“Por lo tanto, ¡alégrense, oh cielos!
¡Y alégrense, ustedes, los que viven en los cielos
Pero el terror vendrá sobre la tierra y el mar…“
Apocalípsis 12, 12

ir a página principal

…Dios castigará a las naciones que atacaron a Jerusalén. Hará que se llenen de miedo, y que empiecen a pelear entre ellas mismas; ¡aun en vida se les pudrirán la carne, los ojos y la lengua!” Zacarías 14:12

+

++

+

“Y temerán desde el occidente el nombre de Jehová… porque vendrá el enemigo como río, mas el Espíritu…
levantará bandera… Y vendrá el Redentor a Sión, y a los que se volvieren de la iniquidad…
Y este será mi pacto…: El Espíritu… que está sobre ti, y mis palabras…
no faltarán de tu boca, ni de la boca de tus hijos, ni de la boca
de los hijos de tus hijos… desde ahora y para siempre”
Isaías 59: 19-21

+

+

»Miren a mi siervo, al que yo fortalezco; él es mi elegido, quien me complace. He puesto mi Espíritu
sobre él; él hará justicia a las naciones. No gritará, ni levantará su voz en público. No
aplastará a la caña más débil, ni apagará una vela que titila… No vacilará ni se
desalentará hasta que prevalezca la justicia en toda la tierra. Aun las
tierras lejanas más allá del mar esperarán sus instrucciones».
Isaías 42, 1-4

+

+

»El Señor… dice: “Dentro de poco, haré temblar los cielos y la tierra, los océanos y la tierra firme
una vez más. Haré temblar a todas las naciones y traerán los tesoros de todas las naciones
a este templo. Llenaré este lugar de gloria… La plata es mía y el oro es mío…
La futura gloria de este templo será mayor que su pasada gloria…
y en este lugar, traeré paz»
Hageo 2, 6-8

+

+

“Los del Néguev poseerán el monte de Esaú, y los de la Sefelá poseerán Filistea. Los israelitas poseerán
los campos de Efraín y de Samaria, y los de Benjamín poseerán Galaad… Los desterrados de Jerusalén,
que viven en Sefarad, poseerán las ciudades del Néguev, y los libertadores subirán al
monte Sión para gobernar la región montañosa de Esaú. Y el reino será del Señor”
Abdías 1: 19-21

+

+

“Alégrese el cielo y exulte la tierra, resuene el mar y todo lo que hay en él; regocíjese el campo con
todos sus frutos, griten de gozo los árboles del bosque. Griten de gozo delante del Señor,
porque él viene a gobernar la tierra: Él gobernará al mundo con justicia,
y a los pueblos con su verdad”
Salmo 96, 11-13

+

+

“Porque el Señor ama la justicia, y no abandona a sus santos; ellos son preservados para siempre…
Espera en el Señor y guarda su camino, y El te exaltará para que poseas la tierra”
Salmo 37, 28-34

+

+

“Y será aquel varón como escondedero contra el viento, y como refugio contra el turbión; como
arroyos de aguas en tierra de sequedad, como sombra de gran peñasco en tierra calurosa”
Isaías 32:2

+

+

“Haré que Israel y Judá tengan muchos descendientes, y que habiten esta tierra llena de colinas
y montañas. Mis elegidos poseerán la tierra, mis servidores habitarán allí”
Isaías 65:9

+

+

“Y el hecho de que Dios lo considerara justo no fue solo para beneficio de Abraham, sino que quedó escrito
también para nuestro beneficio… nos considerará justos a nosotros también si creemos en él,
quien levantó de los muertos a Jesús nuestro Señor. Él fue entregado a la muerte por
causa de nuestros pecados, y resucitado para hacernos justos…”
Romanos 4, 23-25

+

+

“¡Escuchen! Es la voz de alguien que clama: «¡Abran camino a través del desierto para el Señor!
¡Hagan una carretera derecha a través de la tierra baldía para nuestro Dios!…
Entonces se revelará la gloria del Señor y todas las personas la verán.
¡El Señor ha hablado!”
Isaías 40, 3-5

+

+

“Jesús se acercó y dijo a sus discípulos: –Se me ha dado toda autoridad en el cielo y en la tierra.
Por lo tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones…  Enseñen a los nuevos
discípulos a obedecer… los mandatos que les he dado. Y tengan por seguro esto:
que estoy con ustedes siempre, hasta el fin de los tiempos”
Mateo 28, 18-20

+

+

“Entonces, si el sacerdocio de Leví —sobre el cual se basó la ley— hubiera podido lograr
la perfección que Dios propuso, ¿por qué fue necesario que Dios estableciera
un sacerdocio diferente, con un sacerdote según el orden de
Melquisedec en lugar del orden de Leví y Aarón?”
Hebreos 7: 11

+

+

”Ustedes… montes de Israel, echarán ramas y producirán frutos para mi pueblo Israel, porque ya está por regresar.
Yo estoy preocupado por ustedes, y los voy a proteger… los montes, volverán a ser sembrados
y cultivados… Las ciudades serán repobladas… Sobre ustedes multiplicaré a los hombres
y animales, y ellos serán fecundos y numerosos. Los poblaré como en tiempos pasados,
y los haré prosperar más que antes. Entonces sabrán que yo soy el Señor…”
Ezequiel 36: 8-11

