+

“Pon tu esperanza en el Señor y marcha con paso firme por su camino. Él te honrará al darte la tierra…
He visto a gente malvada y despiadada florecer como árboles en tierra fértil. Pero cuando volví
a mirar, ¡habían desaparecido… no pude encontrarlos! El Señor rescata a los justos;
él es su fortaleza en tiempos de dificultad… Él salva a los justos,
y ellos encuentran refugio en él”
Salmo 37, 34-40


…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+

+

«Tu trono… permanece por siempre y para siempre. Tú gobiernas
con un cetro de justicia. Amas la justicia y odias la maldad.
Por eso… tu Dios te ha ungido derramando el aceite
de alegría sobre ti más que sobre cualquier otro»
Hebreos 1, 8

+

+

“…entonces el Señor tu Dios te devolverá tu bienestar. Tendrá misericordia
de ti y te volverá  a reunir de entre todas las naciones por donde te
dispersó. Aunque estés desterrado en los extremos de la tierra,
el Señor tu Dios te traerá de allí y te reunirá nuevamente.
El Señor tu Dios te hará  volver a la tierra que
perteneció a tus antepasados, y será
tuya de nuevo”
Deuteronomio 30: 3-5

+

+

«Tu trono… permanece por siempre y para siempre. Tú gobiernas
con un cetro de justicia. Amas la justicia y odias la maldad.
Por eso… tu Dios te ha ungido derramando el aceite
de alegría sobre ti más que sobre cualquier otro»
Hebreos 1, 8

+

+

»Con amor eterno te he amado… te prolongué mi misericordia…
serás reedificada, virgen de Israel. De nuevo serás adornada
con tus panderos y saldrás en alegres danzas. Volverás a
plantar viñas…y disfrutarán de ellas, porque habrá día
en que clamarán los guardas… ‘¡Levantaos y subamos
a Sión, a Jehová, nuestro Dios!’»
Jeremías 31: 3-6

+

+

“Y ahora, amados hermanos, queremos que sepan lo que sucederá con los creyentes
que han muerto, para que no se entristezcan como los que no tienen esperanza.
Pues, ya que creemos que Jesús murió y resucitó, también creemos que cuando
Jesús vuelva, Dios traerá junto con él a los creyentes que hayan muerto”
1 tesalonicenses 4: 13-14

+

+

“¡Que la gloria del Señor continúe para siempre!¡El Señor se deleita
en todo lo que ha creado!… Cantaré al Señor mientras viva… Que
todos mis pensamientos le agraden… que dejen de existir para
siempre los perversos. Que todo lo que soy alabe al Señor”
Salmo 104, 31-35

+

+

»Miren a mi siervo, al que yo fortalezco; él es mi elegido… He puesto
mi Espíritu sobre él; él hará justicia a las naciones… No vacilará
ni se desalentará hasta que prevalezca la justicia en toda la
tierra. Aun las tierras lejanas más allá del mar
esperarán sus instrucciones»
Isaías 42: 1-4

+

+

“La voz del Señor retuerce los fuertes robles y desnuda los bosques.
En su templo todos gritan: «¡Gloria!». El Señor gobierna las
aguas de la inundación; el Señor gobierna como rey
para siempre… da fuerza a su pueblo…
lo bendice con paz”
Salmo 29, 9-11

+

+

“Alábenlo el cielo y la tierra, los mares y todo lo que en ellos se mueve.
Pues Dios salvará a Sión y reconstruirá las ciudades de Judá. Su pueblo
vivirá allí y se establecerá en su propia tierra. Los descendientes
de quienes lo obedecen heredarán la tierra, y los que lo aman
vivirán allí seguros”
Salmos 69, 34-36

`+

+

“En aquel día el Señor su Dios rescatará a su pueblo, así como un pastor
rescata a sus ovejas. Brillarán en la tierra del Señor como joyas en
una corona. ¡Qué espléndidos y hermosos serán! Los jóvenes
florecerán con la abundancia de grano y las jóvenes
con el vino nuevo”
Zacarías 9: 16-17

