“Por lo tanto, ¡alégrense, oh cielos!
¡Y alégrense, ustedes, los que viven en los cielos
Pero el terror vendrá sobre la tierra y el mar…“
Apocalípsis 12, 12

ir a página principal

…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+

+

+

Publicamos íntegro un texto tomado de la Red:

+

+

+

“tiempo vendrá para juntar
a todas las naciones y lenguas:
vendrán y verán mi gloria”.
Isaías 66:18

+

+

+

“Ahora podemos vivir en un mundo de paz y justicia. Entre el año 2006 y el 2012 de la antigua era se hicieron realidad todas las visiones catastróficas de Hollywood. Terremotos, maremotos, incendios y grandes señales en el cielo destruyeron el mundo de entonces, especialmente a los EEUU, la gran potencia mundial de entonces.  Después el mundo pasó por un periodo en donde el hambre, las plagas, el caos y la guerra generalizada llevaron a la instalación de una dictadura mundial despiadada.


Esta dictadura persiguió a los cristianos y avanzó sobre Israel con apoyo de la opinión mundial, a la que se le había convencido que ellos eran  los culpables del caos. Fue algo parecido a la época de Nerón, el emperador del muy antiguo Imperio Romano en el inicio de la expansión de la fe cristiana.  Entonces paso algo extraordinario: cuando todo parecía perdido el León de Judá rompió los cielos y defendió a Jerusalem destruyendo al Dictador y a las naciones que lo acompañaron.


Los cristianos que habíamos sido martirizados por nuestro testimonio durante el corto periodo de su terrible dictadura, en vez de apostatar de nuestra fe en el Mesías de Israel, volvimos a la vida y así se dio inicio a  una nueva etapa de la historia de la humanidad, la ultima.  Ahora vivimos en un REINO mundial con capital en una Jerusalem restaurada y magnifica. El mundo esta  en paz, la muerte  y la enfermedad no existen mas, Dios mora con nosotros y disfrutamos de sus beneficios”.

+

+

Ya pasó el año 2012, pero la visión vale.

El texto lo archivamos hace algunos años

e infelizmente no anotamos el autor

+

+

+