+

“Oyendo ellos estas cosas, prosiguió Jesús y dijo una parábola, por cuanto estaba cerca de Jerusalén
y ellos pensaban que el reino de Dios se manifestaría inmediatamente… “Pues yo os digo que
a todo el que tiene, se le dará; pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará”
Lucas 19, 11, 26


…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

*

+

+


+

+

*


La Palabra contiene afirmaciones difíciles de entender a partir de los parámetros de hoy. Por ejemplo en Isaías 60:5 se afirma que el retorno de los redimidos a Sión –lo que hemos llamado el Éxodo Mayor de ISRAEL- estará acompañado de la riqueza de las naciones:


“Tú, al verlos, estarás radiante de alegría,
tu corazón se llenará de gozo;
te traerán los tesoros
de los países del mar,
te entregarán las riquezas de las naciones.
Isaías 60:5


Y mas adelante lo confirma:


“para traer tus hijos de lejos,
su plata y su oro con ellos”
Isaías 60:9


Sin embargo esto tiene un precedente y por eso no debiera asombrarnos: en el primer éxodo también los israelitas salieron llevando la riqueza de Egipto (figura del mundo):


“Los sacó con plata y oro
y no hubo en sus tribus enfermo”.
Salmo 105:37


Dice también Éxodo 12:36:


“YaHWéH hizo que el pueblo se ganara
el favor de los egipcios,
y estos les dieron cuanto pedían.
Así despojaron a los egipcios”.


De modo que el Éxodo Mayor de ISRAEL, de algún modo, estará acompañado de la riqueza de las naciones –no sabemos exactamente los detalles de como esto será, naturalmente- .


-=-


Pero además de esto, habrá una especie de contribución por contribución por “vasallaje”. ¿No es nuestro Señor Rey de reyes y Señor de señores? ¿No se presta vasallaje al Rey? Eso es lo que parece indicar, ya en el Estado Eterno, Apocalipsis 21:24:


“Las naciones que hayan sido salvas
andarán a la luz de ella
y los reyes de la tierra traerán
su gloria y su honor a ella”


En donde algunas traducciones sustituyen “gloria y honor” por “riquezas”. Esta es la herencia universal que recibirá el remanente salvo de la descendencia de Abraham. Lo que también puede entenderse como un tributo al Templo universal:


“Vosotros seréis llamados
sacerdotes de YaHWéH…
Comeréis la riqueza de las naciones
Y con su gloria seréis enaltecidos”
Isaías 61:6


Estamos hablando de una nueva edad, con valores muy diferentes a los que hoy nos rigen. Tan diferentes como fueron los valores y cultura del Imperio Romano de los de la llamada “Edad Media” que lo sustituyó -aunque desde Constantino el Imperio había aceptado la fe cristiana y se había ido convirtiendo en otra cosa- y mucho mas que eso ya que son tiempos que ni siquiera podemos imaginar. Pero el hecho es que con las piedras de los caminos romanos, que era el orgullo y la columna vertebral del poder imperial, se construyeron templos y monasterios dedicados a un Dios que nada tenia que ver con el panteón greco-romano.


A este cambio radical entre los valores actuales y los venideros llama la Escritura “nuevos cielos y nueva tierra”. Y en otros lados se habla de que fuimos trasladados de un reino de tinieblas a otro de Luz Admirable. Esta es la abismal diferencia -la misma que existe entre las tinieblas y la Luz- que debemos tener presente vivamente  cuando nos asomamos por fe al mundo venidero/athid lavo.


Con esto en mente y espíritu es que debemos entender por ejemplo esta dura afirmación:

+
“¡Levántate y trilla, hija de Sión!
Porque haré tu cuerno como de hierro,
…desmenuzarás a muchos pueblos
y consagrarás… su botín, y sus riquezas,
al Señor de toda la tierra”
Miqueas 4:13

+

O esta:

+

“Mamarás la leche de las naciones,
el pecho de los reyes mamarás;
y sabrás que yo, YaHWéH, soy tu Salvador,
tu Redentor, el Fuerte de Jacob”.
Porque te extenderás.
Isaías 60:16


Y también esto:


“Porque se acordó de su santa palabra
dada a Abraham su siervo,
y sacó a su pueblo con alegría,

También les dio las tierras de las naciones,
y poseyeron el fruto del trabajo de los pueblos
(guau
)
a fin de que guardaran sus estatutos,
observaran sus leyes. ¡Aleluya!”
(Salmo 105:42-45)


Es que si elevamos nuestro entendimiento veremos que Dios/Elohim -es decir el Hijo que posee la plenitud de la deidad-  es Quien morara con nosotros. No estamos hablando de gobiernos humanos ni de nada similar a lo que hoy existe: el Creador de cielos y tierra es Quien estará visiblemente en Su Templo, en una nueva Jerusalem, ejerciendo las funciones de Rey del Mundo:


“Tú eres mi hijo; yo te he engendrado hoy.
Pídeme que te dé las naciones como herencia
y hasta el último rincón del mundo en propiedad,
y yo te los daré”.


y la tierra estará cubierta y embebida del conocimiento de la Gloria del Altísimo ¿podemos imaginarlo?.


-=-


Todas las naciones de la tierra serán bendecidas en la Simiente de Abraham (Gálatas 3:16) ¡que las recibirá como herencia de parte del Padre!. ¡Y estarán gozosas!:


“Acontecerá en aquel tiempo
que la raíz de Isaí,
la cual estará puesta
por pendón a los pueblos,
será buscada por las gentes
y su habitación será gloriosa”.
Isaías 11:10

+

Y en el Salmo 47:10:

+

“porque de Dios son los escudos de la tierra.
¡Él es muy enaltecido!”
Salmos 47:10


Y en Isaías 62:2:


“Entonces verán las naciones tu justicia
y todos los reyes tu gloria…”


Y la descendencia de Abraham será un pueblo de reyes y sacerdotes a Su servicio (1 Pedro 2:9). ¿Estas preparado?


+

+