico de Rosh HaShanah es Yom Teruah, que significa “día del despertar por trompeta”. Los no judíos conocen esta fiesta por el nombre de Fiesta de las Trompetas. Se celebra en el primer día del séptimo mes (Tishrei) (Levítico [Vayikra] 23:23-24). Di-s nos dio este día para enseñarnos acerca de la resurrección de los muertos, la coronación del Mesías, las Bodas del Mesías, y mucho más. Este día marca tanto el Año Nuevo judío como el inicio de un período de introspección conocido como los Días Santísimos, que culminan con Yom Kippur. Por lo tanto, los últimos diez días del período de cuarenta días de teshuvah, comenzando el 1 de Elul, también son llamados los Días Santísimos.


El primero y segundo día de los 10 Días Santísimos (1 al 10 de Tishrei) se consideran como un solo día (Nehemías 7:73; 8:1-2,13). El período de siete días que va desde el 3 hasta el 9 de Tishrei son conocidos como los Días Temibles o de Asombro (Yamim Nora’im). Di-s puso estos días especiales en Su calendario para enseñarnos acerca del período de tribulación que vendrá sobre la tierra (Chevlai shel Mashiach). Estos siete días corresponden a siete años de tribulación conocidos en hebreo como “los dolores de parto del Mesías” (Chevlai shel Mashiach).


Yom Kippur (el Día de la Expiación) se celebra en el décimo día del séptimo mes (Levítico [Vayikra] 23:26-32). Ya que Rosh Hashanah nos enseña acerca de la resurrección de los muertos, la coronación del Mesías y las Bodas del Mesías, y los Días Temibles nos enseñan acerca de la tribulación (Chevlai shel Mashiach), Yom Kippur nos enseña acerca de la segunda venida del Mesías Yeshua, cuando posará Su pie en el Monte de los Olivos (Zacarías 14:4).


La Fiesta de los Tabernáculos (Sukkot) se celebra desde el día quince del séptimo hasta el día veintiuno del mes de Tishrei. Esta fiesta nos enseña acerca del gozo del reino mesiánico, conocido en hebreo como el Athid Lavo y para los no judíos como el Milenio. Esta fiesta se encuentra en Levítico (Vayikra) 23:33-44.


El día que sigue al veintiuno de Tishrei (el último día de Sukkot) se celebra un día muy especial llamado Shemini Atzeret. Es conocido como el octavo día (Levítico [Vayikra] 23:36) y cae en el día veintidós del mes de Tishrei.


Otra fiesta llamada Simchat Torah se celebra en conjunción con Shemini Atzeret. Simchat significa “regocijarse” en hebreo, por lo que Simchat Torah significa “regocijarse en la Torá”. En los tiempos antiguos, esta fiesta se celebraba el día veintidós de Tishrei, el mismo día que Shemini Atzeret. Pero hoy día se celebra el veintitrés de Tishrei. La celebración Shemini Atzeret y de Simchat Torah se lleva a cabo en 48 horas, pero se considera como “un solo día”. Este es sólo una de dos instancias en el año bíblico en la que un período de 48 horas es considerado como un día largo. El otro es en Rosh HaShanah, que cubre el período del primer y segundo días del mes de Tishrei. Shemini Atzeret y Simchat Torah fueron establecidos por Di-s para enseñarnos como serán las cosas luego de la era mesiánica o el Milenio, cuando el mundo entre en la eternidad.