+

+

“Entonces purificaré el lenguaje de todos los pueblos, para que todos juntos puedan adorar al Señor.
Quitaré al orgulloso y al arrogante… no habrá más altivez en mi monte santo. Quedarán
solo los sencillos y los humildes porque son ellos quienes confían
en el nombre del Señor”
Sofonías 3, 9-12

+

+

“No se alabe el sabio en su sabiduría, ni en su valentía se alabe el valiente, ni el rico se alabe en sus riquezas.
Mas alábese en esto el que se hubiere de alabar: en entenderme y conocerme, que yo soy Jehová,
que hago misericordia, juicio, y justicia en la tierra: porque estas cosas quiero”
Jeremias 9, 23-24

+

+

“Aclamad con júbilo al Señor, toda la tierra… venid ante El con cánticos de júbilo. Sabed que El,
el Señor, es Dios; El nos hizo, y no nosotros a nosotros mismos;
pueblo suyo somos y ovejas de su prado”
Salmo 100, 1-3

+

+

“Restauraré tus jueces como al principio, y tus consejeros como eran antes; entonces te llamarán
Ciudad de justicia, Ciudad fiel. Sion será rescatada con juicio, y los convertidos de ella
con justicia. Pero los rebeldes y pecadores a una serán quebrantados, y los que
dejan a Jehová serán consumidos”
Isaías 1, 26-28

+

+

“Acontecerá en lo postrero de los tiempos, que será confirmado el monte de la casa de Jehová como cabeza
de los montes, y será exaltado sobre los collados, y correrán a él todas las naciones.Y vendrán
muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, a la casa del Dios
de Jacob; y nos enseñará sus caminos… Porque de Sion saldrá la ley,
y de Jerusalén la palabra de Jehová”
Isaías 2, 2-3

+

+

“…pídeme y te daré a conocer secretos sorprendentes que no conoces acerca de lo que está por venir… llegará
el día en que sanaré las heridas de Jerusalén y le daré prosperidad y verdadera paz. Restableceré el
bienestar de Judá e Israel y reconstruiré sus ciudades. Los limpiaré de sus pecados contra mí…
¡Entonces esta ciudad me traerá gozo, gloria y honra ante todas las naciones de la tierra!
¡Ellas verán todo el bien que hago a mi pueblo y temblarán de asombro al ver
la paz y prosperidad que le doy!”
Jeremías 33, 3-9

+

+

“en aquel día, el retoño del Señor será hermoso y glorioso. El fruto de la tierra será el orgullo y la gloria
de todos los sobrevivientes de Israel. Los que queden en Sión serán un pueblo santo… El Señor
lavará la inmundicia de la hermosa Sión y limpiará a Jerusalén de sus manchas de sangre
con el aliento abrasador de su ardiente juicio. Entonces el Señor proveerá sombra…
para todos los que se reúnan allí… una cubierta de nubes durante el día y por
la noche, humo y ardiente fuego, que cubrirá la tierra gloriosa”
Isaías 4, 2-5

+

+

“Será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será
libertado tu pueblo, todos los que se hallen inscritos en el libro. Muchos de los que duermen
en el polvo de la tierra serán despertados: unos para vida eterna, otros para
vergüenza y confusión perpetua. Los entendidos resplandecerán…
como las estrellas, a perpetua eternidad”
Daniel 12: 1-3

+

+

“Entonces Jesús les dijo: ¡Oh insensatos y tardos de corazón…¿No era necesario que el Cristo padeciera…
y entrara en su gloria? Y comenzando por Moisés y continuando con todos los profetas, les
explicó lo referente a El en todas las Escrituras… Y levantándose en esa misma hora,
regresaron a Jerusalén, y hallaron reunidos a los once… que decían: Es verdad que
el Señor ha resucitado y se ha aparecido a Simón. Y ellos contaban… cómo le
habían reconocido en el partir del pan”
Lucas 24: 25-32

+

+

“En aquel día… descenderán corrientes de agua de cada monte y colina. La luna será tan resplandeciente como el sol,
y el sol brillará siete veces más, como la luz de siete días… Así será cuando el Señor comience a sanar
a su pueblo y a curar las heridas que le hizo… Él zarandeará a las naciones soberbias…
les pondrá el freno en la boca y las llevará a la ruina. Sin embargo, el
pueblo de Dios entonará una canción de alegría”
Isaías 30, 25-29

+

+

“Los traeré de regreso a la tierra de Israel… de todo lugar donde estén esparcidos. Y les daré pastores conforme
a mi propio corazón, que los guiarán con conocimiento y entendimiento. »”Cuando una vez más la tierra
se llene de gente —dice el SEÑOR—, ya no desearán más ‘los viejos tiempos’… No extrañarán
aquellos días… En aquel día, Jerusalén será conocida como “el Trono del SEÑOR”.
Todas las naciones acudirán a Jerusalén para honrar al SEÑOR”
Jeremias

+

+

“En el futuro, cuando… estés viviendo entre las naciones a las que el Señor tu Dios te haya desterrado…
Si en aquel tiempo, tú y tus hijos regresan al Señor tu Dios… entonces el Señor tu Dios
te devolverá tu bienestar… Aunque estés desterrado en los extremos de la tierra,
el Señor tu Dios te traerá de allí… te hará volver a la tierra que
perteneció a tus antepasados, y será tuya de nuevo”
Deteronomio 30, 1-5

+

+