+

+

“En los días venideros —dice el Señor—,el pueblo de Israel volverá
a su hogar junto con el pueblo de Judá. Llegarán llorando en
busca del Señor su Dios. Preguntarán por el camino a Sion
y emprenderán el regreso a su hogar. Se aferrarán al
Señor con un pacto eterno que nunca se olvidará”
Jeremías 50, 4-5

+

+

»Miren a mi siervo, al que yo fortalezco; él es mi elegido… He puesto
mi Espíritu sobre él; él hará justicia a las naciones… No vacilará
ni se desalentará hasta que prevalezca la justicia en toda la
tierra. Aun las tierras lejanas más allá del mar
esperarán sus instrucciones»
Isaías 42: 1-4

+

+

“Dios recibe honra en Judá; su nombre es grande en Israel. Jerusalén es el lugar
donde habita; el monte Sión es su hogar. Allí quebró las flechas encendidas
del enemigo, los escudos, las espadas y las armas de guerra”
Salmo 76, 1-3

+

+

“Entonces, hermanos, puesto que tenemos confianza para entrar al Lugar Santísimo por
la sangre de Jesús, por un camino nuevo y vivo que El inauguró.. y puesto que
tenemos un gran sacerdote sobre la casa de Dios, acerquémonos con corazón
sincero… teniendo nuestro corazón purificado de mala conciencia”
Hebreos 10: 19-22

+

+

“… guió a su propio pueblo como a un rebaño de ovejas,los condujo a salvo a través del
desierto. Los protegió para que no tuvieran temor… Los llevó a la frontera de la
tierra santa… A su paso expulsó a las naciones de esa tierra, la cual repartió
por sorteo a su pueblo como herencia y estableció a las tribus de Israel
en sus hogares”
Salmo 78, 52-55

+

+

“Lo que les digo, amados hermanos, es que nuestros cuerpos físicos no pueden heredar
el reino de Dios. Estos cuerpos que mueren no pueden heredar lo que durará para
siempre… Pues nuestros cuerpos mortales tienen que ser transformados en
cuerpos que nunca morirán… en cuerpos inmortales”
1 Corintios 15, 50-53

+

+

“Jesús le gritó a la multitud: «Si confían en mí, no confían solo en mí,
sino también en Dios, quien me envió. Pues, cuando me ven a mí, están
viendo al que me envió… Yo no hablo con autoridad propia; el Padre…
me ha ordenado qué decir y cómo decirlo. Y sé que sus mandatos llevan
a la vida eterna… digo todo lo que el Padre me indica que diga”
Juan 12, 44-50

+

+

“cuando se cumplió el tiempo establecido, Dios envió a su Hijo, nacido
de una mujer y sujeto a la ley… para que comprara la libertad de
los que éramos esclavos de la ley, a fin de poder adoptarnos
como sus propios hijos… y como eres su hijo… te ha
hecho su heredero”
Gálatas 4: 4-7

+

+

“¿Y qué se responderá a los mensajeros de las naciones?
Que YaHWéH fundó a Sión y que a ella se
acogerán los afligidos de su pueblo”
Isaías 14: 31-32

+

+

»Miren a mi siervo, al que yo fortalezco; él es mi elegido… He puesto
mi Espíritu sobre él; él hará justicia a las naciones… No vacilará
ni se desalentará hasta que prevalezca la justicia en toda la
tierra. Aun las tierras lejanas más allá del mar
esperarán sus instrucciones»
Isaías 42: 1-4

+

+

»Alégrense con él, oh cielos, y que lo adoren todos los ángeles de Dios.
…Pues él vengará la sangre de sus siervos… Dará su merecido a
los que lo odian y limpiará la tierra para su pueblo»
Deuteronomio 32: 43

+

+

«¡Oh Señor, nadie sino tú puede ayudar al débil contra el poderoso! Ayúdanos…
porque solo en ti confiamos. Es en tu nombre que hemos salido contra esta
inmensa multitud. ¡Oh Señor, tú eres nuestro Dios; no dejes que simples
hombres prevalezcan contra ti!»
2 Crónicas 14: 11

