+

“Solo yo puedo predecir el futuro antes que suceda. Todos mis planes se cumplirán… llamaré a una veloz
ave de rapiña desde el oriente, a un líder de tierras lejanas, para que venga y haga lo que
le ordeno. He dicho lo que haría, y lo cumpliré. Pues estoy listo para rectificar todo…
Estoy listo para salvar a Sión y mostrarle mi gloria a Israel”
Isaías 46: 10-13


…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+

+

+

Colaboración de
Juan José Fernández Granados

Ministerio Luz a las naciones

+

+

+

+

En el monte Sinaí:

+

+

En el Monte Sión:

+

+

+

Comentario de Hechos 2:1-4:

+

+

En el primer Shavuot del Nuevo Pacto se produjo el comienzo del derramamiento del Espíritu Santo sobre toda carne prometido por Joel:


“Y sucederá que después de esto, derramaré mi Espíritu sobre toda carne; y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán, vuestros ancianos soñarán sueños, vuestros jóvenes verán visiones. Y aun sobre los siervos y las siervas derramaré mi Espíritu en esos días.”

Joel 2:28 y 29


El apostol Pedro lo confirma con sus propias palabras:


“Entonces Pedro,  poniéndose en pie con los once,  alzó la voz y les habló diciendo: Varones judíos,  y todos los que habitáis en Jerusalén, esto os sea notorio, y oíd mis palabras. Porque éstos no están ebrios,  como vosotros suponéis, puesto que es la hora tercera del día. Mas esto es lo dicho por el profeta Joel:


Y en los postreros días, dice Dios,
Derramaré de mi Espíritu sobre toda carne,
Y vuestros hijos y vuestras hijas profetizarán;
Vuestros jóvenes verán visiones,
Y vuestros ancianos soñarán sueños;
Y de cierto sobre mis siervos y sobre mis siervas en aquellos días.”
Hechos 2:14-18


A partir de este Shavuot que fue la culminación (Atséret) del Nuevo Pacto iniciado en Pesaj, el Espítiu Santo NO sería solamente dado a los reyes, sacerdote y profetas (estos eran los ungidos de Dios en el Tanaj), a partir de ahora, TODOS podemos recibir el poder del Espíritu Santo, es decir, al unción derramada de Dios. Poder ¿para qué? . . . Para ser testigos de Yeshua, para proclamar lo que hemos oído, visto y experimentado de Yeshua . . .


“recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.”

Hechos 1:8


“He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto.”

Lucas 24:49


Ahora el Espíritu Santo nos ayuda a llevar a cabo la Palabra y la Voluntad de Dios, el Espíritu Santo nos capacita para poder llevar el mensaje de Yeshua a todas las naciones, la entrega de la Torá (Matán Torá) marcó al Pueblo de Dios, pero también el derramamiento del Espíritu Santo ha marcado a Su Pueblo, gracias a Matán Ruaj podemos experimentar la presencia, el poder y la vida de Dios fluyendo en nuestro interior.


“El que cree en mí, como ha dicho la Escritura: “De lo más profundo de su ser brotarán ríos de agua viva.” Pero Él decía esto del Espíritu, que los que habían creído en El habían de recibir; porque el Espíritu no había sido dado todavía, pues Yeshua aún no había sido glorificado.”

Juan 7:38 y 39


Hombres débiles y cobardes se convirtieron en hombres poderosos y valientes gracias al Espíritu Santo . . . hombres que caminan en una nueva dinámica de fe y en una nueva dimensión espiritual…

+

+

Tomado del CAPITULO 13

de los talleres de la ESCUELA EMUNAT YISRAEL

que dirige el autor

+

+