+

“Solo yo puedo predecir el futuro antes que suceda. Todos mis planes se cumplirán… llamaré a una veloz
ave de rapiña desde el oriente, a un líder de tierras lejanas, para que venga y haga lo que
le ordeno. He dicho lo que haría, y lo cumpliré. Pues estoy listo para rectificar todo…
Estoy listo para salvar a Sión y mostrarle mi gloria a Israel”
Isaías 46: 10-13


…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+

+

Transcribimos completo el devocional del pastor David Wilkerson [May 19, 1931; April 27, 2011] que nos llegó el  15  de marzo de 2013:

+

+

“Yo… los haré prosperar más que en sus comienzos” (Ezequiel 36:11). Esta es la promesa de una gran obra de Dios, más grande que Pentecostés, que se producirá en estos últimos días.


Recuerde sus “inicios” espirituales, cuando fue salvo. Estaba tan feliz y emocionado acerca de Jesús. Ahora, Dios le dice: “¡Yo voy a hacer algo mejor para ti!” Él va a hacer mejores cosas en la iglesia que nunca antes. ¿Mejor que el Mar Rojo? ¿Mejor que Elías haciendo descender fuego del cielo y
deteniendo la lluvia? Sí, Dios tiene algo mejor.


Se preguntarán “¿Qué podría ser mejor?”. “Nuestra misma fe está construida sobre estos grandes ejemplos”. Queridos hermanos, vamos a ver la más completa revelación de Jesucristo en la historia de la humanidad. Y aquí está la grandeza de tal milagro: Dios va a tomar a la generación más sucia y más perversa de todos los tiempos; la generación más dura de corazón en toda la historia y va a limpiarlos, les dará corazones llenos de amor y los convertirá en un santo rebaño.


“Yo multiplicaré los hombres como un rebaño. Cuando el santo rebaño…” (Ezequiel 36:37-38). Dios va a salvar un “rebaño”, una gran multitud de hombres y mujeres. Vamos a ver pecadores de todos los ámbitos de la vida siendo salvos: Judíos, musulmanes, ricos, pobres, asesinos, gente de todos los orígenes.


Usted dice: “Eso no es una cosa nueva. Pecadores malvados siempre han sido limpiados por Cristo. Dios ha estado haciendo eso desde la cruz”. Es cierto, pero recuerde, el pecado está en aumento; la maldad está creciendo y es cada vez peor, y cuando el pecado abunda, la gracia de Dios abunda mucho más.


En el Mar Rojo, el diablo estaba avanzando y amenazando con saltar sobre el pueblo de Dios. La diferencia hoy es que él ya ha prevalecido contra la iglesia apóstata, capturando y esclavizando a millones de personas: ” gente de otras naciones se los han tragado… se han convertido en posesión del resto de las naciones… han sido objeto de burla y de insultos por parte de la gente.” (Ezequiel 36:3).


Pero ahora, Dios se va a mover  por esta razón: “Porque el enemigo ha dicho contra vosotros: ¡Ajá, ahora las alturas antiguas nos pertenecen!” (versículo 2). Satanás y su multitud se burló y se rio, diciendo: “¡Hemos destruido la obra de Cristo en la tierra!” Pero Dios dice: “Por causa de mi nombre, voy a hacer una poderosa liberación”.


Usted necesitará fe para entender este milagro, porque esto sucederá en el tiempo más necesitado y más crítico en la historia de la Iglesia. Dios hará que su rebaño camine en justicia. Él traerá tal convicción que los creyentes que literalmente detestarán sus pecados pasados. “Multiplicaré en ustedes el número de hombres… y se multiplicarán y serán fecundos… y los haré aun más prósperos que antes” (Ezequiel 36:10-11).

+

+

Read this devotion online: http://www.worldchallenge.org/es/node/22084?src=devo-email

+