+

+

“La multitud escuchaba todo lo que Jesús decía, y como ya se acercaba a Jerusalén,
les contó una historia para corregir la idea de que el reino de Dios comenzaría
de inmediato. …a los que usan bien lo que se les da, se les dará aún más;
pero a los que no hacen nada se les quitará aun lo poco que tienen. En
cuanto a esos enemigos míos que no querían que yo fuera su rey,
tráiganlos y ejecútenlos aquí mismo en mi presencia”
Lucas 19, 11-27

+

+

»En esos tiempos oscuros no se podía viajar con seguridad y los problemas perturbaban
a los habitantes de todos los países. Nación luchaba contra nación, ciudad contra
ciudad, porque Dios las afligía con todo tipo de dificultades; pero en cuanto
a ustedes, sean fuertes y valientes porque su trabajo será recompensado»
2 Crónicas 15, 5-6

+

+

“¡Escúcheme… ¡El Señor permanecerá con ustedes mientras ustedes permanezcan con él!
Cada vez que lo busquen, lo encontrarán; pero si lo abandonan, él los abandonará…
Por mucho tiempo los israelitas estuvieron sin el verdadero Dios, sin sacerdote…
y sin la ley… pero cada vez que estaban en dificultades y se volvían
al Señor, Dios de Israel, y lo buscaban, lo encontraban”
2 Crónicas 15, 2-4

+

+

»Sin embargo, para ustedes que temen mi nombre, se levantará el Sol de Justicia con
sanidad en sus alas. Saldrán libres, saltando de alegría como becerros sueltos en
medio de los pastos. El día en que yo actúe, ustedes pisotearán a los perversos
como si fueran polvo debajo de sus pies»
Malaquías 4, 2-3

+

+

“Amados hermanos, cuando tengan que enfrentar cualquier tipo de problemas, considérenlo
como un tiempo para alegrarse…  porque ustedes saben que, siempre que se pone a
prueba la fe, la constancia tiene una oportunidad para desarrollarse… una vez
que su constancia se haya desarrollado plenamente, serán perfectos
y completos, y no les faltará nada”
Santiago 1: 2-4

+

+

“Entonces, si el sacerdocio de Leví —sobre el cual se basó la ley— hubiera podido lograr
la perfección que Dios propuso, ¿por qué fue necesario que Dios estableciera
un sacerdocio diferente, con un sacerdote según el orden de Melquisedec
en lugar del orden de Leví y Aarón?”
Hebreos 7: 11

+

+

“Todavía sigue vigente la promesa que hizo Dios de entrar en su descanso; por lo tanto,
debemos temblar de miedo ante la idea de que alguno de ustedes no llegue a alcanzarlo.
Pues esta buena noticia —del descanso que Dios ha preparado— se nos ha anunciado
tanto a ellos como a nosotros, pero a ellos no les sirvió de nada porque no
tuvieron la fe de los que escucharon a Dios. Pues solo los que
creemos podemos entrar en su descanso”
Hebreos 4, 1-3

+

+

“¡Bienaventurado el hombre que tiene en ti sus fuerzas, en cuyo corazón
están tus caminos! Atravesando el valle de lágrimas, lo cambian
en fuente… Irán de poder en poder; verán a Dios en Sión”
Salmo 84: 5-7

+

+
“y para eso tenía que hacerse igual en todo a sus hermanos, para llegar a ser
un Sumo Sacerdote fiel y compasivo en su servicio a Dios, y para obtener
el perdón de los pecados de los hombres por medio del sacrificio”
Hebreos 2:17

+

+


“Jesús le gritó a la multitud: «Si confían en mí, no confían solo en mí,
sino también en Dios, quien me envió. Pues, cuando me ven a mí, están
viendo al que me envió… Yo no hablo con autoridad propia; el Padre…
me ha ordenado qué decir y cómo decirlo. Y sé que sus mandatos llevan
a la vida eterna… digo todo lo que el Padre me indica que diga”
Juan 12, 44-50